Trigo: de 600 mil a 1,7 millones de hectáreas

Entre la campaña 2010/11 y la 2015/16 la superficie con trigo apenas despegaba de las 600 mil ha. De ahí en más creció ininterrumpidamente, y en este ciclo deja su mayor hito en la historia de la región, con 1,7 M ha sembradas, dice un reciente informe del GEA de la BCR.

En el ciclo 2019/20 el trigo dejará su mayor hito en la historia de la región, con 1,7 M ha sembradas. Foto: La Paloma Cereales

De acuerdo al último informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en este ciclo 2019/20 el trigo deja su mayor hito en la historia de la región, con 1,7 M ha sembradas.

“Es un gran año para el trigo. Si se mira su evolución en esta última década, los números de área sembrada son por demás de elocuentes. Luego de pasar seis años condicionado, desde el ciclo 2016/17 fue creciendo sin interrupciones hasta casi triplicar el área que se sembró en los primeros 6 años de esta década”, destacó el informe.

La campaña tiene todo para trasformar al cisne triguero en un nuevo récord productivo.

De ocupar un pequeño lugar marginal, el trigo pasó a establecerse hoy con un 30 a 40% en las rotaciones. Según GEA, algunos productores de Córdoba dicen que su nuevo objetivo es cultivar un tercio con trigo, un tercio con soja y un tercio con maíz. “El contraste es enorme. En los ciclos agrícolas del 2010 al 2016 era muy común encontrar lotes en las que la soja se hacía sobre soja hasta por 4 ó 5 años seguidos. Por lo pronto quedan muy pocos días para finalizar la siembra. Solo resta un 10% de los lotes del noreste bonaerense por implantar. La siembra de estas 1,7 M de ha trigueras son un broche de oro para la década que se despide, ya que se trata de la siembra más grande de la historia de la región”, agregó.

Más fertilización

Además, ahora al trigo se lo piensa con un potencial productivo muy distinto que hace unos 6 años. “De fertilizarse para obtener 25 ó 30 qq/ha —si es que se lo fertilizaba— hoy se lo fertiliza para obtener 45 a 55 qq/ha, casi el doble. Y la campaña tiene todo para trasformar al cisne triguero en un nuevo récord productivo. No hay limitaciones de agua, las enfermedades se detuvieron, y las calificaciones de los cultivos van de buenas a excelentes. El 42% de los cuadros está macollando, otro 42% le sigue en etapa de foliación y el resto emerge. Por todo ello, se espera una producción que bien puede superar los 6 MTn”, aseguró el trabajo.

Por otro lado, GEA evidenció una lenta recolección de maíz. “Las labores de cosecha se realizan con 2 a 4 puntos extras de humedad respecto a los estándares de comercialización (14,5%) y la secada suma más costos al cultivo. Por esta razón, muchos productores optan esperar a pesar de los riesgos que implican seguir con el cultivo en pie. El avance comprende un 40% del total sembrado en diciembre, cuando el año pasado a esta misma fecha ya se había recolectado el 80% de lo cultivado. Los rendimientos promedian los 78 qq/ha”, describió GEA.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí