“Alerta Máximo” de la Academia de Agronomía y Veterinaria por Covid-19

En un comunicado, la institución señala que el coronavirus es la expresión de que en los últimos años no se atendió la aparición de muchas enfermedades zoonóticas.

alerta máximo
“Será fundamental no desatender el manejo sanitario de los rodeos, considerando los tiempos duros que se aproximan”, advierten desde la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria.

Recientemente, la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria (ANAV) emitió un comunicado destacando que el coronavirus Covid-19, causado por la emergencia del SARS-CoV-2, es otro ejemplo de que la globalización también afecta la salud a nivel global.

El documento académico advierte que “la emergencia y reemergencia de enfermedades infecciosas del hombre y los animales ocurridas durante los últimos 20 años, tales como Fiebre Aftosa, Influenza, SARS, Ebola, MERS, Dengue o Peste Porcina Africana, no tuvieron la suficiente atención (de las autoridades) como para advertir los tremendos riesgos a los que las poblaciones estaban expuestas. 

En ese orden, la Academia recuerda que previamente a la pandemia del Covid-19 hubo una epizootia de Peste Porcina Africana (PPA) que afectó a cuatro de los cinco continentes y generó enormes pérdidas económicas, así como la disminución de la provisión mundial de proteínas de origen animal.

No desatender la sanidad de los rodeos

Sabiendo que el desafío es muy grande, la ANAV destaca que por el coronavirus se afectarán todos los sistemas agropecuarios y será fundamental no desatender el manejo sanitario de los rodeos, considerando los tiempos duros que se aproximan.

Señala el documento que en la Argentina son varias las campañas sanitarias que “con gran esfuerzo del sector público y privado se han mantenido durante años y cuyo éxito ha significado el reconocimiento oficial de organismos internacionales y diversos países respecto a la calidad de los productos producidos y exportados”.

“Máximo alerta”

En función de todo lo expuesto, la Academia comunica a las autoridades el “máximo alerta” y pide poner especial atención al sostenimiento de los estatus y programas sanitarios para evitar mayores impactos negativos en la economía y en el bienestar del país, manteniendo “la normal y sostenida marcha de los planes de control y erradicación de enfermedades, como Fiebre Aftosa y Brucelosis”.