El suelo como aliado en el funcionamiento hídrico de los cultivos

Andrés Llovet, técnico del INTA Pergamino, describió el perfil de un suelo típico del norte bonaerense, la dinámica del agua, y cómo las características del perfil pueden mejorar o restringir el abastecimiento de agua en el cultivo y su desarrollo radicular.

suelo
Andrés Llovet mostró en una calicata la denominación taxonómica de cada uno de los horizontes, en un suelo típico del norte bonaerense.

“En general estamos acostumbrados a analizar el suelo desde la superficie hacia arriba y no en profundidad”, destacó el ingeniero agrónomo Andrés Llovet del área de manejo de cultivos del INTA Pergamino, Buenos Aires, en diálogo con El ABC Rural.

“Pero a partir de las características que tiene el suelo en profundidad, se puede explicar el funcionamiento de los cultivos, y desde el manejo de los cultivos podemos tomar decisiones que beneficien su producción, de acuerdo a las características del suelo y ambiente”, explicó.

Fue en el marco de una jornada a campo sobre suelo y manejo de cultivos, llevada a cabo el pasado martes 11 de febrero, en el campo experimental de Bayer en Pergamino, encuentro organizado por la compañía junto a la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Norte de Buenos Aires (Aianba) e INTA.

Perfil y dinámica del agua en el suelo

En esa línea de trabajo, Llovet describió el perfil del suelo y se refirió a la dinámica del agua, describiendo cómo las características del perfil pueden mejorar o restringir el abastecimiento de agua en el cultivo e incidir en su desarrollo radicular.

Pero no solamente se refirió en términos de agua útil, sino también de la dinámica de recarga del perfil.

“A través de las precipitaciones como proceso de recarga del suelo -explicó-podemos llegar a entender cómo un suelo se comporta de una manera u otra, en cuanto a sus características superficiales desde el punto de vista físico, subsuperficiales desde el punto de vista estructural y topográficas, o sea, por ejemplo, de qué manera una determinada pendiente nos puede regular la entrada de agua en el perfil”.

suelo
El horizonte A 1 superficial es el de la tierra negra y con mayor contenido de materia orgánica. A mayor profundidad, disminuye el contenido de materia orgánica y la característica textural por el contenido de arena, limo y arcilla, gobernando el movimiento del agua dentro del perfil y la capacidad del suelo de ofrecer agua al cultivo.

Denominación taxonómica y característica de los horizontes

En cuanto a la denominación taxonómica de cada uno de los horizontes, el entrevistado, informó que “el horizonte A 1 superficial es el de la tierra negra y con mayor contenido de materia orgánica; el horizonte B a, más textural y subsuperficial; los horizontes BT 1 y BT 2 con alto contenido de arcilla, que forman estructuras de bloque; a mayor profundidad, a partir del metro, comienza el horizonte B c y, por último, al metro y medio, el horizonte C”.

En ese sentido, explicó que a mayor profundidad disminuye el contenido de materia orgánica y la característica textural por el contenido de arena, limo y arcilla, gobernando el movimiento del agua dentro del perfil y la capacidad del suelo de ofrecer agua al cultivo.

-¿Cuáles son los porcentajes de contenido de arena, limo y arcilla en el perfil de los suelos del norte bonaerense?

En todo el perfil, la arena oscila entre el 10 y 15%; el limo en superficie entre 60 y 65%, y retoma ese porcentaje hacia el horizonte B c y C; mientras que la arcilla oscila entre 20 y 45% en todo el perfil, encontrándose el mayor porcentaje en el horizonte BT.

suelo
Tanto el maíz como la soja tienen la capacidad de explorar 1,80 metros de profundidad, por lo que logran consumir agua hasta esa profundidad, e incluso pueden llegar hasta los 2 metros.

Desarrollo radicular de cultivos y su relación con la absorción de agua

Sobre este tema, dijo Llovet que tanto el maíz como la soja tienen la capacidad de explorar 1,80 metros de profundidad, por lo que logran consumir agua hasta esa profundidad, e incluso pueden llegar hasta los 2 metros.

El primer metro abastece un 70% del consumo de agua de los cultivos, y el segundo metro un 30% restante, variando de acuerdo al cultivo y las secuencias de consumo y abastecimiento por lluvias.

-¿Las raíces de los cultivos crecen buscando humedad?

No. Exploran en mayor o menor medida el suelo, de acuerdo al contenido hídrico del perfil, o sea que no crecen buscando humedad, sino cuando hay humedad. Cuando se llega a alrededor del 50% de la capacidad de campo, recién ahí comienza a resentirse el crecimiento radicular, y con un 20% directamente se detiene.

 

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí