Producción de soja: el escenario donde Brasil nos gana por goleada

En una década la producción de soja subió apenas 10% en la Argentina, mientras en Brasil más que se duplicó. El dato es del Monitor Agroindustrial elaborado por las cámaras CIARA y CEC. La entidad indica que la Argentina afronta una "década perdida" en materia de actividad sojera.

PRODUCCIÓN DE SOJA
A pesar del estancamiento en producción y procesamiento de soja, , el ingreso de divisas acumulado de la agroexportación en los primeros nueve meses del año alcanzó un nuevo récord de 25.671 millones de dólares.

La producción de soja subió apenas 10% en la última década en la Argentina. En tanto en Brasil se disparó 114%, lo que le permitió aprovechar los altos precios internacionales con ingresos multimillonarios en divisas. Sin dudas en términos futbolísticos, el país vecino nos golea por donde se lo mire.

Según el Monitor Agroindustrial elaborado por las cámaras Ciara y CEC, la Argentina afronta una “década perdida” en materia de actividad sojera. En los últimos 10 años, la producción de soja pasó de 40 a 44 millones de toneladas. Lo que representó un aumento de apenas 4 millones, equivalente al 10%.

En el mismo lapso, la producción sojera de Brasil pasó de 67 a 144 millones de toneladas, con un aumento de 77 millones, equivalente al 114%. En el caso de la molienda de soja, la Argentina mantiene el mismo volumen industrializado que 10 años atrás, señala el reporte.

Fuerte impulso americano

En el mismo período, Estados Unidos aumentó su molienda en 14 millones de toneladas, el 32%, de 45 a 59 millones. Y Brasil la subió en 10 millones, el 28%, de 37 a 48 millones, consigna el informe.

El trabajo señaló que la industria aceitera “sigue procesando soja con márgenes negativos”. “Las condiciones, precios y mercado han ido cambiando, con bajas en harina de soja y fuertes caídas en el aceite”, indicó.

En 10 años la producción sojera de Brasil pasó de 67 a 144 millones de toneladas, un 114% más. En la Argentina pasó de 40 a 44 millones de toneladas, equivalente al 10% más.

Explicó que la “firme demanda de la exportación de poroto marcó el ritmo de la tendencia de los precios en el disponible, con márgenes ligeramente positivos”.

El potencial que no aprovechamos

En este escenario, la “capacidad de uso real de molienda versus la capacidad instalada teórica total, será la segunda menor de la década. Esto llegando al 56%, por debajo del 62% del 2020-21, y el 53%, como menor registro durante 2011-12″.

El ingreso de divisas acumulado de la agroexportación en los primeros nueve meses del año alcanzó un nuevo récord de 25.671 millones de dólares.

Refleja un incremento del 60,6% con relación al mismo período del 2020 y récord absoluto para el mismo período desde comienzos de este siglo. Aunque el potencial sigue siendo mucho mayor si se lo compara con la evolución en Estados Unidos y Brasil. (NA)

El ABC Rural