En Quimilí le robaron torpemente 35 camiones de soja a un productor santafesino

En un osado pero torpe operativo, el jueves último robaron 900 toneladas de soja en un campo de la localidad santiagueña de Quimilí, alquilado por una familia de productores santafesinos. Cargaron los granos durante toda la noche. La policía recuperó enseguida gran parte de la carga sustraída. Los camiones no contaban con la carta de porte.

quimilí
Varios de los camiones fueron hallados por la Policía en una estación de servicio cercana, sin contar con la carta de porte correspondiente. Foto: Gentileza El Liberal.

Una familia de productores santafesinos del norte fue víctima de un robo de cereales pocas veces visto en un campo que alquilan en la localidad santiagueña de Quimilí. Los delincuentes, rompiendo el candado de una tranquera, se llevaron del campo más de 35 camiones con 900 toneladas de soja almacenada en silobolsas, valuadas en más de 22 millones de pesos.

Héctor Faint, uno de los integrantes de la empresa familiar, contó que “me robaron más de 35 camiones, en un campo de 5000 hectáreas que alquilamos en Quimilí. Fue el golpe más grande de la historia. Estas situaciones te dan ganas de tirar la toalla y dejar de producir”.

El campo “La Virginia” es arrendado por la firma “Faint Hermanos” y cuenta con una extensión de 4.800 hectáreas, destinadas a la siembra de soja y maíz. Está ubicado a 75 kilómetros de Quimilí y a 35 kilómetros de Vilelas, Juan Felipe Ibarra. En tanto, el campo del terreno se encuentra a cinco kilómetros del lugar en donde estaban los silobolsas, ahondó en la presentación.

Además, Faint agregó que “entraron con un tractor y una cargadora de cereales a las 6 de la tarde y cargaron hasta las 5 de la madrugada. Lindero al campo que alquilamos, hay un ingeniero que tiene estaciones de servicio. Evidentemente, venían desde hace tiempo armando la logística para dar este tremendo golpe”.

“Nos equivocamos de campo”, dijo un camionero al ser detenido 

La policía de Santiago del Estero se movió con velocidad y pudo recuperar gran parte de la carga robada. Algunos camiones estaban en las estaciones de servicio del principal sospechoso.

Iban camino a Rosario y según trató de explicar uno de los transportistas detenidos “Nos equivocamos de campo”, dijo.

Los delincuentes no se preocuparon demasiado por evitar dejar rastros. Según un testigo, el miércoles vio un tractor Case rojo y una cargadora sobre la ruta y añadió que el jueves pudo observar en el camino a varios camiones, cuyos conductores le preguntaron por el campo La Virginia”.

Finalmente, el productor santafesino remarcó que “fue impresionante el operativo de la Policía. Por suerte, estos delincuentes no pudieron sacar las cartas de porte necesarias para trasladar el cereal. Lo que no sabemos aún es a quién se lo querían vender”.

Fuentes: LT10, El Once, Crónica