Carbunclo en bovinos: situación de la zoonosis en Argentina

El doctor Ramón Noseda, del Laboratorio Azul, brindó un informe sobre el panorama del carbunclo en nuestro país, enfermedad que debe prevenirse y controlarse a través de la vacunación.

carbunclo
“La vacuna anticarbunclosa es una de las más económicas y eficientes del mercado veterinario argentino”, afirmó Caprove.

Se continúa observando en nuestro país aislamientos de Bacillus anthracis, lo que denota la endemicidad del Carbunclo en Argentina.

En este marco, si bien ha aumentado el cumplimiento del Programa de Vacunación obligatorio por Ley, aún no es eficiente en el control del stock de animales susceptibles de cada establecimiento ganadero.

“La inmunización no fue realizada a todos los animales susceptibles que constituían los rodeos”, señaló el doctor Ramón Noseda del Laboratorio Azul, quien realizó un informe sobre el panorama del carbunclo en nuestro país, enfermedad que debe prevenirse y controlarse a través de la vacunación.

Por lo tanto, para encontrar una solución a esta situación, es importante que los productores ganaderos y las autoridades sanitarias relacionadas con la salud animal, tomen conciencia al respecto.

Avances significativos pero no suficientes para su control

“Una vez más, luego de 42 años de permanente evaluación de esta zoonosis, recordamos que solo la constancia de vacunar los bovinos anualmente y eliminar eficientemente sus cadáveres, facilitará la disminución de la carga de esporas del Bacillus anthracis en los suelos y controlará esta zoonosis”, destacaron desde la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove).

Los distintos indicadores evaluados en el informe del Laboratorio Azul demuestran avances significativos en sus logros, pero no los suficientes para su control.

Carbunclo
En 2019 Senasa aprobó para su uso y comercialización 25.664.800 dosis de vacuna anticarbunclosa de uso veterinario, unas 4.160.710 más que en 2018, basada en la cepa vacunal Sterne, una bacteria viva “esporulada”, no capsulada.

Escenarios de evaluación epidemiológica de la zoonosis

Los distintos escenarios de evaluación epidemiológica de esta zoonosis son los siguientes:

Área de Evaluación de Carbunclo en la provincia de Buenos Aires: Constituida por 30 partidos, dos de los cuales, Olavarría y Pehuajó, manifestaron brotes esporádicos de Carbunclo. Se registró un 3% de la Distribución Porcentual anual de Carbunclo bovino muertos súbitamente por causa del Bacillus anthracis, manteniéndose en el 10% la Distribución Porcentual para el período 1977-2020.

Zona de Alerta y Respuesta del Partido de Azul: mediante el decreto Nº 66105-2204 del Municipio, que contó con la participación de 9 entidades intermedias relacionadas con la salud, se brinda un análisis epidemiológico, incorporando información fehaciente de brotes, vacunaciones y eliminación de cadáveres como parte de un sistema de alerta temprana.

“La vacuna anticarbunclosa es una de las más económicas y eficientes del mercado veterinario argentino”

El último brote de carbunclo bovino se produjo en el año 2013, desde esa fecha tampoco ocurren casos humanos. Por otra parte, desde su inicio hasta el 2019, se vacunaron simultáneamente 3.181.724 bovinos contra aftosa y carbunclo.

Aislamientos en otros laboratorios de diagnóstico veterinario

Cinco laboratorios de diagnóstico veterinario – 4 de la provincia de Buenos Aires y 1 de La Pampa-, con similar metodología diagnóstica, procesaron en este período un total de 88 muestras aislando 4 cepas de Bacillus anthracis. Los datos demostraron una Distribución Porcentual del 4%, lo que representa una disminución de 7 puntos porcentuales respecto al anterior período.

Provincia de La Pampa: el Laboratorio Santa Rosa procesó 669 muestras en el período (2006-19), logrando aislar e identificar 50 cepas de Bacillus anthracis, significando una Distribución Porcentual del 7%.

Esta provincia está constituida por 22 departamentos, de los cuales 11 (50%) presentaron por lo menos un brote de carbunclo bovino en su historial (2006-19): Atreuco, Capital, Conhelo, Guatrache, Hucal, Lihuel Calel, Loventue, Rancul, Realico, Toay y Utracan.

Partidos bonaerenses involucrados con brotes de Carbunclo: durante el 2019 se relevaron cuatro brotes esporádicos de Carbunclo Bovino en los partidos de Olavarría (1), Rauch (1) y Carlos Casares (2).

Esto demuestra la endemicidad de esta zoonosis; aunque se puede observar una evolución favorable cuando se compara con los 31 brotes ocurridos en el 2013.

La importancia de la vacunación

En 2019, Senasa aprobó para su uso y comercialización 25.664.800 dosis de vacuna anticarbunclosa de uso veterinario, unas 4.160.710 más que en 2018, basada en la cepa vacunal Sterne, una bacteria viva “esporulada”, no capsulada. En 1951 fue probada su eficiencia por el Centro Panamericano de Zoonosis.

Solo la constancia de vacunar los bovinos anualmente y eliminar eficientemente sus cadáveres, facilitará la disminución de la carga de esporas del Bacillus anthracis en los suelos y controlará esta zoonosis.

Por otra parte, en el relevamiento se evaluaron dos áreas de vacunación anticarbunclosa a manera de seguimiento de las acciones del programa de vacunación obligatoria según la Ley 6703/61-Resolucion 115/2014.

La primera, área de Alerta y Respuesta (partido de Azul, Buenos Aires), en la que en el 2019 se vacunó el 90% de la población susceptible, mientras que en el 2018 fue del 98%, significando 8 puntos porcentuales menos de bovinos vacunados.

La segunda zona que se relevó fue la provincia de Buenos Aires, donde se observó que en 2019, se vacunó el 93% de la población susceptible. En 2018, dicha cifra alcanzó el 77%, demostrando entre ambas campañas 16 puntos porcentuales más de animales vacunados.

“La vacuna anticarbunclosa es una de las más económicas y eficientes del mercado veterinario argentino”, concluyó Caprove.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí