Kale: un súper alimento que gana terreno entre los consumidores

Destacada por su alto valor nutricional y su versatilidad, la col rizada cobra cada vez mayor protagonismo en el mercado interno. Cómo cultivarla y sus usos, entre los temas son evaluados por INTA sobre Kale.

Cultivo de Kale
El cultivo de kale es bastante sencillo porque si bien se comporta mejor en clima frío, tiene la capacidad de crecer y desarrollarse en ambientes con temperaturas enmarcadas entre los 10 y los 20º C.

El kale o col rizada, es una hortaliza proveniente del este de Turquía que, en los últimos años, cobró mayor popularidad entre los consumidores debido a su versatilidad y beneficios para la salud.

Además, es considerada por los especialistas como un súper alimento debido a su alto poder nutritivo y su bajo valor calórico. Por ser una hortaliza en auge, el cultivo del kale es uno de los numerosos temas que se abordarán en la Jornada Hortícola 2020, el 15, 22 y 29 de octubre.

María Cristina Mondino –investigadora del INTA Arroyo Seco, Santa Fe, y una de las disertantes del encuentro– destacó las propiedades del kale que lo destacan entre otros alimentos. “Tiene una cantidad muy alta de micronutrientes, antioxidantes, carotenoides, glucosinolatos, polifenoles y vitaminas A, K y C”, indicó.

A su vez, contiene minerales esenciales como potasio, calcio y magnesio, y fibra dietética. Todos ellos muy importantes para la salud humana. En este sentido, la especialista reconoció el incremento en la demanda de esta hortaliza, cada vez más utilizada en nuestro país.

“Cada vez es más frecuente su aparición en menúes de restaurantes y en distintos portales y revistas de alimentación y salud. Al mismo tiempo que se incrementan los estudios que destacan sus propiedades nutricionales”, dijo Mondino.

Aumenta su superficie

Con respecto al cultivo de esta hortaliza, uno de los temas sobre los que disertará en la Jornada Hortícola 2020, Mondino reconoce que aumentó su demanda. “En la Argentina, la superficie cultivada aumenta constantemente y se extiende por muchos de los cinturones hortícolas de las principales ciudades”, dijo.

Es que, de acuerdo con la investigadora, “su cultivo es bastante sencillo porque si bien se comporta mejor en clima frío, tiene la capacidad de crecer y desarrollarse en ambientes con temperaturas enmarcadas entre los 10 y los 20º C”.

Por otra parte, no es muy exigente en lo que respecta a la calidad del suelo e incluso puede crecer en terrenos en los que hay bajos niveles de materia orgánica.

Consumo variado

En esta línea, cabe destacar que también es posible su autoproducción en huertas urbanas, y puede consumirse tanto en fresco como deshidratado. Por ese motivo, puede ser utilizado en la preparación de ensaladas, tartas, tortillas, buñuelos y jugos, entre otras.

En lo que a sus características, el kale pertenece a la familia de las crucíferas, que incluye varios vegetales como el repollo, el brócoli y la coliflor. Sus hojas son rizadas y su color puede variar de verde claro a púrpura oscuro, con diferentes texturas.

cultivo de kale
El kale pertenece a la familia de las crucíferas, como el repollo, el brócoli y la coliflor. Sus hojas son rizadas y su color puede variar de verde claro a púrpura oscuro, con diferentes texturas.

Por sus características, beneficios y sus amplios usos, Mondino destacó, una vez más, la incorporación de este alimento y subrayó la importancia de “una mayor difusión entre los consumidores por sus propiedades”.

Tres encuentros, una jornada

La Jornada Hortícola 2020, organizada por el INTA Concordia, Entre Ríos, comenzó a realizarse el jueves 15, y se extenderá los días 22 y 29 de octubre. Tendrá por objetivo fomentar el desarrollo sustentable de la horticultura en la región y difundir tecnologías de producción y de agregado de valor. Esto permitirá dar respuesta a las demandas actuales de los mercados y consumidores.

Los encuentros son libres y gratuitos, sin inscripción previa y será transmitido por el canal de Youtube del INTA Concordia. Se trata de una jornada destinada a asociaciones, empresas, productores, profesionales y público en general.

La primera jornada de ayer, se extendió de 17 a 20 horas. Allí se hizo hincapié en la actualización en cultivos de cucurbitáceas, con charlas sobre aportes de tecnología en el cultivo de sandía; cultivares híbridos de sandía, melón, zapallo y pepino para la región mesopotámica. También se analizaron novedades en los cultivos de sandía y melón; y multiplicación en sandía.

Las jornadas que vienen

En segunda instancia, el jueves 22, también de 17 a 20 horas, se abordarán las nuevas tendencias de producción, mercados y consumo. Habrá conversatorios sobre cuarentena y consumo de frutas y hortalizas, agregado de valor en la producción frutihortícola, el Kale, y herramientas biotecnológicas para una producción sustentable.

Por último, el jueves 29 en la misma franja horaria, se profundizará sobre la actualización en el cultivo de batata. Habrá disertaciones sobre el manejo del mismo en suelos pesados del norte de Entre Ríos, el manejo de virosis de batata como principal limitante de los rendimientos, los costos de producción y su manejo.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí