Villa Elisa: relax, sabores y disfrute en tierra entrerriana

Los invito a conocer una pintoresca localidad de aproximadamente 12 mil habitantes llamada “Ciudad Jardín”, por sus aceras, plazas, parques y avenidas floridas y arboladas, celosamente cuidadas por sus habitantes.

Complejo termal Villa Elisa. Las aguas termales son característica distintiva de la tranquila localidad entrerriana.

Villa Elisa fue fundada en 1890 por Don Héctor de Elia, con inmigrantes piamonteses, valesanos, saboyanos y vascos. Actualmente es la tercera ciudad con mayor población del departamento Colón, en la provincia de Entre Ríos.

Se caracteriza por un relieve de planicie ondulada de pradera herbácea, con clima templado húmedo y temperatura entre los 5º y los 35º, ideal para la variada flora y fauna autóctona.

Un paseo por el centro, imperdible invitación 

Entre las edificaciones bajas y modernas, la Iglesia Virgen Niña sobresale en pleno centro de la ciudad. Su interior es una verdadera obra de arte con murales testimoniales del Cristianismo, un remanso de paz para todos.

Muy cerca, el Monumento al Sembrador, una obra de 12,50 metros de alto en reconocimiento a los primeros pobladores, quienes llegaron a esas tierras, convencidos que sembrar semillas de esperanza era lo mejor para ellos y para sus hijos.

Monumento al Sembrador en el acceso a la localidad entrerriana de Villa Elisa.

Amplias avenidas parquizadas con senderos peatonales invitan a disfrutar la exuberante naturaleza urbana.

En Villa Elisa todo es tranquilidad. El aire puro revitaliza y permite pensar en un remanso de salud en Termas Villa Elisa, un predio de 41 hectáreas ubicado a 4 km del centro de la ciudad.

Piscinas de aguas termales saladas de diferentes temperaturas, de uso pasivo y recreativo, dos semicubiertas calefaccionadas, la novedosa piscina con olas y la simpática plaza acuática para los más chicos, completan una variedad de opciones para todos los gustos y edades.

Cuenta con un moderno spa termal con amplio menú de servicios de salud y belleza, senderos internos para realizar caminatas y paseos en bicicleta, y un lago destinado a la recreación náutica.

Sobresalen el campo de golf y las canchas de tenis, además de sectores para picnic, y sabrosas propuestas gastronómicas, constituyendo motivos más que suficientes para elegir descansar allí, en tierra entrerriana.

Estancia Museo “El Porvenir”, antigua casona del siglo XIX que fue residencia del fundador de la villa,

Estancia “El Porvenir”, el origen de todo

Conocer la forma de vida de los primeros pobladores de Villa Elisa es posible en la Estancia “El Porvenir”, antigua casona del siglo XIX que fue la residencia de Héctor de Elia, el fundador de la villa, lugar donde en 1890 preparó su estrategia colonizadora y dio origen a este poblado.

Esta “perla rural” está rodeada por un parque de dos hectáreas con área de picnic y juegos infantiles. Sus salas atesoran “cosas de antes” que formaron parte de la vida de los abuelos en el campo y el trabajo cotidiano, la vida social y religiosa de antaño.

“Nos vamos p’al arroyo”, otra alternativa refrescante para el verano  

El Balneario Municipal de Villa Elisa, rodeado de exuberante vegetación y perfumes naturales, es un arroyo de vertientes de aguas poco profundas ideal para los amantes del aire libre y el ocio.

En la época veraniega, los balnearios de ríos y arroyos de Villa Elisa son muy concurridos por habitantes de la región.

Un asadito compartido con la familia o amigos, disfrutando del sol es una propuesta para todo el año, aunque los servicios e instalaciones están habilitados desde principios de diciembre hasta Semana Santa.

Desde Villa Elisa se inicia un circuito por el campo que permite acceder a distintas propuestas donde los sabores, historias, saberes y actividades vinculadas con la vida rural son protagonistas.

Otros atractivos

A tan sólo 12 km. se encuentra Hoker, pueblito de características rurales que cuenta con una vieja carpintería donde elaboran artesanías con antiguas herramientas.

Legendario almacén Don Leandro, típico boliche de campo mantenido generación tras generación.

También el afamado almacén Don Leandro, antiguo boliche de campo propiedad de una familia tradicional del pueblo que, con mucho orgullo y pasión, ofrece al visitante la posibilidad de deleitarse con sus delicias gastronómicas y atractivas anécdotas.

Una gran variedad de productos regionales, con sus exclusivos licores “revienta gauchos”, “voltea chinas”, y “silencia loros” -elaborados algunos con recetas traídas por nuestros abuelos gringos-, sus exquisitas picadas de campo, platos elaborados a base de recetas francesas y el famoso asado de don Leandro, hacen que el paso por ese lugar sea “memorable”.

Almacén de ramos generales Francou, otro atractivo turístico de Villa Elisa.

Otro antiguo almacén de ramos generales, Francou mantiene su función original, heredado de generación en generación por más de cien años.

La familia Francou invita al visitante para que sienta la magia del lugar transportándolo, a través de una visita guiada, por un recorrido cargado de emociones.

Chorizo casero, bondiolas y quesos de campo, exclusivos huevos de codorniz en escabeche, un buen mate cocido o café con leche con dulces y masas caseras, una sabrosa picada con salames regionales y otra vegetariana, se ofrecen para despertar los sentidos.

¡Están invitados!. Una vuelta por Villa Elisa y sus atractivos turísticos vale la pena.

 

Por Bettina Cucagna 

Alta Dirección en Turismo Rural – Fauba 

E-mail: perlitasrurales@yahoo.com.ar

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí