Turbulencia por el default de la corredora BLD

La poderosa corredora BLD con un endeudamiento de U$S 100 millones sacudió el mercado, tras fallidas negociaciones con Lartirigoyen para vender su unidad productiva de cerdos de Córdoba. Ahora busca “una solución asociativa con sus clientes”, mediante el canje de la deuda por acciones preferenciales de la compañía.

BLD, una de las cinco primeras firmas nacionales dedicadas al corretaje de granos y principal agencia de Bolsa del interior del país afronta una situación de default por un endeudamiento de U$S 100 millones. Para sortear la quiebra propone a los acreedores convertirse en accionistas de la compañía.

Ese canje de la deuda, a través de un acuerdo preventivo extrajudicial, será por unos 6000 millones de pesos que esperan concretarlo en un plazo no mayor a los 30 días. Ahora la respuesta la tienen los acreedores.

Rápido proceso

Todo se desencadenó muy rápidamente. En los últimos días de agosto tomó estado público a través del sitio web rosarino puntobiz, lo que ya había comenzado a comentarse en los círculos relacionados con el negocio granario.

La poderosa corredora BLD con sede en Rosario -que tiene 350 empleados directos y 200 tercerizados- se encontraba en serias dificultades financieras y la especie tomó cuerpo cuando comenzó a ofrecer precios diferenciales de hasta u$s 10 la tonelada por la soja a fijar.

Se hablaba de un alto grado de endeudamiento, y la posibilidad de que dejara de pagar sus compromisos. Se comentaba asimismo que su enorme inversión de US$ 45 millones para un proyecto de producción integrada de cerdos en Córdoba -la Unidad Productora de Lechones (UPL)- con un criadero para 5000 madres (BLD Pigs) que ya jugaba fuerte en el mercado, le había arrastrado ante la falta de financiamiento y las consecuencias del contexto económico del país tras las PASO (cepo, perfilamiento, devaluación, mega tasas de interés).

También se conoció formalmente que BLD había avanzado en negociaciones con la importante cerealera Lartirigoyen, que tiene como principal accionista a Glencore, para venderle esa unidad productiva (se dijo que era “un proceso de integración).

El director institucional de BLD, Ignacio Miles, le dijo el 25 de septiembre a puntobiz que efectivamente, el corte del financiamiento y el nuevo contexto económico del país “los empujó a tener que analizar cómo reconfigurar el negocio de cerdos, pero que sin embargo el grupo goza de buena salud financiera y opera con total normalidad”.

Negocio fallido

Sin embargo, un día después, se supo que Lartirigoyen se había retirado de las negociaciones obligando a BLD a pensar en medidas de fondo para salvaguardar el patrimonio de la compañía y afrontar los compromisos contraídos con clientes y proveedores.

Entre ellas se hablaba de no tomar nuevos negocios y suspender la entrega de granos. También se hablaba de vender la empresa y que otra salida podía ser la convocatoria de acreedores. Ese día la corredora dejó de operar en la Bolsa de Comercio, fruto de su derrumbe financiero ante un default que sería de unos U$S 100 millones (6000 mil millones de pesos) y suspendió el pago de los cheques ya librados a los productores.

Propuesta de canje por acciones

Pasó el fin de semana y el lunes 1° de octubre BLD hizo una propuesta a los productores –mediante un comunicado oficial de la compañía- para quedarse con acciones de la empresa a cambio de las deudas contraídas.

“La propuesta implica convertir la deuda comercial de BLD en capital de la sociedad, a través de suscripción de acciones preferidas, de modo de fortalecer la empresa y proteger los intereses de los clientes”, señaló el directorio de BLD en un comunicado difundido ese día.

“La asamblea de accionistas de la sociedad decidió aumentar el capital de BLD SA en 6000 millones de pesos en acciones preferidas. Esta iniciativa contempla que los nuevos accionistas obtengan el 85 por ciento del capital, mientras que los accionistas anteriores conservarán el 15 por ciento”, agrega el documento.

¿Mayores deudas?

Según informó La Nación, los operadores de bolsa creen que el pasivo es mayor a los 100 millones de dólares, y que parte de ese pasivo está contraído con empresas exportadores multinacionales que le compraron y ya pagaron a BLD unas 200.000 toneladas de soja y el dinero se esfumó.

“Por eso –dice el matutino- fuentes del mercado consideran que la jugada de BLD apunta a ganar tiempo pero que el problema está lejos de solucionarse y que recién comienza”.

El interrogante ahora es saber si los acreedores aceptarán o no ese canje de deuda para no pedir la quiebra de la empresa.

 

 

 

 

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí