Detalles que marcan la diferencia en una ganadería de Ciclo Completo

En una charla virtual organizada por la Sociedad Rural 9 de Julio, el ingeniero agrónomo Darío Colombatto analizó cada detalle del concepto de ganadería de Ciclo Completo.

ganadería DE CICLO COMPLETO

El pasado miércoles 31 de marzo en el marco del ciclo de charlas anuales que organiza la Sociedad Rural de 9 de Julio, el ingeniero agrónomo Darío Colombatto, abordó todo lo referido a la producción ganadera a partir del esquema de Ciclo Completo.

Analizando detalles que marcan ventajas y que se pueden utilizar en la empresa agropecuaria, Colombatto describió tres eslabones: la fábrica de terneros, el eslabón perdido y terminación a pasto o corral, pero de manera eficiente.

En el inicio de la charla -que se transmitió vía Youtube INTA Pergamino, y de la que participaron unas 200 personas- Colombatto evaluó que “si no logramos incrementar la producción de carne a nivel nacional, claramente entre lo que aumente la población y la demanda internacional, nos vamos a ir quedando con menos carne disponible, no solo para nosotros, sino también para el mercado internacional, advirtió.

El Ciclo Completo visto como un continuo

De lleno en el tema, el experto subrayó que el Ciclo Completo debe ser entendido como un continuo, donde todo lo que hagamos en la primera etapa de la cría, tiene un efecto sobre la recría y en la terminación, “y es aquí donde los detalles marcan las diferencias”, apuntó.

El ingeniero Darío Colombatto durante su disertación virtual, coordinada por el jefe de la AER INTA 9 de Julio, ingeniero Luis Ventimiglia.

Según el expositor, “en la cría, cuanto más pesado pueda ser el ternero que desteto, es mucho mejor porque produzco más kilos/ha. y me ahorra tiempo en la etapa de recría”, puntualizó.

En tanto dijo que, en el crecimiento, debe darse una alta carga de base pastoril buscando buena ganancia de peso, pero no engrasamiento “y debo ir a fabricar músculo que es más barato, para luego ingresar a la fase final, donde por los costos que hoy tengo del grano, debo ser muy eficiente; y esto muestra cuán prolijo soy”.

También sumo “saber medir lo que hago (ganancia por animal/día) para luego decidir que dieta y cuántos días mantener al ternero en el corral, qué mercado atender, entre otros ítems, e insistió en “mirar al sistema ganadero como un todo”.

Tema por resolver

En otro párrafo, Colombatto enfatizó que los productores pecuarios tienen mucho por mejorar, “ya que es inaceptable –dijo- que tengamos la paradoja de criadores que se ponen contentos cuando el precio del ternero está alto porque van a usar menos terneros para vender y así vivir, en lugar que el mayor precio del ternero sea un aliciente para producir más”.

En esa línea de pensamiento, Colombatto alentó a que, si se quiere aumentar la producción, se debe sembrar más pasto, “de lo contrario lo tendré que hacer con maíz”, y graficó que en la Argentina, en una comparación humana, “estamos en la edad del pavo, de adolescencia ganadera, cuando en Estados Unidos están en adultez”, comparó el diserante al referirse a la gestión del corral y de medio ambiente, inclusive.

Planificar ahorra tiempo y dinero

Por último, Colombatto subrayó que en la cría es necesario concentrarse en los servicios, lo que es clave para mejorar peso al destete y ahorrar kg. En la recría, además recomendó en caso de plan “B”, un creep feeding. “En la recría se debe prestar atención a los primeros tres meses post destete y aumentar producción de pasto”, dijo.

Finalmente, en la terminación si es a pasto, se debe combinar biotipo y sexo con máxima asignación/cabeza. “Si es a corral medir todo para gestionar mejor; y acortar el periodo de engorde, entrando más gordo al corral”, explicó. (Prensa Sociedad Rural 9 de Julio).

El ABC Rural