Las ventas de maquinaria agrícola podrían paralizarse en el corto plazo

Desde la Cafma advierten que un "combo letal" amenaza al sector. Mientras tanto, aguardan un guiño del Gobierno para destrabar la situación.

MAQUINARIA AGRÍCOLA

Los fabricantes de maquinaria agrícola no escapan al contexto generalizado de incertidumbre que las circunstancias políticas y económicas imponen sobre los diferentes ámbitos productivos en la Argentina.

Según declaró Eduardo Borri, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), ese sector viene afrontando “problemas importantes que afectan la entrega de equipos y, peor aún, podrían llevar a una paralización de ventas”.

“A veces uno viene golpeado por la situación del país y cree que somos los peores del curso, pero el mundo también sufre con la entrega de maquinaria. Hay demoras de cuatro o cinco meses y obviamente en la Argentina se le pone ´chimichurri´ porque de alguna manera la restricción de divisas hace que no podamos pagar, demorando la llegada de insumos que estamos necesitando”, explicó.

Sin precios de referencia

El empresario señaló que la fabricación de maquinaria agrícola integra el doble de componentes locales que la industria automotriz, pero reconoció que “no producimos el 100% de nuestros insumos entonces necesitamos un sano equilibrio entre el agregado de valor local, más la incorporación de ciertas partes que no se producen en Argentina y quizás nunca se produzcan”.

Ahora bien, en un país tan convulsionado, Borri afirmó que también “se han perdido precios de referencias locales”. Y agregó: “ya ni siquiera el acero, que es producido acá, tiene un valor conocido por los fabricantes”.

¿Parálisis de ventas?

En relación a las ventas de los fabricantes de maquinaria agrícola, Borri admitió que “hay una gran preocupación” pero también indicó que hay “seis meses de fabricación por delante y que de alguna manera tenemos un plafón y podemos esperar un mes hasta que la situación aclare”.

maquinaria agrícola
Eduardo BorrI, actual presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma).

De todas maneras, fue contundente: “Yo veo que se van a paralizar las ventas porque no hay precio ni mucha variación; hoy estamos fabricando productos que vendimos hace seis meses atrás y eso es lo más preocupante, porque requerimos a lo mejor de muy pocos elementos para completar la fabricación y entendemos que en una sana relación con el Gobierno se tendría que poder destrabar”.

Y agregó: “Los fabricantes que recibimos pesos en el pasado lo que hicimos fue convertirlos en materia prima para producir esas ventas que se venían hacia adelante por una cuestión de asegurar valor de lo que se estaba vendiendo. Ahora, no hemos comprado el 100% de los elementos y faltan algunas cosas, entonces creemos que diciendo exactamente qué necesitamos el Gobierno tendría que poder acceder rápidamente”.

Paradoja: los patentamientos aumentaron en julio 

Como contracara, esta semana se conoció el reporte de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) indicando que los patentamientos de maquinaria agrícola alcanzaron en julio a 780 unidades, con un incremento del 11,6% respecto del mismo mes del año pasado y del 0,8% en la comparación mensual.

La División de Maquinaria Agrícola de la entidad precisó también que en el acumulado de los primeros siete meses hubo 4.575 unidades patentadas, que representaron un alza interanual del 25,8%.

“Creemos que el año cerrará con números positivos, aunque algo más moderados a los que se presumían en el primer trimestre, con precios de los commodities volando y clientes en busca de invertir en tecnología”, destacaron en Acara, donde advirtieron que los interesados “se encontraron con faltantes de disponibilidad de producto en todas las marcas y rubros pese al buen desempeño de las fábricas locales y la nacionalización de productos”.

Cosechadoras y tractores

En julio se patentaron 91 cosechadoras, con una suba del 26,4% comparado contra las 72 unidades de junio y el mismo porcentaje de aumento interanual, en tanto el acumulado de los primeros siete meses muestra un alza del 35,7% en relación con el mismo período del año anterior.

John Deere continuó siendo la empresa líder en patentamientos en este segmento, con el 47% del total, más que sus dos seguidores inmediatos sumados, que son Case con 25% y New Holland con 17%.

En cuanto a tractores hubo 608 unidades patentadas, con una baja del 2,7% comparado contra las 625 unidades de junio, y una suba del 9,7% si la comparación es interanual.

maquinaria agrícola

Las unidades acumuladas en lo que va de 2022 son 3.628, un 26% más que a esta altura del 2021, “pero aun así, en tractores se desacelera el crecimiento que le imprimían los primeros meses del año y hacían suponer una industria de 10.000 unidades”, indicaron en Acara.

John Deere es el de mayor cuota de mercado, con 31%, seguido por Pauny con 21%, New Holland con 16% y Case con 15%.

Pulverizadoras

El mes pasado se patentaron 81 pulverizadoras, con una suba del 5,2% si se compara ese desempeño con las 77 unidades de junio, y una suba del 11% si la comparación es con julio de 2021.

En el acumulado del año, el crecimiento respecto al mismo período de 2021 es del 14,7%, en un segmento liderado por PLA con el 36% de cuota de mercado, tomando distancia de Metalfor que lo secunda con el 27% y Caimán con el 17%. (Fuentes: Ecos365 / Acara)

El ABC Rural

NOTA RELACIONADA – “Tenemos que subsidiar el empleo, no el desempleo”, dicen los fabricantes de maquinaria agrícola