Hampshire Down: la raza ovina que paga muy bien en la región agrícola central

En la primera edición de Argentina Ovina en La Rural de Palermo, el precio más alto en Hampshire Down fue de 370.000 pesos por un macho adquirido para producir en Pergamino.

hampshire down
Borrego de un año de edad, categoría dos dientes de 112 kilos, adquirido por la cabaña Don Jerónimo. Hoy se encuentra en una parcela para que se acostumbre al ambiente del campo. En noviembre entrará a trabajar en servicio con un grupo de 40 ovejas.

En la primera edición de Argentina Ovina, que se llevó a cabo del 23 al 26 de septiembre pasado en La Rural de Palermo, el precio más alto en la raza Hampshire Down fue de 370.000 pesos por un ejemplar macho.

Fue la primera exposición exclusiva de la actividad ovina, desarrollándose en forma presencial, exhibiendo la mejor genética de cada raza y todo el potencial de la actividad, organizada por las Asociaciones de Criadores de Hampshire Down, Romney Marsh, Texel, Corriedale, Pampinta, Dorper, Santa Inés y Lincoln.

La feria, de perfil técnico y profesional, contó también con presencia de empresas vinculadas al sector, conferencia y capacitaciones, permitiendo generar espacios de negocio y networking entre los asistentes.

Argentina Ovina culminó con un gran remate de los ejemplares expuestos y los organizadores quedaron muy satisfechos por la gran calidad en todas las razas y el resultado de la subasta.

Hampshire Down
Jorge Linares, titular de cabaña Don Jerónimo, ubicada en la zona de la localidad de Mariano H. Alfonzo, partido de Pergamino, Buenos Aires.

Apostando a futuro muy buenas descendencias

Fue la cabaña Don Jerónimo, próxima a la localidad de Mariano H Alfonzo, en el partido bonaerense de Pergamino, la que pagó el precio más alto para un ejemplar de la raza Hampshire Down.

“Es un borrego de un año de edad, categoría dos dientes de 112 kilos, que cuando entró a pista me impactaron sus características y condiciones fenotípicas de la raza, con una excelente línea de lomo, cuartos carniceros, pecho, cabeza y aplomos”, contó Jorge Linares, titular de cabaña, en diálogo con El ABC Rural.

“También tenía muy buenas medidas en ecografía, ya sea en área ojo de bife como en engrasamiento dorsal, por lo que en el remate me decidí a comprarlo, apostando que a futuro me provea muy buenas descendencias”, apuntó el cabañero.

tt
Para Linares, Hampshire Down hoy es la raza número uno de la región agrícola central, debido a su gran capacidad de transformar forraje en carne y su precocidad, logrando una excelente calidad de carne y ecuación económica costo-beneficio.

“La raza número uno de la región agrícola central”

Lógicamente, la adquisición de tan ponderado ejemplar no fue sencilla para el cabañero de Pergamino, ya que contó que “hubo una gran puja en el precio con otro colega que también estaba muy interesado en el animal”.

En este sentido, la gran demanda y altos precios que se vienen pagando en los diferentes remates de la región agrícola central por ejemplares Hampshire Down, ponen en evidencia el gran potencial productivo de una raza muy bien adaptada a las características de las mejores tierras argentinas, a partir de la preferencia de los productores que la adoptan, generalmente en explotaciones mixtas, agrícola-ganaderas.

Hampshire Down
La gran demanda y altos precios que se vienen pagando en los diferentes remates de la región agrícola central por ejemplares Hampshire Down, pone en evidencia el gran potencial productivo de una raza muy bien adaptada a las características de las mejores tierras argentinas.

“Hampshire Down hoy es la raza número uno de la región agrícola central, debido a su gran capacidad de transformar forraje en carne y su precocidad, logrando una excelente calidad de carne y ecuación económica costo-beneficio”, consideró Linares.

“Nuestro objetivo es seguir creciendo como cabaña”

El entrevistado indicó que, actualmente, “el ejemplar se encuentra en una parcela para que se acostumbre al ambiente del campo de la cabaña, y en noviembre entrará a trabajar en servicio con un grupo de 40 ovejas”.

Sobre el sistema productivo particular de la cabaña Don Jerónimo, informó que “hoy está conformado por una majada de 200 ejemplares Puros Controlados y otra de 70 animales Puros de Pedigree, saliendo de ahí todos los ejemplares que van a exposición”.

En esta línea de trabajo, Linares manifestó que “nuestro objetivo es seguir creciendo como cabaña, muy incentivados luego de haber obtenido en 2018 el premio Gran Campeón Hembra Hampshire Down de Palermo, en 2019 el Gran Campeón, también de Palermo y hace unos días, el premio Reservado Gran Campeón en la Exposición Nacional realizada en Río Cuarto, luego de tanto tiempo sin muestras presenciales”.

El ABC Rural

 

Periodista especializado en Agro de EL ABC RURAL