El Banco Nación otorgaría créditos “blandos” para la compra de maquinaria agrícola

El Banco Nación lanzaría un programa de créditos en pesos para la compra de máquinas agrícolas de fabricación nacional, con una tasa cercana al 25% y un plazo de 4 años.

Agroactiva

Si bien la medida no fue oficializada por la entidad bancaria oficial, se espera una reactivación en el sistema de créditos “blandos” para la compra de maquinarias agrícolas por parte del Banco Nación, con dos finalidades lógicas.

Por un lado la reactivación del sector de la maquinaria agrícola nacional que al momento se observa retraído, y por el otro la renovación tecnológica del sector agropecuario que apunta a ganar productividad.

El financiamiento operaría a un plazo de 4 años, con tasa de 25% anual y cubriría hasta el 70% del valor del equipo.

Según puedo averiguar El ABC Rural, hay muy buenas expectativas en la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinarias Agrícolas (Cafma), pero se mantienen expectantes hasta tanto no se oficialice la extensión a las máquinas agrícolas de las nuevas líneas crediticias que apuntan a reanimar las actividades de las Pymes, anunciadas recientemente por el Banco Nación.

La imperiosa necesidad de contar con financiación

Cabe recordar aquí que, durante una importante reunión mantenida el 30 de enero último en el Ministerio de Desarrollo Productivo, directivos de la Cafma y Adimra, expusieron los temas más urgentes del sector de maquinaria agrícola, entre ellos la necesidad de contar con financiación a tasas accesibles para su reactivación.

La línea crediticia del BNA para compra de maquinaria agrícola de fabricación nacional, operaría a un plazo de cuatro años, con tasa de 25% anual y cubriría hasta el 70% del valor del equipo.

El pedido de los empresarios se dio en momentos que el sector padece una capacidad ociosa de un 30%, impactando en rubros como cosechadoras, equipos de forrajes, tractores y sembradoras, entre otros implementos, siendo más importante según el momento de necesidad de cada herramienta, por lo que en esos casos puntuales es difícil sostener el trabajo de las fábricas.

La historia reciente

Entre 2015 y 2019, el Gobierno anterior había establecido la Mesa de la Maquinaria Agrícola como ámbito de diálogo con la producción, que sin embargo no generó resultados concretos.

Entre otros temas, por ejemplo, nunca se resolvió debidamente la forma de determinar el nivel de componentes nacionales que tiene una máquina para, en función de ese parámetro, poder acceder a financiación preferencial.

La cuestión fue retomada en el marco de la reciente reunión manenida por funcionarios del nuevo Gobierno con representantes de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma).

El tema del producto nacional hay que trabajarlo con el Gobierno, para ver a través de qué mecanismo se establece que un producto tenga mayoría de partes locales”, señaló una fuente de la industria.

¿El espejo de Brasil?

Mientras en el ámbito argentino el juego vuelve a comenzar, Brasil cumple ya 20 años con el programa que se inició en 2000 para la renovación de la flota agrícola.

Ese año fue creado el Mo­derfrota, un programa que ofrece una línea de créditos blandos para la compra de maquinaria. El dinero es aportado por Finame, la línea del BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social) que financia bienes de capital.

El plan de nacionalización se combinó con la devaluación del real ocurrida en 1999 y que incrementó los costos de importación de las maquinarias.

Con la aplicación de Moderfrota, solo las máquinas con más del 60% de las piezas fabricadas en Brasil pasaron a beneficiarse de los recursos del programa. De lo contrario, el productor debía buscar financiación por su cuenta para la adquisición de un equipo.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí