El molino harinero de AFA en pleno crecimiento

Ubicado en San Martín de las Escobas, tiene una capacidad de molienda de 300 toneladas de trigo de máxima calidad. Bajo la marca Federación comercializa harinas y afrechillo, generando en el molino un movimiento diario de 40 camiones.

Molino de trigo de Agricultores Federados Argentinos SCL. Los rendimientos actuales son de más del 75% de harina y 22% de afrechillo.

Hacia finales de 2014, Agricultores Federados Argentinos SCL puso en marcha un ambicioso proyecto tendiente a incrementar la productividad y aportar soluciones a la demanda mundial de alimentos.

Se trata de la construcción de un molino de trigo en la localidad santafesina de San Martín de las Escobas, donde se encuentra uno de sus 26 centros cooperativos primarios. La obra fue realizada en un terreno de 17 hectáreas sobre la Ruta Nacional 34, a 200 kms. de Rosario, 300 de Córdoba y 500 de Buenos Aires.

El proceso de producción de esta industria alimenticia es, en cuanto a varios aspectos tecnológicos, muy innovador, no tan solo con la competencia interna, sino también a nivel latinoamericano. Actualmente, el molino tiene una capacidad de molienda de 300 toneladas de trigo de máxima calidad.

Los rendimientos actuales son de más del 75% de harina y 22% de afrechillo, con maquinaria de última tecnología de origen europeo, y cumpliendo con las normas sanitarias del Viejo Continente. La producción se realiza durante los 365 días del año.

Bajo la marca Federación, se comercializan harinas tres y cuatro ceros, harinas taperas, semolín; además afrechillo en polvo y pellet de afrechillo. Se distribuyen a granel, en bolsas de papel de 25 y 50 kilogramos o en big bags de 500 a 1000 kilos. Los subproductos, en tanto, son expedidos a granel en polvo o pelleteado. Se genera, de esta forma, un movimiento diario de 40 camiones solo para la expedición de producto terminado y subproductos.

De esta manera, AFA SCL aporta soluciones a la demanda alimenticia mundial, se consolida como referente en el mercado agroexportador argentino y continúa defendiendo al pequeño y mediano productor, al agregarle valor a su producción.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí