Siguen los recortes a las estimaciones para soja y maíz

Sin lluvias importantes en la región pampeana, la soja pierde un 9,2 % de volumen. Para la BCR la nueva proyección es de 45 millones de toneladas (44 millones según la Bolsa de Cereales). El maíz, en tanto, para la BCR se mantiene en 48,5 millones mientras que para la Bolsa porteña, cae a 45 millones.

soja y maíz

La extrema variabilidad del clima hace recordar las condiciones de extrema sequedad en las que terminó la campaña gruesa 2017/18. Febrero y los primeros diez días de marzo no dejaron lluvias importantes a gran parte del área central, en especial el este. Hay pérdidas muy graves de rindes y de superficie sembrada.

“Aún no es posible estimar el piso de producción con la que terminará está campaña de soja de extenderse la falta de agua”, dice el último informe GEA (Guía Estraatégica para el Agro) de la Bolsa de Comercio de Rosario.

“Las imágenes de la anomalía de reserva de agua en el suelo al miércoles 10 de marzo y la de hace más de un mes, son elocuentes y muestran el cambio de escenario y el avance de la desecación”.

La sequía se cobra un 9,2% del volumen de soja estimado hace un mes

Queda detrás la posibilidad de obtener 49 Mt de soja, como se estimó en febrero. El ciclo de la soja volvió a sufrir un revés en las condiciones climáticas y a partir de febrero afrontó condiciones extremadamente secas.

Con suelos que se han quedado sin reservas para la soja de segunda, es éste el cultivo más afectado. Se estima que por la falta de agua se perderán 850.000 ha, que, en gran parte, se trata de cuadros de sojas de segunda.

soja y maíz

Tras el crecimiento del área triguera, la soja de segunda ocupa este año casi 5,3 M ha, o sea el 31% del total de la oleaginosa, de 17,2 M ha. Por eso, la caída de rindes se hace sentir sobre los promedios, sobre todo en la franja este de Argentina ya que en buena parte de la región pampeana se estima que los rindes en soja de segunda podrían testear el rango de 15 a 25 qq/ha. 

Con este nuevo panorama, el rinde nacional promediaría 27,5 qq/ha, 1,7 quintales menos que en el informe anterior. Por lo tanto, la producción de soja se estima en 45 Mt.

Por idénticas razones climáticas, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires también proyecta una caída de producción mayor aún, bajándola a 44 Mt según su último informe.

Mientras tanto, en su último informe, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) mantuvo su estimación anterior de 47,5 Mt, algo que llamó la atención de los operadores que aguardaban un ajuste a la baja.

Maíces tardíos: muy bien en el oeste, pero a la espera de nuevas lluvias

Los números de rinde de las siembras tardías siguen en vilo a la espera de nuevas lluvias y podrían afectar negativamente los guarismos de los rindes provinciales en el este de Argentina.

“Los maíces tardíos transitan etapas críticas, pero, en el oeste de la región Pampeana, dónde tienen mayor participación, cuentan con mejores condiciones ambientales”, dice el informe GEA.  

Por eso la entidad rosarina mantiene sin cambios las cifras para maíz del mes pasado, sosteniendo una estimación de producción de la campaña maicera 2020/21 de 48,5 Mt. El rinde promedio nacional sigue estimándose en 79,6 qq/ha, mientras que la superficie destinada a cosecharse comercialmente se calcula en 6,11M ha.

La Bolsa de Cereales, en tanto, disminuyó la estimación de producción en un millón de toneladas, por lo cual la nueva proyección nacional para la campaña de maíz 2020/21 se ubica en 45 Mt, 6,5 Mt menos que el ciclo previo (campaña 2019/20: 51,5 Mt).

Se recuerda que el último informe del USDA tampoco hizo recortes a las estimaciones de producción de maíz en Argentina, manteniendo su proyección en 48,5 Mt, lo que también –al igual que con la soja- sorprendió al mercado.

El ABC Rural