La importancia del control de plagas cuando escasea el agua

En el marco de condiciones climáticas desfavorables, resulta fundamental ampliar los monitoreos en los cultivos de soja y maíz por control de plagas, con la finalidad de prevenir ataques severos de plagas. Desde INTA reconocen su importancia y alientan a los productores a no agravar la situación.

control de plagas
La campaña gruesa arrastró varias plagas que venían de la temporada fina, que se desarrollaron en su ciclo gracias a la falta de precipitaciones.

Desde el INTA Marcos Juárez, se promueve la generación de conocimiento para mejorar las prácticas de manejo integrado. Para ello, los especialistas realizan mensualmente informes de alarma de plagas e insisten en la necesidad de monitorear los lotes continuamente.

La campaña de grano grueso para la región centro del país, se caracterizó por arrastrar algunas plagas que venían de la campaña fina. “En el panorama de los cultivos de soja y maíz se manifestaron ácaros, arañuelas y trips” indicó Emilia Balbi, una reconocida ingeniera agrónoma, investigadora del INTA Marcos Juárez, Córdoba.

En cuanto a lepidópteros, desde los años 2013 y 2014 no había una presencia de isoca bolillera de consideración en la región centro. Pero de manera generalizada, esta especie volvió a tener incidencia en soja, tanto en implantación como en el estadio reproductivo de la misma.

La sequía condiciona 

“Para maíz, el año comenzó con algunos ataques de cortadoras en varios lotes, sobre todo al sur de Córdoba” explicó Balbi. En los cultivos tardíos también advirtieron oruga cogollera (Spodoptera frugiperda).

control de plagas
Emilia Balbi, ingeniera agrónoma del INTA Marcos Juárez, especialista en plagas.

Para la continuidad de la campaña, se espera un aumento gradual de chinches y arañuelas en soja, que dependerán también de las condiciones ambientales como la humedad. “La presencia de defoliadoras y bolilleras se mantienen bajos, pero se le suma la oruga militar en soja” agregó.

Trips y arañuelas, importancia del monitoreo

La evolución de las poblaciones de arañuela y trips puede verse condicionada por el cambio de condiciones ambientales de los últimos días. “El incremento de la humedad ambiente contribuirá con la baja de las poblaciones”, dice la entrevistada. Sin embargo, la situación será variable en cada lote pudiendo observarse en canopeos abiertos la posibilidad de que las poblaciones de arañuela se incrementen.

“En cuanto a trips, es importante monitorear tanto la presencia de adultos como estadios inmaduros, y de considerarse necesaria una medida de control se debe seleccionar el activo o mezcla de activos conforme al objetivo blanco”, señaló.

Para ambas plagas se recomienda monitorear la evolución y considerar tomar una medida de control de plagas en aquellas sojas en formación de vainas y llenado en las cuales estas plagas hayan alcanzado el tercio medio de la planta y se observe presencia de individuos vivos.

Vuelo de adultos de cogollera y militar

El vuelo de S. frugiperda se encuentra en aumento en los últimos días pudiendo detectarse oviposturas en lotes de maíces atrasados y en lotes de alfalfa.

“En la medida en que vaya aumentando su densidad poblacional, contribuirá también al daño que puedan ocasionar las anteriores plagas en soja sumándose al complejo”, indicó Balbi.

Por su parte, en pasturas de base alfalfa suele ocasionar defoliaciones intensas en períodos cortos, así como también en lotes de soja y maíz en los cuales se realizó un control tardío de malezas y se pasan de estas al cultivo de verano. (Fuente: INTA)

El ABC Rural