Feedloteros: “2020 fue un gran año ganadero a pesar de la incertidumbre” dijo Juan Eiras

Según el líder institucional de los feedloteros, Juan Eiras, "la regulación en el mercado de maíz es mala" y argumentó que tendrá un efecto nulo en lo que quiere lograr el Gobierno.

feedloteros
La necesidad de lograr mercados de exportación que puedan pagar un plus de calidad, para acompañar el mercado chino de vaca gorda de descarte, debe ser el objetivo del Estado.

“Hacemos un buen balance de la ganadería en su conjunto respecto a 2020”, explicó el presidente de la Cámara Argentina de Feedlot (CAF) Juan Eiras. Este año -tan complicado- tuvo aspectos claves como buenos remates de reproductores, disminución en la faena de hembras y una exportación fluida de producto en un escenario de cuarentena.

Sin embargo, no todo fue color de rosa para la actividad. “Nos quedó pendiente la actualización del precio de la hacienda en pie, ya que el gordo se mantuvo estable durante siete meses“, recordó Eiras.

Sin dudas, este último suceso generó mucha incertidumbre, principalmente en los feedloteros, ya que el aumento constante de la alimentación y la firmeza de la invernada complicaron los costos.

“Particularmente nuestro sector de feedlot vivió un cuatrimestre muy duro que luego se fue revirtiendo con cambios de valores en los insumos“, comentó el entrevistado. Además, reconoció que las “políticas comerciales llevadas a cabo por la anterior gestión de gobierno” ayudaron a que el “boom ganadero” se manifieste.

“Esperamos que la política nos afecte lo menos posible”

Haciendo mención al año electoral, el feedlotero dijo que el Gobierno se juega muchas cosas en este nuevo año. “Esperamos que la política afecte lo menos posible a la producción, sabemos por experiencia que en años electorales siempre fuimos la variable de ajuste”, destacó.

Juan Eiras
El presidente de la Cámara de Feedloteros aseguró que el 2020 fue un buen año para la ganadería. (Crédito: Agrositio)

Por su parte, respecto a la intervención del Estado en el mercado de granos, explicó que “la regulación en el mercado de maíz es mala” y tendrá un bajo nivel de efecto.

“Las cuatro millones de toneladas están en manos de la exportación en un 50% y el resto en los silos de los productores más saneados financieramente, con lo cual el efecto de la medida será nulo”, argumentó.

Nadie nos consultó si los feedloteros estábamos preocupados por la falta de maíz. Vale aclarar que nuestro sector y también la lechería pueden encontrar reemplazos si surge faltante de maíz”, consideró Eiras. Esto se diferencia de la molienda, la producción de cerdos y las aves que dependen directamente del cereal.

“Es una historia que ya vivimos”

“Las regulaciones en los mercados son ineficaces y han fracasado siempre”, sostiene el productor de carne. La necesidad de lograr mercados de exportación que puedan pagar ese plus de calidad, para acompañar el mercado chino de vaca gorda de descarte, debe ser el objetivo del Estado.

“En nuestro país la única solución es producir más. Pero siempre teniendo mercados capaces de absorber lo que uno produce”, destacó. En ese sentido, dijo que actualmente no existe un mercado considerable respecto al novillo.

“Necesitamos un mercado de novillo que nos pague mejores precios por alta calidad de carnes”, insistió Eiras. “Por eso siempre decimos que hay que crecer en producción, pero también en mercados demandantes”, concluyó.

El ABC Rural

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí