Rumbo a la era de las rotaciones

Trigo sobre maíz: una rotación cada vez más amiga en el sudeste cordobés | Agrovoz

Por estos días y promovido por políticas comerciales beneficiosas, se observa un claro cambio en el paisaje de la región, un cambio drástico y alentador, no solo para la presente campaña, sino para las que vienen.

Hace cinco años, en la zafra 2014/15, por cada lote de trigo o maíz se sembraban 4,6 lotes de soja. El año pasado esa relación bajó a 2,1 hectáreas de soja por cada una de gramínea (trigo o maíz).

Por primera vez en más de 10 años, la proporción pasaría a ser para esta campaña 2019/2020 de 1,75:1  por los aumentos que se estiman de trigo y maíz.

La tendencia de subir en un 10% la siembra de maíz temprano respecto al año pasado cada semana es más firme. Si se logra sembrar todo el trigo que se intenciona, la zona núcleo sumaría más de 250 mil hectáreas con gramíneas en este año. Estos datos surgen de un informe publicado durante la primera semana de junio por la Bolsa de Cereales de Rosario y su departamento de investigación.

La importancia de rotar

 Sin dudas, esta información es muy importante y se transforma en una muy buena noticia para la sustentabilidad ambiental y el cuidado del recurso suelo: volver a rotar es la práctica más eficiente para producir en forma sustentable y ponerle trabas a los excesos hídricos.

Aparte de la ventaja que tienen las rotaciones para el manejo del lote, como el control de malezas o evitar el desarrollo de enfermedades entre otras, es una práctica muy favorable para la región en contextos de años lluviosos.

En este sentido, incrementar las hectáreas con trigo y maíz baja el escurrimiento del agua al aumentar la cantidad de rastrojos que queda en el campo. Y como también necesitan más milímetros para su crecimiento, funcionan como bombas de extracción de agua, bajando las napas de la región.

Los especialistas esperan que esta buena noticia se traduzca en buenos rendimientos para que no quede solo evaporada a dos o tres periodos. Lo ventajoso será imponer esta práctica durante décadas para que el escenario traccione hacia una mejor calidad productiva.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí