Saludamos a los Cerealistas en su día

Hoy se conmemora el Día del Cerealista, recordando el primer embarque de trigo realizado el 14 de agosto de 1926.

“Ser Cerealista es sinónimo de confianza, define toda una tradición acuñada y transmitida por generaciones a lo largo de toda la cadena de valor que comienza en el productor”, es una frase emblemática que define el rol del acopiador de granos.

Esa mención viene a cuento porque hoy, 14 de agosto, se conmemora el Día del Cerealista en recuerdo al primer embarque de trigo desde la Argentina hacia el extranjero, realizada el 14 de agosto de 1926.

Es que realmente el acopiador ocupó siempre un rol importante en la cadena productiva de granos, aun cuando ha sufrido enormes modificaciones a través de las décadas, distando mucho las formas que esa actividad tiene hoy en día, si se las compara con aquellos primeros tiempos. Pero siempre el cerealista está presente junto al productor, formando parte de los primeros eslabones de aquella cadena.

Lo cierto es que desde aquellos lejanos años ’20, y durante mucho tiempo, el Día del Cerealista se conmemora procurando la concurrencia de todas las fuerzas productivas en una decidida acción para impulsar la expansión de la producción agrícola y el perfeccionamiento de la industria, y el comercio de los cereales.