Syngenta y AGD: potenciadores de la biodiversidad en el agro

De la mano de un convenio que lleva varios años de trabajo, las compañías Syngenta y Aceitera General Deheza (AGD) continúan afianzando el cuidado de la biodiversidad en campos agrícolas, con el objeto de brindar respuestas a las necesidades de la cadena alimenticia para otorgar más y mejores alimentos.

BIODIVERSIDAD
El programa de Paisajes Multifuncionales constituye la creación de áreas no cultivables que generan incremento productivo y cuidado de la biodiversidad en los establecimientos rurales. En la foto, se muestra un cultivo de maíz junto a un refugio natural.

Desde el año 2014, la compañía Syngenta, junto con el Conicet, promociona los “paisajes multifuncionales”, que se multiplican año tras año en campos de productores y empresas agroindustriales que apuestan al desafío de producir alimentos protegiendo la biodiversidad en sus campos.

Una de las firmas más importantes en materia de producción agropecuaria es la compañía Aceitera General Deheza (AGD), quien en su establecimiento agrícola ubicado a unos 20 kilómetros de la localidad cordobesa de La Carlota, produce con éxito aportando a la biodiversidad.

Los paisajes agrícolas a menudo carecen de la diversidad y abundancia de las flores que necesitan los polinizadores.

De ahí surge la importancia de preservar y promover un espacio donde la biodiversidad florezca destinando zonas o franjas en los bordes de los lotes, alambrados, caminos rurales y otras áreas no cultivadas, para el desarrollo de plantas nativas que favorezcan la presencia de polinizadores.

Biodiversidad
En la recorrida es notoria la presencia de diferentes insectos que se refugian en las áreas diversas.

Un Paisaje Multifuncional tiene un valor escénico, estético, ecológico y de recreación -entre otras funciones-, que aportan valor y servicios a la comunidad.

Pero además de esas cualidades, impacta positivamente en los cultivos de producción.

El objetivo de esta estrategia de Syngenta es reducir el impacto de la agricultura intensiva sobre los polinizadores y aumentar la biodiversidad de especies vegetales y animales en las zonas productivas.

El compromiso empresarial

El pasado jueves 14 de noviembre, los investigadores de Syngenta, junto a un grupo de técnicos que desarrollan el proyecto en AGD, exhibieron los avances del proyecto, en el campo de la firma; un establecimiento de 7900 hectáreas que destina una superficie a los paisajes biodiversos, conformado por 18 sitios.

Julio Priotti, Responsable de Producción Zona Centro de AGD, explicó a El ABC Rural, las ventajas agronómicas que tiene el sistema en el establecimiento El Manantial, de acuerdo a su experiencia, luego de la firma del convenio con Syngenta en 2018.

“Debemos mantener y propiciar corredores sustentables como reservas de biodiversidad, con plantas nativas y exóticas, que sirvan de refugio para insectos polinizadores y benéficos para combatir plagas”, explicó Priotti.

Biodiversidad
Julio Priotti, Producción Zona Centro de AGD.

Con este programa de AGD, el ingeniero agrónomo observa que los beneficios de esta decisión sobre todo en el largo plazo: “Debemos tener pisos de producción y tener más compromiso con el medio ambiente, produciendo de forma económicamente rentable sin ser contaminantes”, aseguró el entrevistado.

Por su parte, el profesional de AGD, dijo que estas áreas con presencia de insectos, “son sitios de nidificación”, que contemplan la biología compleja de estos seres vivos.

“En estos lugares conviven varias especies que son un problema de la agricultura, sin embargo, con el manejo que hacemos en el campo, los insectos remplazan el acceso a los cultivos por estos refugios como su habitad principal”, aseguró como una de las principales ventajas.

No obstante, dijo que la supervivencia de insectos que otorga los paisajes multifuncionales ubicados lindantes a los lotes cultivables, “posibilita que estos seres actúen en los cultivos intensivos como polinizadores, incrementando su rendimiento productivo”.

Una diversidad calculable

En tanto, el investigador Leonardo Galetto, biólogo del Conicet, aseguró que “el desplazamiento de la frontera agrícola hizo perder bosques nativos y por ende, el refugio para los insectos”.

En ese marco, y de acuerdo a sus investigaciones, reconoció que la soja “no es un buen albergue”, reconociendo que “hay pocas posibilidades de que la biodiversidad de bichos se mantenga” en este cultivo.

Actualmente Galetto trabaja en el programa lanzado por la multinacional Syngenta, en cooperación con grandes jugadores del agro local como AGD, pero también con productores genuinos que se suman temporada tras temporada.

“Es imprescindible generar refugios o parches de biodiversidad en los predios rurales, ya que esto nos va a permitir regenerar las poblaciones de insectos polinizadores, empezando por las abejas”, indicó el científico.

Si bien el biólogo hace muchos años que estudia la flora, haciendo foco en las ventajas que ofrecen los polinizadores, el programa de Syngenta fue clave para él, debido a que le permite un estudio más minucioso de las especies.

“Estas prácticas se van a imponer, porque la sociedad reclama buenas prácticas agrícolas, más amigables con el medio ambiente, alimentos con menos contaminantes, más nutritivos y sin importar tanto la cantidad como la calidad. Es un camino largo y difícil, pero hay que ser optimistas”, razonó Galleto, explicando que “las bondades que ofrece a los aspectos productivos son muy importantes”.

Programa sustentable

Las abejas incrementan sustancialmente la producción de diferentes alimentos como manzanas, peras y cítricos, entre otros.

Diferentes investigaciones realizadas en el mundo, sumado a ensayos llevados adelante por especialistas del INTA, reafirman las estadísticas globales e indican que más del 70 % de los cultivos, en promedio, depende de la polinización para aumentar los rendimientos.

biodiversidad
Leonardo Galetto Conicet y Guillermo Delgado Syngenta.

En ese sentido, el ingeniero agrónomo Guillermo Delgado, Jefe de custodia de producto Syngenta, explicó que el programa creado por Syngenta tiene como meta “aumentar las poblaciones de polinizadores, permitir hábitat para pequeños mamíferos y aves, reducir la erosión de suelo y ayudar a proteger los recusaos hídricos”.

No obstante, el especialista, enumeró los beneficios que expresa claramente en la producción agropecuaria.

“Mejora el rendimiento, la calidad y la rentabilidad de los cultivos extensivos”, mencionó Delgado y afirmó: “El incremento de la biodiversidad con la constitución de estas áreas no intervenidas determinan que estas prácticas debe ser un insumo más de la agricultura”.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí