Trigo, el peligro de los incendios vuelve a preocupar en esta campaña seca

Se inicia la cosecha de trigo en un clima marcado por temperaturas altas y sequías extremas. Un cóctel tenebroso que ya despertó varios incendios rurales con fuertes pérdidas económicas. ¿Se pueden evitar? ¿Qué ofrecen las aseguradoras?.

incendios
Los Bomberos en la zona núcleo son llamados a combatir los frecuentes incendios rurales en los últimos días. Una mayor área con trigo a punto de ser cosechado, su rastrojo y las altas temperaturas, alertan al sector rural.

El clima, en un concepto amplio, es el principal regulador de las temporadas de ocurrencia de incendios. Para cada región, las condiciones meteorológicas dominantes asociadas a las condiciones fisiológicas de vegetación, determinan qué períodos del año son más favorables que otros para la ocurrencia de estos eventos.

Durante la presente temporada, el área triguera creció en la región agrícola núcleo. Pero también las temperaturas extremas y la sequía, que en épocas de cosecha son una amenaza para la ignición de una combustión. 

Un incendio de cosechadoras, una chispa de un tractor, o tan simple como el descuido humano de un operario, pueden causar una pérdida económico significativa. En este último período, el trabajo de los Bomberos Voluntarios creció notoriamente y la preocupación es cada vez mayor.

Incendio registrado este miércoles en un cultivo de trigo en un campo del partido de Rojas, en el norte de la provincia de Buenos Aires.

Efectos del fuego sobre el suelo

El fuego produce destrucción de materia orgánica (MO). Según el INTA, ésta se destila cuando se alcanzan temperaturas de 200 a 300º C, se carboniza a los 300-400º C y se consume por encima de los 450º C.

Los beneficios que tiene la MO sobre el suelo son innegables. En los incendios. los nutrientes del suelo son transportados y/o volatilizados en función de la temperatura del fuego hacia la atmósfera.

Estudios realizados en quemas controladas mostraron que la temperatura en los primeros centímetros del suelo estaba entre los 50º y los 80º C. Y que esta temperatura era de corta duración con lo cual no se estarían causando daños sobre la microflora y microfauna del suelo.

Sin embargo, resultados obtenidos sobre la microflora del suelo con aplicación de fuegos anuales, muestran que se producen cambios en el número de microorganismos inmediatamente después del fuego, pero luego las poblaciones se recuperan.

Se prevé un clima complicado y predisponente a incendios durante fines de 2021 y principios de 2022.

¿Cómo prevenir los incendios?

-No arrojar colillas, fósforos encendidos ni botellas, estas últimas actúan como una lupa con el sol.

-Aquel que encienda un fogón, deberá hacerlo sólo en zonas permitidas para tal fin, lejos de árboles hojas secas y pastizales.

-En días secos, calientes y ventosos, se debe extremar los cuidados.

-Atención con el manejo de maquinaria agrícola y herramientas que produzcan calor o chispas.

-Tener siempre una fuente de agua a disposición (tanque australiano).

-En caso de incendio, mientras llegan los bomberos, tener la posibilidad de realizar cortafuego con un tractor y una rastra de disco como método de contención.

Qué ofrecen las aseguradoras como cobertura de incendios

Contratar un buen seguro es fundamental para no perder demasiado dinero ante un siniestro en el campo. Existen aseguradoras que ofrecen coberturas completas, otras protegen los rastrojos, pero la mayoría cubre los incendios de maquinarias y/o cultivo en pie.

Por ejemplo, La Dulce, ofrece una cobertura para incendios sobre cultivo en pie. Es ideal para trigo con las presentes condiciones climáticas. Esta cobertura cubre el 80% de la suma asegurada, con un tope de 35 quintales por hectárea. 

“En caso de incendio en un cultivo de trigo en pie cubrimos el 80% de la suma asegurada. Este 80% no puede superar el tope de 35 quintales por hectárea”, contó a El ABC Rural, Darío Raimundo, jefe de producción de La Dulce Cooperativa de Seguros Ltda.

La indemnización se limita a cubrir los daños registrados sobre el cultivo, no amparando daños sobre maquinarias, instalaciones u otros bienes materiales.

Incendios de maquinarias

El incendio de cosechadoras es ocasionado normalmente por chispas del motor, el recalentamiento de este u otras partes de la máquina que toman contacto con la vegetación seca o granza que se acumulan en el ambiente que rodea la cosechadora, especialmente en la zona del motor.

Cosechar en épocas de elevadas temperaturas y baja humedad como la actual, incrementa el riesgo de un incendio en el equipo. Además, otros factores climáticos, como el viento, pueden hacer que el incendio se propague a campos linderos.

En ese sentido, Cooperación Seguros, ofrece una cobertura ideada para proteger la cosechadora, y además cubre hasta $ 10.000.000 de las pérdidas ocasionadas por la extensión del incendio en un campo de terceros.

Contar con una cobertura para la maquinaria agrícola permitirá no solo proteger tu patrimonio contra incendios, sino que además puede contemplar la responsabilidad civil a terceros, amparando de esta manera el daño que esa máquina puede generar en caso de incendio al campo de un vecino.

El ABC Rural