El sector de los ensiladores también siente la presión

La reactivación del sector ganadero favorece a los contratistas forrajeros. Sin embargo les preocupa la alta presión tributaria y la inflación que no se detiene.

La Cámara Argentina de Contratistas Forrajeros atraviesa una situación muy firme, ya que fue creciendo a lo largo del tiempo desde su creación.

Actualmente posee más de 120 socios radicados en distintas regiones, desde Salta hasta la provincia de Río Negro. Sin embargo, el sector no está exento de los problemas financieros que vive el país por estos tiempos y trabaja para superarlos.

“Estamos muy bien desde lo institucional, pero observamos algunos problemas desde el punto de vista de la rentabilidad; tenemos que seguir evaluando en los próximos meses y comenzar a pensar en estrategias financieras que nos permitan continuar creciendo”, explicó a Nuevo ABC Rural el contratista forrajero Luciano Toldo, presidente de la cámara que los agrupa.

Toldo es oriundo de la localidad de Tacural, un pueblo ubicado en el centro de la provincia de Santa Fe, con lo cual observa diariamente la situación crítica que trasciende al interior del país.

“Venimos de dos años de reactivación del sector ganadero que sin lugar a dudas nos favoreció a los contratistas.

Esto se hace notorio con las hectáreas que se suman año tras año, con epicentro en el norte del país, a través de una zona que creció muchísimo en los que respecta a picado de forraje”, sostuvo el entrevistado.

Sin embargo, reconoció que aún existe “alta presión tributaria y una inflación que no está controlada”, lo que genera siempre un “peligro” para el sector.

Más ganado, menos leche

Otra de las actividades que da vida a su trabajo es la lechería. Sin embargo, Toldo asegura que se perdieron varias hectáreas para picar en este sector, que fueron reemplazadas por la ganadería de carne.

“El excelente momento de la producción de carne nos ayudó para que nuestro trabajo no cayera a causa del cierre de muchos tambos y una disminución de producción láctea”, continuó el referente de los contratistas forrajeros.

Como reconoce, Toldo dice que su actividad principal es el picado de forraje y la confección de silos, aunque sostiene que hay otros contratistas que también desempeñan actividades como siembra de pastura y confección de rollos, entre otras prestaciones.

“Hoy los números están finos”

El contratista santafesino sostiene que la actividad fue perdiendo su capacidad de inversión a través del tiempo, y que la causa principal es el incremento de costos.

“Este año en particular estamos contando con muy poca financiación. Además el desfasaje del dólar con el peso afecta mucho el nivel de inversiones y los gastos en reparación de equipos, teniendo en cuenta que los repuestos están expresados en dólares”, aseguró.

En relación a las inversiones por créditos, sostuvo que “no se están otorgando en la actualidad por parte de los bancos” y explicó que “hay contratistas que debieron refinanciar su deuda de créditos contraídos anteriormente, debido a la devaluación”.

Además, los bancos no ofrecen facilidades para otorgar financiamiento a los contratistas, debido a que “no todos tenemos la posibilidad de contar con campos o bienes que sirvan como aval para contraer créditos”, diagnosticó.

“Vamos a actualizar las tarifas”

Como advirtió Toldo, la mayoría de los contratistas forrajeros realiza ensilado y los trabajos se cobran por hectárea y una variable en rendimiento.

“Esta metodología es para que sea equitativo con los productores, es decir que el que obtiene menores rendimientos pagarán menos por nuestro trabajo”, explicó.

En ese sentido, aseguró que se espera una actualización de las tarifas proyectadas, debido principalmente al aumento de costos tales como combustible, mano de obra, repuestos e inversiones, entre otras variables.

“Aunque estamos analizando el porcentaje, vemos necesario actualizar el valor de nuestros servicios para no quedar posicionados en pérdida, teniendo en cuenta que la última actualización fue hace más de un año”, explicó el presidente de la Cámara de Contratistas Forrajeros.

Tecnología de vanguardia

A pesar de la situación, el nivel de tecnología que en la actualidad tienen los contratistas forrajeros es muy importante en nuestro país. “Viajamos todos los años a diversas regiones del mundo para obtener conocimientos tecnológicos y nos damos cuenta que estamos muy bien posicionados. Hace mucho tiempo que la Argentina es vanguardista en innovación agrícola”, manifestó Toldo.

 

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí