Cría de patos Pekin: producción alternativa rústica, sencilla y económica

Por su gran rusticidad, sencillez y bajo costo en la producción de carne, la cría de patos Pekín puede ser una buena oportunidad para pequeños productores.

cría de patos pekin
La ventaja de la cría de patos Pekin es su rusticidad, ya que tiene la capacidad de vivir en condiciones ambientales desfavorables, resistir a enfermedades y parásitos y producir carne de excelente calidad.

La cría de patos Pekin, al igual que la de otras especies para producción de carne, se incrementó en diversas regiones del mundo, ya que desde hace siglos, europeos y asiáticos saben que es uno de los animales domésticos más útiles y versátiles.

La elección de una adecuada especie de pato es un elemento básico para poder producir carne de buena calidad, y el pato Pekin se destaca entre los más aconsejables por los especialistas, debido a su resistencia a diferentes ámbitos y la capacidad de alcanzar su mayor peso en poco tiempo.

Así lo entendió el ingeniero agrónomo Jorge Herman, quien desde hace 15 años realiza su cría, actividad que incorporó a la pequeña granja familiar de solo cinco hectáreas ubicada a pocos metros de la ciudad bonaerense de Mercedes.

El emprendedor aprovechó su experiencia e instalaciones para la cría de pavos, una especie con la que el pato Pekin convive perfectamente. Para conocer las características y manejo de la cría de patos Pekin como alternativa de producción de carne, El ABC Rural visitó el establecimiento “La Rubia”.

cria de patos pekin
El ingeniero agrónomo Jorge Herman desde hace 15 año cría patos Pekín en su granja familiar de Mercedes, Buenos Aires.

Instalaciones sencillas y económicas

“Hay buena demanda de frigoríficos, restaurantes y grandes granjas, para abastecer a la comunidad peruana y coreana radicada en la Argentina”, destacó Herman, más allá de los lógicos inconvenientes que genera en la demanda la actual pandemia mundial por Coronavirus.

“Aprovechamos nuestra experiencia, instalaciones, estructura familiar y mercado similar al de la carne de pavo, la otra especie que ya veníamos criando, y con la cual el pato puede convivir perfectamente, ya que a diferencia de otras aves, no comparten enfermedades, y es el pato ideal para producir carne de buena calidad”, apuntó.

En ese sentido, el productor mercedino, indicó que “si bien los patos Pekin prefieren permanecer la mayor parte del tiempo a la intemperie, les ofrecemos las mismas instalaciones que a los pavos”.

cría de patos Pekín

Por lo tanto, si bien en climas templados como el de Mercedes y toda la región agrícola central, que el pato Pekin puede criarse sin refugios artificiales, informó Herman que en “La Rubia” cuentan con galpones de encierre con suelo de cemento y cama de paja de trigo y avena en el caso de los bebés, y de tierra para la recría y terminación.

“Además los patos Pekin pueden criarse perfectamente sin un estanque de nado, ya que la existencia de lagunas con agua estancada puede generar problemas sanitarios”, indicó el entrevistado.

“Pero sí es muy necesario contar con buena sombra y el abastecimiento constante de agua limpia para beber y lavarse el pico”, advirtió.

En 60 días se logran patos de hasta 2,400 kilos

Para la cría de patos Pekin, Herman compra los patos bebés de un día de edad, en camadas de 400 a 500 ejemplares.

De esa manera dijo que se ahorra las complicaciones de una etapa crítica de la cría del pato, “aunque al ser una especie muy rústica hay baja mortandad, pasando luego a las etapas de recría, terminación y faena”.

Además, aseguró que la alimentación no es tan demandante, con un porcentaje de proteínas del 20-22%, lo que reduce el costo, siendo los insumos básicamente maíz, expeller de soja y núcleos concentrados, entre otros.

 

cría de patos pekin

“A partir de los bebés de un día de edad, en 60 días el pato macho alcanza los 2,400 kilos de peso y la hembra 2,200 kilos, momento en que se encuentran listos para faena”, informó el productor.

“Se obtiene como producto final una carne de color rojizo, de exquisito sabor y gran calidad”, destacó.

Según aseguró Herman, la sanidad se realiza solo con prevención, ya que no existen vacunas, tratando siempre que el pato tenga sombra, que no se moje el bebé hasta que este emplumado y evitando las temperaturas extremas.

Buena rentabilidad y sustentabilidad productiva

En cuanto a la comercialización, el entrevistado informó que más allá de las complicaciones lógicas de la pandemia mundial por Coronavirus, hoy el pato Pekin se comercializa a 280 pesos el kilo limpio, permitiendo obtener una buena rentabilidad y sustentabilidad productiva.

“También como ingreso adicional se puede aprovechar la venta de sus plumas, las que secamos en un pequeño secadero que armamos a campo y se venden para la confección de trajes de carnaval, artesanías y artículos para pesca”, apuntó finalmente.

1 COMENTARIO

  1. Hola buenas noches, quería saber si me podían dar el contacto, teléfono o mail de dicho productor. Estoy en el último año de mi cursada y debo realizar un trabajo! Por favor y muchas gracias…..

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí