Control de malezas: “Hay que evitar las sobreaplicaciones”

Muchas acciones de control de malezas quedaron obsoletas por el alto consumo de herbicidas. INTA Pergamino propone medir la emergencia y realizar ajustes matemáticos en capín, rama negra, yuyo colorado y raigrás, para poder predecir antes cuando conviene aplicar un herbicida.

Control de malezas
Para eficientizar el control de malezas, INTA Pergamino mide la emergencia y realiza ajustes matemáticos en capín, rama negra, yuyo colorado y raigrás. Así se puede predecir cuando conviene aplicar un herbicida y evitar sobreaplicaciones.

A fines de septiembre se realizó una nueva edición del encuentro anual que desde hace muchos años viene organizando la Estación Experimental Agropecuaria INTA Pergamino, Buenos Aires, donde el tema principal fue el control de malezas.

La jornada contó con la participación de unos 250 interesados, entre productores, estudiantes, empresas y técnicos, quienes desbordaron el salón del quincho de la entidad.

La jornada profundizó conceptos actuales de los inconvenientes que se plantean en el control de malezas, a través de paneles temáticos, exposiciones teóricas y demostraciones.

Se realizó el replanteo de la situación en la Argentina y cuáles son los cambios que se deben introducir al manejo, a partir de un multienfoque que evite acciones de control que ya quedaron obsoletas por el alto consumo de herbicidas.

Gabriel Picapietra, del área de malezas del INTA Pergamino, disertante en la reconocida Jornada que sobre el tema organiza todos los años la Experimental.

Acciones de control obsoletas

En esa nueva línea de trabajo, se hizo hincapié en los aportes de la biología al manejo de malezas, a través de la exposición realizada por el ingeniero agrónomo Gabriel Picapietra de esa área específica del INTA Pergamino.

“El problema de malezas que tenemos hoy en un contexto de resistencia simple y múltiple a herbicidas, es muy importante, por lo que en base a eso tenemos que comenzar a emplear diferentes herramientas y estrategias para enfrentar ese problema”, indicó Picapietra, en diálogo con El ABC Rural.

“Observamos que en algunos casos no se está tomando conciencia del problema, y se continúa siempre con la misma receta, presionando con la aplicación de herbicidas”, apuntó.

En ese sentido, el entrevistado explicó que “se insiste en aplicaciones con mayor cantidad de un producto o con diferentes rotaciones, pero se continúa sobreaplicando y cada vez en forma más intensa, con alto consumo de herbicidas”.

En definitiva, lamentó que “se trata de acciones de control que ya quedaron obsoletas”.

Conocer el momento de emergencia

El especialista, destacó que “nosotros (el INTA) proponemos tratar de ser más eficientes en el uso de herbicidas, conociendo el momento en que emergen las malezas”.

En ese sentido, explicó que “tenemos diferentes aproximaciones de mediciones de emergencia de malezas, realizamos ajustes matemáticos, para poder predecir de manera más anticipada cuando conviene aplicar un herbicida”.

Como resultado, Picapietra remarcó que “se logra eficientizar el control, evitando realizar tres o cuatro aplicaciones, y que una sola sea la más efectiva”.

Asimismo, informó que “trabajamos con las cuatro malezas más importantes de toda la región y en función de ellas: capín, rama negra, yuyo colorado y raigrás”.

 

 

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí