Cómo transformar un negocio en empresa

Carlos Barrero, Director y Consultor de BL&Cia - Barrero Larroudé desarrolla algunas reflexiones para responder una pregunta clave: ¿cómo pasar de la idea a la acción concreta de transformar un negocio en una empresa?

DE NEGOCIO A EMPRESA

A la hora de iniciar un emprendimiento, existe la creencia generalizada de que lo primero es vestir al negocio de un ropaje jurídico (por ejemplo, elegir un tipo societario para su constitución) cuestión que en mi opinión es errónea, dado que las iniciativas de negocios en mercados competitivos requieren de un diagnóstico distinto.

A continuación, voy a desarrollar algunos puntos que me parecen relevantes:

  1. El primer punto sobre el que hay que poner foco es quien va a ser el líder o CEO (Chief Executive Officer, siglas del inglés) y desarrollar las habilidades que requiere dicha función. Pero el desarrollo de las habilidades y el aprendizaje continuo no solo se agota en quien será el líder, sino que debe ser considerada a todos los miembros de la organización.
  2. Otro punto relevante es trabajar en equipo, tanto con el equipo interno y como el externo (red de clientes y proveedores), y especialmente ser abierto, compartir experiencias y ser flexibles en el trato con los colaboradores.
  3. Con respecto a la comercialización es importante considerar el desarrollarlo del área mediante un marketing profesional y considerar herramientas de marketing digital acorde a los canales preponderantes en la actualidad.
  4. Otro punto trascendente es generar espacios de innovación dentro de la organización.
  5. Muchas empresas dicen estar orientados al cliente, pero son muy pocas las que dejan que los clientes las orienten. Por ese motivo la empresa debe priorizar su orientación al cliente y en función de esta premisa estructurar sus acciones.
  6. Desarrollar una visión. Las empresas que logran explicitar una visión clara son motivadoras e inspiradoras para sus miembros.
  7. Es imprescindible, desde el primer día, contar con registraciones claras de los hechos económicos de tal forma de poder rendir cuentas. En ese sentido es insustituible la partida doble de sus registraciones.
  8. También es importante contar con una operación financiera ajustada a los momentos económicos de la coyuntura y de su sector.
  9. Por último, la toma de decisiones debe ser basada en datos.

En síntesis, tener claro estos puntos puede ser decisivo para llevar adelante un negocio que debe transformarse en empresa para ser competitivo en contextos de cambios permanentes.

CPN Carlos Barrero

Director y Consultor de BL&Cia – Barrero Larroudé – www.blycia.com.ar

 

CPN Carlos Barrero Socio de BL y Cia. - Barrero & Larroudé - www.blycia.com.ar