Raúl Dente de la Federación de Acopiadores dice que el Gobierno espera la cosecha con ansias

Raúl Dente, es una de las personalidades más relevantes a la hora de conocer los mercados agrícolas de la Argentina y la actualidad del productor agropecuario. Es gerente de la Federación de Centros de Acopiadores de Cereales y está a la orden del día cuando se le pregunta por la toma de decisión de los productores a la hora de comercializar su producción.

“Tendremos una cosecha muy buena en término de cantidades, con más de 100 millones de toneladas de maíz y soja”, manifestó el entrevistado quien explicó que con el trigo, la cebada, el girasol, el sorgo y demás cultivos, la cosecha llegará a superar las 130 millones de toneladas para una Argentina que “necesita divisas”.

– ¿Cómo ve el Estado la venta de la cosecha 2019?

– Con los precios de los cereales y oleaginosas, que dependerán del momento en que se comercialice la mercadería, se van a generar fuertes ingresos de riqueza para todos los participantes de la cadena productiva y también para el fisco, que lo está esperando con muchas ansias. No solamente Los estados -nacional y provinciales- no solo van a cobrar los impuestos históricos, sino también la participación de las retenciones por parte de la Nación, que contribuirá a engrosar sus divisas.

– ¿Habrá recursos adicionales para el fisco teniendo en cuenta el retorno de las retenciones?

– Con la vuelta de las retenciones al maíz, trigo y otros productos, cultivo que tenía 0% de pago respecto al derecho de exportación y hoy deben pagarse, el Estado recaudará de forma adicional no solamente el ingreso de divisas por mayor producción, sino también de manera directa al sector público por nuevas retenciones.   

Circunstancias especiales

Las condiciones financieras urgen en nuestro país, pero los responsables del Gobierno saben que hay condiciones muy buenas para revertir parte de la crisis mediante la utilización de recursos provenientes del campo.

“Para una situación fiscal tan apretada como la que vive el país, no es un tema menor que ingresen al fisco casi 1000 millones de dólares por la actual cosecha”, explicó Dente.

–       ¿En cultivos de fina ¿hubo circunstancias que beneficiaron al país?

–       Sí. En el caso del trigo hubo fallas en la cosecha de Rusia y de Australia. Además en otras zonas trigueras las producciones no fueron buenas. Por ello creo que las estrellas se unieron para que la Argentina cuente con un muy buen stock, principalmente por la muy buena producción, que le permitirá compensar la mala cosecha registrada en la campaña anterior.

– ¿Prevé una recuperación del sector agropecuario producto de la buena cosecha?

– Hay situaciones que nos permiten imaginar una recuperación del sector, que sin dudas será lenta pero esperemos sea progresiva. Ya desde los bancos públicos están mencionando que hay más asignación de créditos para el sector privado, principalmente el campo y creo que mucho de esto tiene que ver la muy buena cosecha. Está claro que para reactivar más aún al sector agroindustrial, los bancos deben ofrecer mejores tasas y mayores condiciones que sean beneficios en los productores y no obstáculos.

“Hay aspectos que mejorar” 

El actual gerente de la Federación de Acopiadores de Cereales insiste en que todavía hay escollos que sortear en el país para mejorar aspectos claves como la producción agrícola. “Los derechos de exportación siempre son un escollo para el campo. Y fuera de la chacra tenemos fuertes problemas de logística que encarecen todos los costos de producción”, aseveró el entrevistado.

Si bien el resto del sistema es razonablemente eficiente, creo que estos dos obstáculos cotidianamente nos traen dolores de cabezas. Hoy los precios, los puertos, los márgenes agrícolas, son aspectos que estuvieron muy mal pero que, en la actualidad, atraviesan un buen momento.

-¿El financiamiento al sector público enoja al productor?

– Sí. Aquí hay que englobar todo. Derechos de exportación, tasas municipales, provinciales y nacionales, entre otros impuestos. La suma de las cargas tributarias hace que la ganancia esperada por el productor no sea tal, debido a que estos impuestos se llevan parte de la renta del que trabaja e invierte verdaderamente que es el empresario rural.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here