Un acreedor pidió la quiebra de Vicentin en Tribunales de Rosario y complica su situación

Se trata de la firma Gagliardo Agrícola Ganadera SA que solicitó en Tribunales de Rosario la quiebra de la cerealera por una deuda de 500 mil pesos.

quiebra de vicentin

Ayer, jueves 6 de febrero, ingresó a los Tribunales de Rosario el primer pedido de quiebra de la empresa Vicentin. La solicitud fue hecha la firma Gagliardo Agrícola Ganadera SA, integrante del grupo RJG que también integra la Constructora Obring, exigiendo el pago de una deuda por unos $ 500.000.

De tal forma, será el Juzgado Civil y Comercial N° 14, a cargo de Marcelo Qaglia, el que deberá resolver esta situación. Según trascendió, la deuda de Vicentin con la firma demandante de su quiebra es mayor pero, a los efectos judiciales, decidieron hacer la presentación por esos $ 500 mil.

Medidas cautelares

Previo a esta solicitud de quiebra para la exportadora ceralera, esta semana una decena de firmas habían presentado medidas cautelares haciendo peligrar el Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) que viene gestionando la empresa desde enero. Todo este panorama, estaría empujando a la firma santafesina a llamar a un concurso de acreedores.

Se recuerda que, a través de un comunicado de prensa, los integrantes de Vicentin habían manifestado que se encontraban realizando “todos los esfuerzos” para defender las fuentes de trabajo, rehabilitar su actividad productiva, restablecer su operatoria comercial con sus productores y reestructurar su pasivo financiero.

Por si algo faltaba en todo este entramado, el jueves último, una de las firmas acreedoras en la provincia de Santa Fe, GYT Plus (el acopio de Guardati Torti) señaló a través de una nota remitida a la Bolsa de Comercio de Rosario, que no podrá honrar compromisos asumidos con sus clientes y que necesita ir a una reestructuración de pasivos.

Contra reloj

Tal como es de público conocimiento, días atrás Vicentín había presentado un Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) que, al decir de la empresa, “ha cosechado un gran número de adhesiones y se está trabajando en la instrumentación de los acuerdos individuales, como así también en la concertación de reuniones para conciliar y aclarar aspectos de la misma”.

La propuesta que Vicentin le presentó a sus acreedores comerciales consistía en un pago inicial del 20 por ciento de la deuda dolarizada y el resto, prorrateado a lo largo de ocho años.

Entretanto, las negociaciones con los bancos acreedores, en particular el Banco Nación –principal acreedor individual–, tampoco lograba destrabar la situación.

Por otra parte, un grupo denominado “Sumando Cabezas” conformado por unos 150 damnificados entre productores, corredores, y acopios, anunciaron que no aceptarán dicha propuesta, ya que consideran que “no hay garantías de cumplimiento del acuerdo”.

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí