Empresas de maquinaria agrícola reclaman créditos y ofrecen financiación propia

A pesar que las entidades bancarias ofrecen créditos, muchos productores los consideran costosos. Las empresas de maquinaria agrícola reconocen la situación y muchas de ellas salen al mercado con financiación propia y Plan Cereal.

Si bien el Gobierno Nacional anunció a principios de marzo una nueva línea de leasing para la compra de maquinaria agrícola, camiones y semirremolques de fabricación nacional por un monto de $1.500 millones para impulsar las ventas del sector y promover la productividad y competitividad de los productores agropecuarios, fabricantes, contratistas y productores, esa medida no alcanzará a cubrir la demanda de 2019.

Más allá que las perspectivas para la actual campaña agrícola son “muy promisorias” y permiten avizorar que “se trasladarán al sector fabril” y favorezcan “un repunte en las ventas de maquinarias agrícolas y agropartes” –tal como lo aseguró un informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea- la falta de crédito a largo plazo y con un tipo de interés bajo será como siempre una limitante.

“Esperemos que se pueda resolver a la brevedad la falta de créditos blandos para que el sector agropecuario pueda adquirir maquinarias agrícolas”, explicó a Nuevo ABC Rural, el ingeniero Alberto Vignolo, integrante del departamento de ventas de la firma Ingeniero Enrique Bertini, de Rosario. El entrevistado, coincidió en que “tenemos que aprovechar la buena cosecha y las ganas de invertir del productor con el aporte de herramientas financieras a tasas razonables”.

Búsqueda de competencia

Es verdad que los bancos ofrecen financiamiento a tasa 0 en dólares, pero el sector es reacio a ese tipo de créditos. “Los productores tienen que estar muy necesitados de tecnología para endeudarse en dólares; creemos que el Gobierno debe trabajar en líneas que incluyan el canje por cereal como una forma de pago, ya que sería una variable que le sirve a las dos patas”, mencionó como ejemplo Vignolo.

Asimismo indicó que es difícil para las empresas ofrecer financiamiento de manera directa. “No podemos pagar sueldos, comprar materia prima, y ser banqueros a la vez. Si bien hay casos puntuales donde se asiste al cliente, las firmas fabricantes de maquinaria agrícola deben pensar en diseñar equipos cada vez más tecnológicos y dejar a los bancos y al Gobierno que brinden las herramientas de financiación más convenientes”, concluyó.

La falta de crédito a largo plazo y con un tipo de interés bajo será como siempre una limitante.

Otro de los empresarios entrevistado fue Mario Conese, titular de la firma Acoplados Conese, quien reconoció que su rubro se vio favorecido por la campaña. “El productor se prepara para acelerar los tiempos de su cosecha y manejar los aspectos logísticos. En volumen de cosecha esta campaña es notable y por esa cuestión es un año donde nuestras ventas de acoplados aumentaron”, dijo el empresario de Correa, Santa Fe. Además, si bien reconoció la falta de créditos blandos para los productores, indicó que el rubro de acoplados no se encuentra en el segmento de “valores altos”, con lo cual los productores en su gran mayoría “pagan al contado o se financian con cereal”.

Financiando desde la empresa

Por la falta de condiciones razonables en las ofertas crediticias para la compra de tecnologías para el agro, muchas fábricas apuestan a la financiación directa en un año donde esta variable podrá definir la reactivación.

“Tenemos muchas expectativas en que las ventas se van a reponer. Crucianelli está fabricando máquinas sembradoras que ya están vendidas, lo que no deja de ser una muy buena señal”, enfatizó Sergio Pañuco, integrante del departamento comercial de Crucianelli.

El vocero de la firma de Armstrong, Santa Fe, consideró que será un año importante dado que la cosecha en gran parte de la Argentina está siendo exitosa. “Es una alternativa que nos permitirá vender muchas máquinas, aunque es clara la preocupación por la falta de créditos blandos, que nos daría aún más posibilidades de negocios”, indicó.

En ese sentido, explicó Pañuco que la firma está ofreciendo financiación propia para no dejar de vender. “Nuestra empresa está llevando a cabo muchos negocios con financiación directa de fábrica. Esta operatoria la hacemos a través de una empresa nueva denominada Raíz, -nuestra propia unidad de negocios- que financia nuestra máquinas si el productor o contratista lo desea, con la posibilidad de hacerlo con plan cereal, en pesos o en dólares”, comentó. A su vez destacó: “Si bien es difícil, como vendedores tenemos que ayudar a que los productores puedan comprar, de lo contrario la reactivación que estamos viendo no sería tal”.

Más producción y oportunidades de negocios

En momentos de crisis, la financiación resulta ser un factor clave a la hora de adquirir un producto, por lo que las empresas tratan de aportarle al productor agropecuario soluciones para que pueda acceder lo más fácilmente posible a lo que necesita.

Por ejemplo Hugo Franco del área de marketing y comunicación de Akron, la firma de San Francisco, Córdoba, fabricante de maquinaria agrícola, informó que “implementamos el Plan Canje a Cereal Futuro, una modalidad y operatoria inédita, con la que el productor se lleva el equipo al precio de hoy, haciendo pagos parciales opcionales en 2019 y 2020, ya sea con trigo, maíz o soja, completándolo y cerrándolo en enero de 2021 con trigo”.

Desde la firma aseguran que desde noviembre del año pasado cuando se lanzó el Canje la respuesta del productor viene siendo muy buena. “Nos está dando un gran resultado, ya que se viene una excelente cosecha, lo que nos motiva a trabajar para brindarle al productor financiación y equipos acordes a sus necesidades”, sostuvo Franco.

“Tratamos de seguir manteniendo la postura de escuchar al productor y no imponer una forma de pago, tratando de buscar un punto en común, ya que el negocio debe ser rentable para ambas partes”.

Akron, cuenta con financiación directa de fábrica con valores y convenios con entidades bancarias públicas y privadas.

Por su parte, Diego Falconi del área de marketing y ventas de Ombú, empresa fabricante de maquinaria agrícola y remolques de Las Parejas, Santa Fe, coincidió con sus pares sobre la falta de adecuada financiación.

“Tratamos de seguir manteniendo la postura de escuchar al productor y no imponer una forma de pago, tratando de buscar un punto en común, ya que el negocio debe ser rentable para ambas partes, porque si el productor no produce después no paga, por lo que se busca un punto de equilibrio entre comprador y vendedor. Nos está dando resultados y vamos a mantenernos por ese mismo camino”, indicó.

Falconi explicó, además, que “los productos de cosecha se vendieron bien, con mucha aceptación de nuestro nuevo cabezal maicero, y la línea de tolvas autodescargables, al igual que en el segmento de remolques, donde los acoplados y semirremolques en esta época tienen mucha salida”.

En general la demanda de productos fue buena en un año difícil y se notó el millón más de hectáreas que hubo en maíz, con mucho más volumen y demanda de equipos por parte de productores y contratistas, ya que con más producción hay más oportunidades de negocios para todos los actores de la cadena.

Plan Canje Cereal como alternativa

Es otra opción valedera que utilizarán las empresas durante este 2019. Un ejemplo de ello, lo brinda la firma Kubota, que puso en marcha el Plan Canje Cereal para la adquisición de cualquier modelo de sus líneas de tractores en el mercado argentino. “Es Canje Cereal al contado, es decir con entrega de disponible, y también Canje Cereal a futuro”, explica Matías Boll, gerente comercial de Mojón Uno, representante oficial de Kubota en Argentina. La operatoria permite la compra de tractores con soja, trigo o maíz y, en el caso del canje a futuro, los márgenes son amplios y los plazos llegan hasta 2020.

Por su parte, el Grupo AGCO dispone de financiación directa a través de AGCO Capital y del Canje Cereal por grano disponible. “También seguimos con el Plan de Ahorro de 60 cuotas mensuales, sin interés, con muchos menos papeles de lo que requiere un banco y que permite comprar tanto tractores como máquinas forrajeras”, subraya Juan Pablo Guevara, gerente de ventas y marketing de Valtra y Challenger.

Acuerdos con bancos

Para la adquisición de maquinarias de más valor, es factible encontrar en el mercado acuerdos importantes entre la banca privada y las compañías fabricantes. En ese sentido Valtra, la marca del Grupo AGCO, propone en el mercado una extensa plataforma de alternativas financieras en la compra de sus equipos.

“Contamos con líneas de créditos a través de acuerdos con bancos oficiales y privados”, indica Guevara. Una de las posibilidades que ofrece la marca es operar en pesos. “Con el Banco Galicia tenemos un convenio por el 50% del bien, a tasa 19,9% y a 3 años. Con el Banco Francés hay distintas alternativas”, señala Guevara.

Para finalizar, exhibió la propuesta que la compañía ofrece con moneda norteamericana. “En dólares, trabajamos a tasa 0%, a cuatro años, mediante acuerdos con casi todos los bancos”, agregó.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí