Anemia infecciosa equina: necesidad de cuidados y prevención

Habiéndose detectado casos de Anemia Infecciosa Equina en localidades de Buenos Aires y Santa Fe, el médico veterinario Jorge M. Genoud repasa las características de la enfermedad, el medio de transmisión y los cuidados preventivos que se deben tener en los establecimientos.

Anemia Infecciosa Equina

Es preocupante la aparición de focos de Anemia Infecciosa Equina (AIE) en la provincia de Buenos Aires (Lincoln y General Alvear) y en Santa Fe (Teodelina) con un total de 76 caballos afectados, aunque de ese total, 71 corresponden a dos establecimientos de Buenos Aires. A través de los años, se observa que el virus ha desarrollado un significativo crecimiento en varias zonas.

La AIE, una enfermedad que afecta a la especie equina, es causada por un virus y con un período de incubación de 1 a 3 semanas. Los animales enfermos presentan fiebre intermitente, pérdida de peso, debilidad creciente, generalmente acompañada de una anemia de grado variable, mayor tendencia a las hemorragias y formación de edemas.

Aemia Infecciosa Equina
Médico veterinario, doctor Jorge M. Genoud.

Pueden existir caballos sin sintomatología, a los que se denomina “portadores asintomáticos”, que parece estuvieran sanos, pero que tienen la capacidad de contagiar a otros equinos.

Modo de propagación y transmisión

Normalmente, la AIE se extiende en forma lenta y esporádica, aunque pueden presentarse como epidemias o epizootias cuando las circunstancias son favorables para su transmisión, como: abundancia de insectos picadores (principalmente verano y otoño) o el empleo de agujas y elementos quirúrgicos no esterilizados.

La transmisión se realiza cuando se inyecta o introduce sangre, aún en pequeños volúmenes, de un animal enfermo o portador a uno sano.

El diagnóstico se efectúa por la sintomatología o por un análisis de sangre llamado Test de Coggins. El pronóstico es desfavorable, porque esta enfermedad no tiene tratamiento alguno, ni tampoco existe una vacuna para proteger su aparición.

Anemia Infecciosa Equina
Cuando ingresa un nuevo animal al establecimiento, es conveniente aislarlo y realizar los análisis respectivos, antes de juntarlo con el resto de los animales.

 

Cuidado y prevención

Como la enfermedad no tiene cura en el équido contagiado, el cuidado y la prevención son imprescindibles para proteger a los animales. Como profilaxis, es muy importante realizar lo siguiente:

1) efectuar análisis periódicos (Test de Coggins) a todos los equinos del establecimiento, de esa manera tendremos un lote libre de Anemia Infecciosa

2)  usar únicamente agujas descartables o adecuadamente esterilizadas, y

3)  cuando ingresa un nuevo animal al establecimiento, es conveniente aislarlo y realizar los análisis respectivos, antes de juntarlo con el resto de los animales.

Es necesario tomar todas las precauciones posibles porque eso evitará el ingreso de la enfermedad a un grupo sano.

Para El ABC Rural por el Dr. Jorge M. Genoud

Médico Veterinario

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí