Granjas porcinas inteligentes, seguras, sostenibles y sustentables

Se realizó un encuentro en China para analizar diversos proyectos de inversión en producción y granjas porcinas inteligentes, que contemplan el cuidado del medio ambiente e incluyen a pequeños y grandes productores.

Granjas porcinas inteligentes

En momentos en que las granjas porcinas inteligentes vs megagranjas se encuentran en “debate”, la Embajada argentina en China, informó que el representante especial para la Promoción del Comercio y de las Inversiones, Sabino Vaca Narvaja, mantuvo un encuentro con directivos de la empresa estatal China Animal Husbandry Group (CAHG).

Se trata de una empresa dedicada a la industria agrícola y ganadera, con altos niveles de innovación, sustentabilidad y desarrollo. El representante especial visitó las oficinas de la empresa en la ciudad de Beijing, y mantuvo una reunión con su presidente, Xue Tingwu, y la mesa directiva.

La Embajada de la República Argentina en la República Popular China, propone la instalación de granjas inteligentes, que son seguras, sostenibles y sustentables y no la instalación de megagranjas.

El objetivo del encuentro fue analizar diversos proyectos de inversión en producción y granjas porcinas inteligentes, que contemplan el cuidado del medio ambiente y que se enmarcan dentro de una estrategia integral, que requiere de la superación de falsas dicotomías, incluyendo a los pequeños y grandes productores.

Asimismo, ofreciendo alternativas de pre-financiamiento de exportaciones para aquellos grandes productores que no evalúen asociarse con capitales chinos, y joint-ventures con capitales chinos para aquellos productores que así lo requieran.

granjas porcinas inteligentes
La producción de cerdos en Argentina tiene mucho potencial para desarrollarse de manera segura y sustentable, ya que cumple con los más altos estándares sanitarios del mundo.

Un contexto favorable para Argentina

El cerdo representa el 70% de la proteína animal de la dieta del pueblo chino y la Peste Porcina Africana (PPA) ha afectado fuertemente su producción nacional, lo que generó un déficit a cubrir, en el presente año, de 8 a 12 millones de toneladas de cerdo.

A su vez, sus dos principales proveedores europeos, España y Alemania, se encuentran afectados por la misma enfermedad en origen. A esto se suma que, con su tercer proveedor, Estados Unidos, se encuentran en un escenario de incertidumbre.

En este contexto, la producción de cerdos en Argentina tiene mucho potencial para desarrollarse de manera segura y sustentable. Nuestro país cumple con los más altos estándares sanitarios del mundo. Actualmente se encuentra libre de Peste Porcina Clásica (PPC), Peste Porcina Africana (PPA) y Síndrome Respiratorio, Reproductivo, Porcino (PRRS).

Granjas porcinas inteligentes
Hasta el momento, Argentina le vende su maíz a Alemania y Chile, estos países lo transforman en carne de cerdo y lo exportan hacia China.

Granjas porcinas inteligentes, no megagranjas

Por estos motivos, la Embajada de la República Argentina en la República Popular China, propone la instalación de granjas inteligentes, que son seguras, sostenibles y sustentables y no la instalación de megagranjas.

Mientras que las megafactorías instaladas en Estados Unidos son unidades productivas de alrededor de 100 mil madres, las granjas inteligentes solo tienen alrededor de 10 mil madres. Además, en este marco, Argentina y China encuentran intereses compartidos en el incremento de la producción de cerdos en suelo argentino.

La cooperación estratégica en este sector representaría un cambio en la matriz exportadora argentina a la vez que implicaría un avance en la soberanía alimentaria perseguida por china.

ss
El desarrollo de este proyecto, reducirá el déficit en la balanza comercial, ya que incrementa el valor agregado de las exportaciones argentinas

Beneficios económicos y ambientales

En este sentido, el desarrollo de este proyecto, reducirá el déficit en la balanza comercial, ya que incrementa el valor agregado de las exportaciones argentinas, y no requiere importaciones, ya que el componente nacional de los insumos necesarios alcanza el 90%.

También, dado el corto ciclo reproductivo de los cerdos (6 meses), el proyecto acortará los plazos de ingreso de divisas a nuestro país. En paralelo, el incremento de la demanda de maíz, como componente fundamental en la cría de cerdos, podría reducir la tendencia hacia el monocultivo de la soja.

A su vez, la instalación de granjas porcinas de alto contenido tecnológico podría incrementar la producción de energía y abastecer diferentes núcleos urbanos pequeños ubicados en las cercanías de las granjas.

A partir de sistemas de tratamiento de aguas residuales, las granjas generarán biogás que será utilizado para generar electricidad para los consumidores cercanos.

rr
El incremento de la demanda de maíz, como componente fundamental en la cría de cerdos, podría reducir la tendencia hacia el monocultivo de la soja.

Sinergia con otros puntos de la agenda bilateral

Finalmente, esta cooperación estratégica debe encontrar sinergia con otros puntos de la agenda bilateral, apalancarse en las oportunidades que ofrece el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura y otras entidades.

El desarrollo de estos sectores estratégicos requiere de insumos chinos que podrían ser adquiridos utilizando los RMB adquiridos por la exportación de cerdos.

Así se construiría un círculo virtuoso con una potencia complementaria, apartando el uso del dólar en las transacciones comerciales y ayudando a desarmar la cultura bimonetaria de nuestro país. (Fuente: Gacetilla de Prensa. Embajada de la República Argentina en Beijing).

El ABC Rural

Luciano Venini - EL ABC RURAL
Periodista especializado en Agro de EL ABC RURAL