Novedades en el impuesto a las ganancias y sobre los bienes personales para personas humanas

Por Ricardo A. Fuster (*)

La ley 27.346 (B.O: 27-12-2016), introdujo importantes cambios en el impuesto a las ganancias, al igual que la ley 27.430 (B.O: 29-12-2017) de reforma tributaria. A su vez, la Ley 27.260 (B.O: 22-07-2016) hizo lo propio con el impuesto sobre los bienes personales. El organismo recaudador, reglamentó mediante el dictado de resoluciones generales, muchos aspectos de estas reformas.

El objetivo de esta columna es acercar al lector los puntos más salientes de estas modificaciones, muchas de las cuales, tienen impacto en las próximas liquidaciones.

I-               Cronograma de vencimientos

A partir de junio comienzan a vencer las declaraciones juradas del impuesto a las ganancias y sobre los bienes personales, correspondientes al período fiscal 2017 para las personas humanas, con el cronograma que se detalla en el Cuadro 1. 

II-             Impuesto a las ganancias

Forma de presentación: Al momento de escribir estas líneas está habilitado el servicio WEB de la AFIP, denominado “Ganancias Personas Humanas”, en su versión de prueba hasta el 15 de abril, con algunas limitaciones. Los datos que se carguen van a quedar guardados, no pudiéndose precisar si la versión definitiva que surja del mismo será obligatoria para todos los contribuyentes o solo para aquellos que opten por el mismo.   

Deducciones: Los importes de las principales deducciones para el año 2017, son las siguientes:

·      Ganancia no imponible $ 51.967

·      Cónyuge $ 48.447

·      Hijos $ 24.432

·      Deducción especial $ 51.967

 

De tratarse de empleados en relación de dependencia, jubilaciones o pensiones (1) la deducción especial, se incrementa 3,8 veces.

Solo serán deducibles como carga de familia el cónyuge y los hijos, hijas, hijastros e hijastras menores de 18 años o discapacitados, en ambos casos residentes en el país y que no obtengan ingresos de ningún tipo, o bien que los mismos no superen el mínimo no imponible.

Debemos recordar también que sigue vigente la deducción en concepto de sueldo y cargas sociales del personal doméstico, debidamente registrada en AFIP, con un límite anual equivalente a la ganancia no imponible.

Continuando con las deducciones, podrá deducir el 40% de los alquileres pagados hasta un tope anual equivalente al mínimo no imponible, siempre y cuando la persona no sea propietario de inmueble alguno. La persona que deduce el alquiler tiene que ser quien firma el contrato correspondiente. El alquiler debe estar registrado mediante un contrato y se debe contar con la factura que respalde el pago. A tal efecto, el propietario debe estar registrado en la AFIP y emitir los comprobantes correspondientes.

Por ley, se actualizó la tabla y se reemplazó la anterior que tenía siete tramos, por la actual que consta de nueve. Estos  montos  se ajustarán anualmente por el coeficiente RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables), correspondiente al mes de octubre del año anterior al del ajuste.

Renta financiera

Los intereses originados por los depósitos a plazo fijo efectuados en instituciones sujetas al régimen legal de entidades financieras continúan  exentos para el período fiscal 2017 que estamos analizando.

A partir del período fiscal 2018, con la promulgación de la reforma tributaria establecida por la Ley 27.430, se elimina esta exención, creando un impuesto cedular que grava los rendimientos de las colocaciones de capital del siguiente modo:

a) Depósitos bancarios, títulos públicos, obligaciones negociables, cuotas parte de fondos comunes de inversión, títulos de deuda de fideicomisos financieros y contratos similares, bonos y demás valores en moneda nacional sin cláusula de ajuste: 5%.

b) Depósitos bancarios, títulos públicos, obligaciones negociables, cuotas parte de fondos comunes de inversión, títulos de deuda de fideicomisos financieros y contratos similares, bonos y demás valores en moneda nacional con cláusula de ajuste o en moneda extranjera: 15%.

Dividendos

Para el período fiscal 2017, los dividendos continúan siendo no computables para la liquidación del impuesto.

A partir del período fiscal 2018, cambia su tratamiento fiscal, donde serán considerados ganancia gravada por sus beneficiarios.

Consumo

A la hora de confeccionar las declaraciones juradas debemos prestar especial atención a que en el sitio de la AFIP (nuestra parte), están cargados los gastos, consumos, compras de moneda extranjera, compraventa de bienes registrables y demás datos con que cuenta el organismo verificador  realizados por los contribuyentes, los que serán tenidos en cuenta en eventuales verificaciones.

Recordemos que en el  sistema de liquidación del impuesto, el monto consumido, se obtiene por diferencia, una vez cargados los demás datos, de la siguiente manera:

Patrimonio neto al inicio + Ganancia / Pérdida del ejercicio – Patrimonio neto al cierre =  Monto consumido

En el caso que el monto consumido resultante de esta suma algebraica, sea inferior a los consumos y gastos detectados por el Fisco, la declaración jurada estará sujeta a verificación y a eventuales ajustes.

III-            Bienes personales

Forma de presentación: Las presentaciones se realizarán mediante el servicio WEB de la AFIP “Bienes Personales”

Alicuota del impuesto: La Ley 27.260, introdujo modificaciones en éste impuesto, estableciendo  para el año 2017, la alícuota del 0,5 % sobre el valor total de los bienes sujetos al impuesto sobre el monto que exceda la suma de $ 950.000.

Contribuyentes cumplidores: La misma Ley, estableció un beneficio para aquellos contribuyentes cumplidores, debiendo presentar declaración jurada, pero no ingresar saldo alguno por estar eximidos del impuesto en los 3 períodos fiscales siguientes, esto es, años 2016, 2017 y 2018.

Vigencia: Debemos recordar que el  proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo contenía  entre las modificaciones impositivas que proponía, que el impuesto sobre los bienes personales quedara sin efecto para los períodos fiscales que se inicien a partir de enero de 2019. Durante el trámite legislativo en el Congreso, el proyecto fue modificado y el impuesto no ha sido derogado, por lo que continuará vigente para aquellos que no obtuvieron el beneficio de contribuyentes cumplidores.

(1)  Para los empleados en relación de dependencia,  beneficiarios de jubilaciones y pensiones, hubo otras  modificaciones además de la mencionada, que exceden al presente trabajo.

(*) Contador Público Nacional. E-mail: ricardofuster@live.com.ar

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí