El pronóstico climático no prevé lluvias inmediatas para la zona núcleo

El informe GEA de la BCR indica que la semana del jueves 22 al miércoles 28 de septiembre, presentará tiempo estable en la zona núcleo, con abundante nubosidad y humedad en las capas bajas de la atmósfera, pero difícilmente se registren lluvias. Se mantiene la necesidad de 140 mm en Córdoba y de 100 a 120 mm. en el resto de la región.

pronóstico climático
Las lluvias ocurridas no fueron suficientes para cambiar la condición de sequía que prevalece en casi toda la región. Satélites muestran que el maíz creció un 20% el año pasado. Pero en este ciclo 2022/23 caería un 22%.

Según el último pronóstico climático publicado por GEA (Guía Estratégica para el Agro) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR),en la región núcleo la semana comprendida entre el jueves 22 y miércoles 28 de septiembre, presentará características de tiempo estable, aunque con abundante nubosidad y humedad presente en las capas bajas de la atmósfera.

La humedad quedará acotada a las capas más bajas de la atmósfera provocando neblina y bancos de niebla, pero difícilmente se desarrollen lluvias.

Las temperaturas seguirán siendo protagonistas por su variabilidad, tanto por la diferencia entre mínimas y máximas, como por los cambios significativos que pueden producirse entre un día y el otro.

Los valores más bajos de la semana se concentrarán durante la primera parte del periodo. Con el avance de  la semana, los valores irán aumentando progresivamente pero con la probabilidad de algunos descensos temporarios de los valores mínimos que mantienen el riesgo de heladas para la región GEA.

La circulación del viento comienza el período del sector sur con leve intensidad, pero irá rotando al oeste y finalmente se establecerá del sector norte impulsando el ascenso de los registros térmicos.

La cobertura nubosa se mantendrá muy variable hasta el fin de semana. A partir del lunes, y hasta el final del período de pronóstico, el cielo se presentará mayormente despejado.

La humedad en las capas bajas de la atmósfera será bastante importante, con la presencia de neblina y bancos de niebla aislados que pueden reducir la visibilidad de manera significativa.

Se mantendrá relativamente elevada durante los próximos siete días pero siempre contenida en las capas bajas de la atmósfera, por lo que no fomentará condiciones de tiempo inestable.

En la última semana se interrumpió la racha sin lluvias 

Entre el jueves 15 y el miércoles 21 de septiembre se registraron algunas precipitaciones sobre la región GEA. Aunque no fueron registros demasiado elevados en muchos sectores, cortaron una prolongada racha de días y semanas consecutivas sin lluvias de relevancia sobre la región.

El promedio estuvo entre 10 y 20 mm, incluso con zonas que estuvieron por debajo de esos valores.  Entre los datos más destacados podemos mencionar Noetinger, en la provincia de Córdoba, con un acumulado de 26 mm, seguida de Guatimozín, en la misma provincia, con un registro de 24 mm. La contracara de esto fue Lincoln, en Buenos Aires, que no registró precipitaciones a lo largo de la semana.

Las temperaturas presentaron valores superiores a los promedios para la época del año, pero similares a los de la semana previa. Los registros máximos se mantuvieron entre 25 y 27ºC. El valor más elevado fue el de la localidad de Irigoyen, en Santa Fe, con una temperatura de 29ºC.

Las mínimas fueron inferiores a los promedios normales estacionales, pero superiores a las del periodo anterior, con marcas que oscilaron entre 1 y 4ºC. El dato más destacado fue el de la localidad de General Pinto, en la provincia de Buenos Aires, con 0ºC.

pronóstico climático
El impacto de esta semana de lluvias sobre el trigo ha sido casi insignificante. El cultivo no logra contar con agua suficiente en la región para asegurar un piso de rendimiento.

Con estas lluvias registradas durante el periodo y la gran variabilidad térmica medida en los últimos siete días, las condiciones de humedad en toda la zona GEA siguen siendo muy malas, ya que prevalecen las características de sequía en casi toda la región.

Analizando la tendencia para los próximos quince días, se mantiene la necesidad de lluvias extremadamente abundantes para la época del año en Córdoba, con promedios que ya superan los 140 mm para lograr condiciones óptimas en el perfil del suelo. En el resto de GEA las lluvias necesarias para alcanzar niveles adecuados de humedad edáfica se ubican entre 100 y 120 mm.

El ABC Rural