Mendoza: la poda es la clave para una buena producción de cerezos

Especialistas del INTA Mendoza brindan una serie de pautas para el manejo eficiente de estos frutales, según el tipo de portainjerto. La poda de cerezos es una práctica muy importante en el manejo de estos frutales.

poda de cerezos
Los productores mendocinos saben que con buenas condiciones climáticas se obtiene el desarrollo de frutas con nivel de exportación.

Los cerezos pueden alcanzar hasta 30 metros de altura y sus amplias copas requieren de una tarea de mantenimiento para facilitar la cosecha, por lo que la poda de cerezos es clave. En esta línea, especialistas del INTA Mendoza comparten una serie de recomendaciones para su poda, y lo difundieron en una entrevista realizada por Pampero.

En ese sentido, Eduardo Tersoglio –especialista del INTA Mendoza–, sabe que es importante asegurar que la planta tenga una buena labor de poda de cerezos para aumentar su rendimiento y que el fruto tenga mejor calidad.

Es que, según el técnico, “lograr un buen tamaño de la cereza es importante para los mercados de exportación”. A su vez, destacó el rol que cumple la formación de rebrotes de raíz o sierpes, lo que dificulta la utilización de herbicidas sistémicos.

Asimismo, explicó que, “además de un buen abono, fertilización y protección contra animales e insectos, la producción de frutales generalmente requiere de una correcta tarea de corte”.

Las recomendaciones

La cereza pertenece a lo que se ha dado en llamar el rubro de las «frutas finas», que agrupa a un conjunto de especies frutales que se caracterizan, principalmente, por su tamaño reducido. Dentro de este grupo, las distintas variedades de cereza se denominan universalmente como «cherries».

Eduardo Tersoglio, especialista del INTA en la provincia de Mendoza, dijo que “lograr un buen tamaño de la cereza es importante para los mercados de exportación”.

En esta línea, recomendó que, según el pie del frutal, “las labores se realicen de forma diferenciada”. Y, en el caso del portainjerto de ciruelo Mariana 2426, logrado por los especialistas, que tiene un filtro compatible vigoroso y semi vigoroso, con la poda se busca favorecer una iluminación adecuada.

También probaron con híbridos de ciruelos por durazneros, lográndose plantas que no desarrollan sierpes, son más precoces y tienen menor crecimiento, pero que requieren de un manejo más específico. “En este tipo de plantas se busca mejor calidad de la fruta y no cantidad”, especificó Tersoglio.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí