Holando: dos miradas sobre por qué la raza no compitió en Palermo

La raza Holando Argentino, explica más del 90% de las vacas lecheras del país, pero por qué no estuvo presente en la Exposición Rural de Palermo 2022.

Holando
Una situación similar se había vivido en 2016 –año de fuerte impacto de inundaciones en Córdoba y Santa Fe- cuando no se eligieron grandes campeones de la raza porque sólo había ocho animales.

Si bien se armó un gran remate con más de 500 ejemplares de alta genética de la mano de la Cooperativa Guillermo Lehmann, la raza Holando Argentino no presentó animales en competencia en la Exposición Rural de Palermo 2022, la mayor exposición ganadera del país.

TodoLechería consultó a Horacio Larrea, experto en genética que participa en las exposiciones desde 1974 por qué no compitieron este año en Palermo.  “En una época, la genética se comercializaba a través de las exposiciones, pero hoy se comercializa por otros canales”, puntualizó Larrea.

“Eso es lo que en el fondo determina que Palermo, estando lejos de los pueblos que explican la producción lechera argentina, y a la vez siendo caro para los cabañeros, no sea el punto de encuentro para el sector lechero como sí sucede en otros sitios”, apuntó.

Lectura política-económica de la realidad de los tambos

Otra visión distinta que incluyó una lectura política-económica de la realidad de los tambos, fue planteada por Máximo Russ, quien en una entrevista con el diario La Nación dijo: “La rentabilidad de nuestra actividad, que es fundamentalmente producir leche, no está pasando por un buen momento, por lo que no podemos enfrentar los gastos que conllevan trasladarse con los animales a la ciudad”.

Detalló que además del presupuesto que implica llevar a los vacunos y radicar al personal por 10 días en la ciudad de Buenos Aires para asistir al predio de Palermo, tienen que dejar las actividades en el campo.

“Los costos de producción en el tambo son mayores que el precio que recibimos y las perspectivas que tenemos hacia adelante con la alta inflación, la brecha cambiaria y el dólar atrasado no son para nada positivas”, dijo Russ.

“Es todo un combo que a nosotros es a los que más rápido nos afecta. Los costos van subiendo constantemente y nuestra recuperación siempre va por detrás”, indicó.

También sumó como argumento que el interés de los productores en comprar genética y reproductores “lógicamente también ha caído por la baja rentabilidad del tambo”.

En este contexto, remarcó que se agrega la sequía que subió aún más los costos. “Con la seca no hay pasto, tenemos que tener las vacas alimentadas con ración porque, si bien normalmente en invierno la oferta de forraje es inferior, ahora directamente no hay”, lamentó.

Primera vez que la raza no participó de la exposición

De esta manera, apuntó que se trata de la primera vez que la raza Holando no participó de la exposición.

Una situación similar se había vivido en 2016 –año de fuerte impacto de inundaciones en Córdoba y Santa Fe- cuando no se eligieron grandes campeones de la raza Holando porque sólo había ocho animales, ya que el reglamento de la Sociedad Rural Argentina (SRA) exige al menos 30 ejemplares para poder entregar esas distinciones.

El ABC Rural

 

Periodista especializado en Agro de EL ABC RURAL