Carne vacuna: el derrumbe anunciado y 25 mil toneladas menos

Los cambios implementados por el Gobierno sobre las reglas de juego en el mercado exportador de carne vacuna comienza a matarnos sus facetas negativas. El volumen exportado durante el último mes cae en más de un tercio. El dato significa unas 25 mil toneladas menos que el mismo mes de 2020.

carne vacuna
Hasta aquí, este primer tiempo de 2021 anota exportaciones totales por 419 toneladas equivalente carcasa, lo que implica un 3% más que las 405 mil exportadas del primer semestre de 2020.

Acaban de conocerse los datos oficiales de exportación de carne vacuna correspondientes al mes de junio de 2021. De acuerdo a lo informado por el Indec, los embarques totales del mes suman 34.775 toneladas peso producto, unas 49.104 toneladas equivalente carcasa. Comparado con junio del año pasado, el volumen exportado durante el último mes cae en más de un tercio, esto es unas 25 mil toneladas menos.

A su vez, el Indec sorprendió con una significativa corrección del volumen exportado en mayo. El ajuste aportó unas 10 mil toneladas adicionales a lo informado previamente, llevando el dato mensual a 88.742 toneladas equivalente carcasa. Este es el registro más alto desde las 94,4 mil toneladas de noviembre del año pasado.

La Argentina podría haber superado las 460 mil toneladas de carne vacuna exportada y proyectar un potencial anual cercano al millón de toneladas.

Es decir que, tomando esta última corrección, las ventas al exterior de junio caen un 45%, casi 40 mil toneladas equivalentes, en relación al mes previo. “A pesar de las restricciones, China siguió representando el 78% de los embarques del mes, con un volumen que resulto un 47% inferior al registrado en mayo (34 mil toneladas)”, indica el último informe del Rosgan.

Sin embargo, las mayores caídas se registraron en países de la región como Chile (-49%) y Brasil (-54%) mientras que, morigerados por la habilitación de cuotas, UE cayó un 44% y EE. UU un 10% mensual. En tanto, Israel fue el único destino en registrar incrementos (+44%), aunque con un aporte adicional de apenas unas 500 toneladas mensuales.

Morigerando las pérdidas con precio

De no haberse interrumpido la tendencia natural que venía marcando el mercado sin ningún tipo de intervención, la Argentina podría haber marcado un nuevo récord en volumen exportado. En otras palabras, podría haber superado las 460 mil toneladas y proyectar un potencial anual cercano al millón.

Afortunadamente, en materia de precios, el contexto juega a favor, al menos morigerando las pérdidas. Desde los últimos dos meses los precios internacionales comienzan a mostrar signos de fortalecimiento. Alcanzando en junio un promedio ponderado de USD 4.582 la tonelada, unos USD 500 más en relación al piso de USD 4.000 por tonelada exportada registrado en abril.

Mientras tanto, en medio de este fortalecimiento relativo de precios, el mercado mundial sigue acomodando sus piezas ante un escenario de recuperación de demanda y escasez de oferta.

Menos embarques de carne

Durante el primer semestre del año, exportadores como Brasil y Australia registraron bajas en sus embarques producto de las fases de retención y recomposición de stocks que vienen transitando sus productores. Mientras que, otros como Estados Unidos, Uruguay y Paraguay, capitalizaron esos desplazamientos ganando terreno en el comercio mundial.

En el caso de Argentina el saldo sigue siendo levemente positivo. Es decir que, de no mediar una reversión inmediata de las medidas vigentes, rápidamente terminará sumándose al primer grupo.

En concreto, este análisis de primer tiempo, debería instar al Gobierno a adoptar un cambio inmediato de juego. De acuerdo con Rosgan, el mundo está transitando un período excepcional de firmeza en la demanda, escasez de oferta y una clara perspectiva de recuperación de precios internacionales del cual Argentina no puede ni debe quedar al margen de la escena.

El ABC Rural