Lluvias de mediados de octubre, con gran impacto positivo en la región agrícola

Gustavo Ferraris del INTA Pergamino, se refirió a la influencia de las recientes precipitaciones sobre el desarrollo de los cultivos de trigo y maíz, y el arranque de la soja en el noroeste bonaerense y sur de Santa Fe.

lluviaS
Las esperadas precipitaciones que llegaron con buen milimetraje a toda la región agrícola desde mediados de octubre, tuvieron un gran impacto positivo, sobre todo en los agobiados cultivos de trigo, que venían soportando alta temperatura con muy poca humedad.

El trascurso del año venia complicado en la región agrícola por la falta de lluvias, que generaron un ambiente de estrés hídrico para los cultivos, sobre todo de trigo.

Pero las esperadas precipitaciones que llegaron con buen milimetraje a toda la región desde mediados de octubre, tuvieron un gran impacto positivo en los agobiados cultivos, que venían soportando alta temperatura con muy poca humedad.

En ese sentido, el ingeniero agrónomo Gustavo Ferraris del INTA Pergamino, Buenos Aires, en diálogo con El ABC Rural, se refirió a la influencia de estas lluvias en el desarrollo de los cultivos de trigo y maíz, y el arranque de la siembra de soja, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires y sur de Santa Fe.

“El trigo estaba en una situación angustiante”

“Estas lluvias son muy necesarias para todos los cultivos, en una campaña agrícola 2020-21 que se viene desarrollando con escasas precipitaciones, y que también se pronostica que así será para lo que resta del año y el que viene”, expresó Ferraris.

Por eso una lluvia tan general y extendida durante toda la semana, es realmente muy buena noticia para todos los cultivos”, apuntó.

En ese sentido, el entrevistado, recordó que el “trigo estaba en una situación angustiante, sobre todo luego de las muy altas temperaturas (más de 35º) que se presentaron el pasado fin de semana, entre el viernes 16 y el domingo 18 de octubre”.

LLUVIAS
El ingeniero agrónomo Gustavo Ferraris del INTA Pergamino, Buenos Aires, evaluando un lote de trigo de la experimental.

Trigo, con expectativa de rendimiento moderada

De todas maneras, el técnico del INTA Pergamino destacó que la humedad descargada permitirá afrontar de buena manera lo que resta del ciclo del cultivo de trigo.

“Llegó justo en el momento de antesis, haciendo que las espigas que se formaron y están en menor número que en un año normal, sean espigas fértiles, con muchos granos por espiguillas”, informó.

“Asimismo, estas lluvias permiten generar reservas en el perfil del suelo para el llenado de granos”, destacó Ferraris.

En consecuencia, consideró que “ahora el nivel de expectativa de rendimiento para el cereal invernal es moderado, ya que hay lotes malos, pero otros están buenos”.

El maíz se desarrollará normalmente

Para el caso del cultivo de maíz de primera, el entrevistado dijo que estas lluvias prolongadas también son muy importantes y cruciales.

“El ciclo había comenzado con muy poca reserva de humedad y gran riesgo. Ahora las lluvias le permitirán al maíz continuar transitando su desarrollo en forma normal”, señaló.

Lluvias
En la zona de Pergamino muchos lotes, ahora con buena humedad, ya están preparados para comenzar con la siembra de soja de primera.

“Se incorporarán muy bien los fertilizantes preemergentes aplicados, y si bien el cereal estival tiene todavía un largo camino por recorrer, y estas reservas no permiten concretar rendimientos, al menos evitan que el cultivo entre en estrés hídrico”, remarcó el técnico del INTA Pergamino.

Sembrar soja con tranquilidad y buenos nacimientos

-¿Cómo impactan en la incipiente campaña de soja?

-También son lluvias importantes que permiten desarrollar las siembras de soja con tranquilidad y buenas condiciones de humedad, y lograr buenos nacimientos en el caso de haberse sembrado antes de las pronosticadas lluvias.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí