TamboDem muestra cómo crecer con un sistema sencillo, atractivo y resiliente

En el noroeste de Buenos Aires se puso en marcha un tambo que demuestra que para producir leche, el sistema de base pastoril puede generar una renta superior a la de los cultivos agrícolas, siempre y cuando existan buenas prácticas.

TamboDem
TamboDem inició sus actividades en febrero del 2016 entre Pehuajó y Carlos Casares, y pertenece a una empresa que tiene otros tambos y que aportó la financiación.

De la mano del experimentado Jock Campbell y un grupo de técnicos entusiastas, desde hace cuatro años está en marcha TamboDem, ubicado en el kilómetro 336,5 de la Ruta Nacional 5, entre las ciudades de Pehuajó y Carlos Casares, en la provincia de Buenos Aires.

Se trata de un tambo comercial que inició sus actividades en febrero de 2016 y pertenece a una empresa que tiene otros tambos y que aportó la financiación necesaria.

Sobre los objetivos del sistema, Campbell explicó que su propósito es “demostrar con las mejores prácticas que el sistema de base pastoril puede generar renta sustentable, superior a la de los cultivos agrícolas”.

“Pero también satisfacer anhelos personales de propietarios y colaboradores y colaborar con la Cuenca Oeste en su diálogo con el sector industrial, abogando para que nuestra competitividad en lo primario sea correspondida con la competitividad de toda la cadena”, indicó.

“El objetivo principal es demostrar uno solo de los sistemas posibles para tambos rentables en el oeste de la provincia de Buenos Aires. Entonces, por ahora, nos interesa profundizar nuestra exploración del sistema pastoril, desechando la idea de instrumentar otro modelo de producción intensiva”, agregó.

Un punto de referencia ineludible

Un relevamiento realizado en 2019 por Ricardo Lara, Belén Lazzarini, y Javier Baudracco, en una treintena de tambos del noroeste de Buenos Aires, concluyó que los tambos de la zona tenían muchas limitantes para crecer.
Promovido por el medio TodoAgro, los responsables de TamboDem explicaron cómo afrontaron cada una de las limitantes puntualizadas en ese relevamiento, brindando así una radiografía de cómo están sus indicadores para diferenciarlos de los demás establecimientos. Las respuestas más importantes fueron las que se indican seguidamente.

-En la zona hay cantidad insuficiente de agua de bebida para el ganado: (1 bebedero cada 19 hectáreas) ¿cómo está TamboDem?

-Se encuentra ubicado sobre 235 has, con 614 VT/promedio año y cuenta con 33 bebederos que se abastecen a través de un sistema presurizado, de manera que disponemos de 1 bebedero cada 7 has.

-Hay cantidad insuficiente de sombras naturales y artificiales (1,8 y 2,9 m² vaca-1, respectivamente) ¿cómo está TamboDem?.

-Al momento de diseñar el tambo, se optó por un corral rectangular techado (sombra artificial, pensando en el calor) de 500 metros cuadrados. Sobre la estructura se montó un sistema de aspersión de agua sin ventilación.

Con respecto a sombra natural, disponemos de dos sectores con buena sombra y aguadas con buena calidad y cantidad. Los montes, nos permiten ofrecer 37 m2 de sombra/vaca, lo cual nos permite su correcta rotación. Sin embargo, se encuentran ubicados en un extremo del campo, lo cual dificulta la vuelta de pastoreo, el suministro de alimentación e incrementa las caminatas diarias.

 

TamboDem

-Hay niveles deficientes de fósforo (9,3 mg kg-1) y sulfatos (9,3 mg kg-1) en el suelo, ¿cómo está este emprendimiento?.

-Al inicio de TamboDem el suelo se encontraba con 6 ppm de fósforo. Los últimos análisis (2018) varían entre 12 y 25 ppm. Es decir, que nos encontramos con valores insuficientes para pasturas con base alfalfa, para la cual la meta es 30 ppm P extractable. En lo que respecta a S-SO24- los valores encontrados al inicio fueron muy bajos: 3 ppm y en el 2018 estábamos entre 5 y 8 ppm.

En base a los datos presentados anteriormente, a la siembra de la pastura aportamos alrededor de 200 kg de fertilizante fosforado así como 200-300 kg de una mezcla de sulfato y carbonato de calcio. A partir del tercer año, las pasturas reciben de 3 a 4 aplicaciones al año de 120 Kg/ha de urea azufrada; asímismo, los verdeos de invierno se fertilizan a la siembra y luego de su primer pastoreo o antes de éste.

-En general, las instalaciones de ordeño son antiguas (promedio 21 años) ¿cómo está TamboDem?

  • TamboDem se ubica sobre una superficie que previamente era utilizada por la agricultura; por consiguiente se arrancó de cero, diseñando y construyendo el tambo, casa, galpones, alambrados y aguadas. Por tal motivo, las instalaciones de ordeño tienen cinco años de antigüedad.

-El almacenamiento y distribución de efluentes en los tambos es por lo general, inadecuado ¿cómo está el tambo en este sentido?

-Contamos con un manejo de efluentes mediante el sistema de tres lagunas, las dos primeras impermeabilizadas con membranas. El agua del lavado de los corrales va a una cámara en la cual una bomba la envía a la primer laguna (anaeróbica de más de tres metros de profundidad) y por rebalse a la segunda (facultativa) y luego a la tercera.
En esta última hay una bomba estiercolera que carga automáticamente el tanque de almacenamiento para el lavado del corral por inundación. Los efluentes sólidos son extraídos cada año y esparcidos en el campo.
tambodem
El pasto, uno de los pilares del sistema

En cuanto a la alimentación es claro que el pastoreo es pieza vital del sistema. La foto productiva de TamboDem del 20 de marzo de 2020 referida al manejo del pasto, indica lo siguiente:

Hectáreas medidas: 111

Stock promedio: 1610 kg MS/ha.

Stock objetivo: 1750 kg MS/ha.

Tasa de crecimiento real: 40 Kg MS/ha/día

Tasa de crecimiento objetivo: 33 Kg MS/ha/día

Rotación proyectada: 44 días – 2,5 Ha/día

Alimentación para la próxima semana: 5 Kg MS/vo/día de pasto + 4 Kg MS/vo/día de balanceado + 3 Kg MS/vo/día Maíz + 4 Kg MS/vo/día Silo de maíz

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí