Silaje inteligente, la evolución que revolucionó la ganadería

Para disminuir el costo del kilogramo de materia seca, ya sea en silaje de maíz, sorgo o pasturas, debemos pensar en la confección de silaje inteligente. En esta nota, el ingeniero Federico Sánchez habló de recomendaciones y analizó las perspectivas de la actividad.

Silaje inteligente
Es importante conocer el ciclo del híbrido utilizado y tener en cuenta el período de madurez fisiológica respecto al porcentaje de materia seca (MS) que puede acumularse “para no adelantar la fecha de picado de un material que aún le queda tiempo de desarrollo".

El ingeniero agrónomo Federico Sánchez, especialista en maquinaria agrícola y asesor de producto de Claas Argentina, destacó el posicionamiento del silaje inteligente en la producción de carne y leche de nuestro país.

“Así como la Siembra Directa produjo un cambio que potenció a la agricultura argentina, el silaje es la tecnología que revolucionó la producción de carne y leche, debido principalmente a su alta producción y calidad nutricional”, explicó el referente en diálogo con El ABC Rural.

En relación a la actualidad, dijo que el cracker fue una de las evoluciones más notables en la confección de silajes de calidad. “Con ello aprovechamos al máximo el potencial que nos brinda un maíz, que además de ser una fuente de fibra de excelente calidad, nos permite lograr que sea un ingrediente energético insustituible”, sostuvo.

-¿Qué novedades hay en relación a la confección del silaje inteligente?

-Principalmente la evolución que sufrieron las picadoras en los últimos años. Siempre el punto que marcó esa evolución fueron los crackers (quebradores de granos), que con el correr del tiempo mejoraron notablemente.

Luego fuimos buscando crackers mucho más agresivos, con mayor número de dientes, más diámetro y -en los últimos cuatro períodos- incorporando equipos de nueva generación que nos permiten trabajar a niveles más elevado de materia seca y con el grano de maíz totalmente duro.

-¿Cuál es el objetivo de esta tecnología innovadora para sumar calidad a los silajes?

-Fijar el almidón es unos de los principales objetivos. Sabemos que se fija a través del 38% de materia seca, por lo cual, si picamos antes, no vamos a aprovechar todo el potencial que nos puede rendir un lote de maíz.

En años buenos el maíz puede rendir 120 quintales/ha y tenemos que aprovechar esa energía que nos brinda el grano, porque de lo contrario será un costo cuando tengamos que sustituir esa falta de energía con otros granos, incrementando el costo de la dieta.

Silajes inteligentes
ingeniero agrónomo Federico Sánchez, especialista de CLAAS Argentina.

– ¿La telemetría fue otro de los avances que revolucionó al sector?

-No tengo dudas de ello. Sobre todo este último año, la telemetría a través del mapeo de rendimiento fue fundamental. Antes, los lotes que iban a silaje se perdían ese mapa. Pero hace unos años todas las picadoras vienen con mapeador de rendimiento, con sensor de rinde y humedad.

Además hoy lo podemos transmitir directamente a un celular o una computadora, facilitando el trabajo en pandemia. Por eso es que este año fue fundamental contar con esta herramienta.

Tecnología sin envidia global

Según el entrevistado, el nivel de tecnología que se utiliza en la Argentina a la hora de confeccionar un silo es similar al que adoptam otros paises del mundo. “Todas las fábricas de picadoras están concentradas en Europa y Estados Unidos, básicamente. La misma máquina que se utiliza acá es la que se adopta en esas regiones”, dijo el especialista.

Asimismo, reconoció que “hemos evolucionado en cantidad. Es momento de poner el foco en la calidad en busca de incrementar la eficiencia y ajustar el costo directo -más importante y de mayor impacto que tiene la producción de carne y leche- como es la alimentación”.

-¿Cómo calificás el parque de picadoras que existe en nuestro país?

-Es muy bueno. Estamos hablando de un parque de unas 950 máquinas, de las cuales hay unas 700 activas, con una edad promedio de ocho años. Acá el sistema de picado, cuando hablamos del contratista forrajero, es uno de los más tecnificados y capacitados comparado con cualquier otro rubro.

-¿Los contratistas forrajeros invierten en conocimiento y capacitación?          

-No tengas dudas que sí. El 70% de los silajes se realizan con silobolsas, lo que nos brinda una gran eficiencia en la compactación. El 30% restante se desarrolla bajo la modalidad de silos aéreos, donde debemos pisar con tractores pesados y de gran porte que no pueden usarse para otra actividad. Con lo cual, tanto la capacitación, como la inversión es muy grande entre los contratistas forrajeros.

Las recomendaciones para el éxito

Por su relación costo/beneficio, el silaje inteligente de maíz es el forraje más utilizado en el mundo y en Argentina. “Siempre debemos tener en cuenta que la ventana óptima de picado de maíz es entre 32% y 42% de materia seca”, afirma Sánchez, al desplegar las recomendaciones para obtener silajes de calidad.

También destaca que valores inferiores a estos porcentajes pueden derivar en una fermentación butírica y un incremento de los costos, mientras que niveles superiores pueden retrasar o incluso impedir que la fermentación se lleve a cabo con éxito.

El 30% de los silos de nuestro país se desarrolla bajo la modalidad de silos aéreos, utilizando tractores pesados y de gran porte que no pueden usarse para otra actividad.

“El éxito para lograr un silo de calidad, parte desde el día que sembramos el híbrido”, comentó el ingeniero. Son ingredientes que van dentro de una dieta, por lo que la precisión es fundamental.

“El lugar donde se confeccionan las bolsas no es un tema menor, debemos buscar puntos limpios, con piso firme y evitando problemas de anegamiento”, explicó.

-¿Estar presente en el momento del picado es de ayuda?

Sí, debemos estar atentos al momento del picado. Observar qué parámetros tenemos que ajustar: largo de fibra, mayor o menor quebrado de granos, estiramiento de la bolsa, entre otros aspectos. Es el día que definimos toda la alimentación que vamos a utilizar a lo largo del año y es crucial estar presentes y controlar.

-¿El nivel tecnológico de las maquinarias mejora la confección para logar mejores silos?

Exacto. Por supuesto es muy importante. Es un punto que mejoramos muchísimo en la Argentina. Muchas veces hacer un maíz pasado puede ser un punto deseado por el nutricionista, pero a veces es una condición que se da solo por un accidente. Sin embargo, hoy tenemos toda la tecnología disponible para elegir de qué manera necesito el maíz, según las necesidades que tenga.

“El desafío del productor es aprovechar al máximo el silaje”

Más que nunca, en este contexto de alta productividad, el desafío es tomar las decisiones correctas en el momento oportuno. De esta forma se podrán minimizar pérdidas y producir mayor cantidad de kilos de carne y litros de leche con la misma cantidad de kilos de materia seca cosechada por hectárea.

“El productor debe aprovechar al máximo su silaje, haciendo un óptimo trabajo con la extracción del mismo”, destacó el entrevistado. Sánchez, aseguró que muchas veces la confección es excelente pero la extracción no se hace bien.

“Hay que hacer un correcto uso de la pala y empezar a ajustar el nivel en cada establecimiento. Esto posibilitará seguir creciendo y sacar en mayor provecho”, indicó.

Otro de los desafíos que tiene el sector, según el ingeniero agrónomo, es ampliar el nivel de hectáreas de cultivos destinados a silaje inteligente. “La mayoría de estas hectáreas están implantadas con maíz, hay sorgo y también pasturas.

“Tenemos que incrementar el área para que el crecimiento se traslade a la lechería y la producción de carne, con ganancias en costos y eficiencia”, concluyó.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí