Entre Ríos – Madera de Concepción del Uruguay a China

A mediados de noviembre zarpó el ultramarino “American Bulker” del puerto de Concepción del Uruguay, luego de cargar unas 19 mil toneladas de troncos de madera de pino con destino al mercado de fabricación de muebles en China.

La operatoria se realizó sin inconvenientes y con un ritmo de carga que fue intenso desde el pasado jueves, mismo día de su llegada y amarre en los muelles 3 y 4 del puerto uruguayense. La carga de este buque marcó el regreso de la madera como mercadería de exportación entrerriana, en este caso a través de Urcel Argentina, una unión de empresas con experiencia en la industria forestal y la logística portuaria que comienza su operatoria en Concepción del Uruguay y tiene programados nuevos embarques para los próximos meses.

Productor de Paraná ofrece su campo para producción orgánica

Debido a la disposición de la Justicia que prohíbe el uso de fitosanitarios en inmediaciones de las escuelas rurales, el productor agrícola Adolfo Weber pone a disposición 70 hectáreas ubicadas en el distrito Quebracho, departamento Paraná -sobre la ruta 35, y a pocos kilómetros de la ciudad de Seguí, para quien pueda realizar una producción agro ecológica, para cambiar el modelo productivo y volver a la producción orgánica. “Desde el año 1996 hacemos agricultura, soy uno de los primeros productores que hizo siembra directa en la provincia.

Los cuatro cultivos que se pueden hacer es maíz, trigo, sorgo, soja si es ganadero puede agregar unas praderas. La producción se comercializa en su totalidad, ya que no hacemos ganadería”, destacó el productor a Campo en Acción. “Con esta disposición de la Justicia en ese campo no se puede producir más, este fallo hace que alrededor de cada escuela rural haya más de 300 hectáreas que quedan dentro del área donde no se puede aplicar ningún producto fitosanitario y no se puede producir del modo que lo veníamos haciendo”, aclaró Weber.
En este sentido, informó que “tengo una propuesta, como ese campo está sobre la ruta y cerca de la escuela yo ofrezco las 70 hectáreas para la producción orgánica a quien pueda hacerlo”.

“A todo el que le interese, está disponible el campo, para que dejemos de hablar tanto y nos pongamos a trabajar juntos, y podremos saber si la agroecología se puede realizar en forma sustentable en el tiempo”, finalizó Weber.

“Los campesinos no somos como pintan los medios. No nos gusta envenenar a los demás, no le regalamos nada a Monsanto. No es esa la verdadera historia”, afirmó. 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí