Trigo: la plaza local, recalentada, con una ventana de firmeza en el mundo

Según la corredora Grassi SA, la situación de los principales países productores de trigo ha creado un marco de recuperación de precios con favorables expectativas futuras. En el plano local, en tanto, el adelanto de compras por parte de la exportación limita, en el corto plazo, la disponibilidad de mercadería para la industria, recalentando la plaza. El informe también alerta sobre una posible intervención del Estado.

Imagen de la NASA

La firma corredora de cereales Grassi SA ha hecho conocer en su último informe mensual, un pormenorizado análisis de la situación del mercado de trigo, su situación en las plazas internacionales, su incidencia sobre el mercado local y el posible comportamiento de los precios del cereal.

Explica el informe que son diversos los elementos que han configurado un escenario de recuperación en los precios del trigo en los principales mercados internacionales.

Asimismo, expresa que la nueva campaña comienza a captar la atención. Una caída en el área sembrada en países productores claves del hemisferio norte, lleva a seguir muy de cerca la evolución de las condiciones climáticas.

Menciona, por caso, los anuncios de Rusia sobre la posible imposición de cuotas de exportación, lo que generó inquietud en el mercado, aunque el final permanece abierto; también cita la merma productiva en Australia, lo que genera oportunidades de colocación de mercadería en el sudeste asiático.

Asimismo, destaca que Brasil volvió a ajustar a la baja los cálculos de producción y se descuenta importante actividad importadora.

Por otra parte indica el informe que en el plano local, los precios se recalientan. El adelanto de compras por parte de la exportación limita, en el corto plazo, la disponibilidad de mercadería para la industria.

Por último, crecen los temores por una posible intervención del Estado, con posibles efectos en los precios.

En el plano internacional se avizora una ventana de firmeza en los precios del trigo

A nivel internacional, la coyuntura se muestra favorable a los precios del trigo. Los valores han registrado importantes avances en las principales plazas, a lo largo del último mes.

Más allá de la atomización que exhibe el mercado internacional, en términos de orígenes y destinos, los movimientos alcistas en las cotizaciones se han registrado de forma prácticamente generalizada en los mercados de referencia.

En este sentido, desde comienzos de diciembre, los precios FOB en los distintos orígenes han acumulado avances en torno a  U$S 10-20.

Estos movimientos han estado apuntalados por una serie de factores, generando una coyuntura de mercado destacable en materia de cotizaciones, mientras permanezcan vigentes los elementos que operan de soporte.

La sequía de Australia se deja sentir en el sudeste asiático 

Uno de los principales elementos a considerar para comprender el escenario actual, si bien ya ha sido incorporado por los mercados, lo constituye el fracaso productivo de Australia.

En una campaña donde el mundo apuntaba una recuperación de producción, el país oceánico registró la peor cosecha desde 2008. Con el clima en contra, la producción cayó a 15,6 mill. tn. (muy por debajo de las 22 mill. tn. promedio de las últimas campañas).

Con este resultado, se mantendría muy ajustado su saldo exportable, el cual ha sido proyectado en torno a 8 mill. tn. (prácticamente un 50% del promedio de las últimas campañas).

Así, otra vez, el faltante de mercadería australiana estaría llevando a principales importadores del sudeste asiático (Indonesia, Filipinas, Vietnam, etc.) a buscar aprovisionamiento en otros orígenes. Esto aporta respaldo a precios en distintas plazas, considerando que -a esta altura del año- la mercadería del hemisferio norte ya ha sido comercializada, en su mayor parte.

Ante este contexto, el apetito de los compradores asiáticos estaría impulsando importantes volúmenes de embarques desde Argentina, en los meses de verano.

Rusia habla de cuota de exportación pára su trigo y genera incomodidad en los mercados

La posibilidad de que Rusia imponga cuotas de exportación, tal como dejaron trascender funcionarios del gobierno, fue suficiente para generar revuelo y adicionar estímulos a los precios.

Pero, si bien constituye un elemento que ha ganado protagonismo y es seguido muy de cerca, las condiciones anunciadas no estarían generando una alteración significativa en el comercio internacional, en caso de ser aplicadas.

Según indicaron fuentes oficiales, el gobierno ruso estaría evaluando la posibilidad de imponer una cuota de exportación de trigo de 20 M de tn. para el primer semestre de 2020.

Si bien esta noticia bastó para generar incomodidad en los mercados, debe tenerse en cuenta que, en caso de concretarse, no constituiría mayores alteraciones en las exportaciones de Rusia.

Para el mayor exportador mundial de trigo, se pronostican negocios por 34 M tn. en la campaña 2019/20, de los cuales ya habría cerrado negocios por 20 M tn.

Por lo que, para el primer semestre de 2020, solo se estarían previendo ventas por de 14 M tn., volumen que se encontraría muy por debajo de la cuota anunciada.

Si bien la decisión aún no está tomada, el hecho de que el número pueda no ser el definitivo, lleva al mercado a permanecer muy atento a nuevas noticias sobre este tema.

El nuevo ciclo gana protagonismo, con posible caída de área de trigo en EE.UU. y Francia

Paralelamente, comienza a ganar peso el desarrollo la campaña 2020/21. Con la campaña ya encaminada en el hemisferio norte en parte, se empieza a focalizar sobre el potencial de producción. Estimaciones recientes dan cuenta de caída en la superficie de dos importantes productores: EE.UU. y Francia. 

Por una parte, a principios de mes, el USDA presentó los cálculos de área sembrada de con trigo de invierno para el país del norte.

Según el dato oficial, la superficie se habría ubicado en 12,47 M has. Este número representa una caída de 1,5% respecto al ciclo pasado y se ubicaría en torno a mínimos históricos.

Por otra parte, se destaca la situación de países productores de Europa, donde el exceso de lluvias que predominó en la época de siembra dejó su huella en el hectareaje alcanzado.

Entre estos, resalta Francia, el principal exportador del Viejo Continente. Según datos de la consultora Sigma Conseil, la superficie sembrada con trigo de invierno se habría ubicado en 4,47 mill. has., superficie por debajo de las 4,97 mill. has. de la campaña anterior y ubicándose en valor mínimo de 19 años.

Ante este escenario, el devenir climático ganará gran protagonismo en la definición de las cosechas. Es por esto que no debería descartarse que este factor adicione una cuota extra de volatilidad a los precios.

Brasil, débil en producción y firme en importación

En la campaña comercial en curso (2019/20), la hoja de balance del país vecino se muestra muy ajustada, operando como otro elemento que ha aportado firmeza a precios, en particular los locales (de Argentina).

Reducidos niveles de stocks iniciales y producción por debajo del promedio de las últimas campañas, impone mayor necesidad de recurrir a la importación para satisfacer las necesidades del mercado interno. Nuevas oportunidades para el trigo argentino.  

Según datos oficiales, el saldo productivo se habría encontrado por debajo de los mejores registros de los últimos años. Las condiciones climáticas no resultaron óptimas afectando la productividad.

Esto llevó a la Conab a realizar nuevos ajustes y ubicar sus últimos cálculos en 5,15 mill. tn., por debajo del promedio de las últimas cinco campañas (5,58 mill. tn.).

Según los números de Conab, el país vecino estará acumulando importaciones por 6,8 mill. tn. Pero, aun así, la hoja de balance continuaría mostrándose muy estrecha, con un carry que caería muy por debajo de los registros históricos, a 0,55 mill. tn.

Como se analizará en el próximo apartado, esta coyuntura ha constituido una fuente de oportunidades para colocación de mercadería argentina y ha adicionado respaldo a las cotizaciones.

De todas formas, la apertura de cupos a las importaciones de países extramercosur podría limitar los efectos positivos.

En Argentina, los precios se reacalientan en un mercado ajustado

En el plano local, los precios han experimentado un marcado rally, dirigido por factores autóctonos, y con apoyo en la tendencia externa.

Necesidades de Brasil, nuevas oportunidades en el sudeste asiático, aceleración de compras de la exportación, previa al aumento de retenciones y brecha entre valores de mercado disponible y a término, aportan una tónica particular al ciclo comercial de la campaña 2019/20.

Si bien los elementos de firmeza podrían continuar operando en el corto plazo, los recientes pedidos del Gobierno a los exportadores para asegurar el abastecimiento interno, llevan a mantener cautela de cara a la posibilidad de implementación de nuevas restricciones a la exportación.

trigo grassi 2

A lo largo del último mes, las cotizaciones se dispararon en Argentina. Como particularidad, si bien los valores FOB registraron importantes avances (7%), mejorando la capacidad de pago de la exportación, los valores internos llegaron ubicarse muy por encima de esta.

En el mercado disponible, los precios avanzaron 17%, superando los 200  U$S/tn, si bien el volumen de operaciones no estaría resultando muy significativo.

Derechos de exportación

Además, se abrió un marcado spread entre los valores anotados en el mercado físico y la evolución de la posición enero del término. Estos últimos llegaron a ubicarse en 10 U$S/tn, en una dinámica que habría respondido a diversos elementos.

Por una parte, se destaca el importante adelanto de compras de la exportación y DJVE, previamente al cambio en el esquema de retenciones, lo cual ha generado un mercado más tirante, ya en enero.

Este fenómeno respondió al intento de los agentes locales de adelantarse al posible aumento de derechos de exportación (lo cual finalmente ocurrió). Según datos oficiales, hacia mediados de este enero, el sector exportador habría acumulado un récord de compras por 13,6 mill. tn.

Se destaca que los embarques, se concentrarían entre los meses de diciembre-marzo, con volúmenes que sobrepasan en gran cantidad lo normal para esos meses.

Ahora bien, al revisar los números de la exportación, se destaca que ya tendría mercadería suficiente para cubrir todo el programa exportador que tiene declarado. A la vez, contaría con un remanente que podría ser destinado al consumo interno (1,66 mill. tn.).

Problemas en el corto plazo para la industria del trigo local

Esta situación ha disparado preocupaciones en la industria, que de momento ha mantenido un ritmo de compras, en línea con la media histórica. Según datos oficiales, las compras habrían alcanzado 1,4 mill. tn.

Al computar este número con las compras realizadas por la exportación, solo quedaría un remanente de 4 mill. tn. para comercializar en lo que resta del año. 

Si bien la industria quedaría en una situación ajustada, los mayores inconvenientes podrían encontrarse en el corto plazo, donde los productores podrían encontrar escaso interés en vender (tal como está ocurriendo), dado el adelanto de negocios registrados.

De todas formas, los números globales de la campaña podrían no estar exhibiendo una situación demasiado alarmante, si se considera que las compras declaradas por la industria, en las últimas campañas totalizó 3 mill. tn., de febrero a noviembre, y aun quedarían 4 mill. tn. sin comercializar.

trigo local

Spread de 10 U$S/tn

Por último, cabe destacar otro elemento particular en términos comerciales: el spread existente en la primera posición del término y los valores disponibles. El mismo llego a ubicarse en torno a 10 U$S/tn, en las últimas ruedas.

Esto habría estado vinculado, por una parte, a la necesidad de los compradores que han buscado asegurarse la entrega de mercadería a través del término, dado un mercado disponible donde la oferta no ha aparecido con fuerza.

Esto ha tenido su impacto en precios, en el mercado a término. Paralelamente, es probable que los compradores hayan intentado limitar las subas de precios en el mercado disponible, para evitar fijaciones en con precios en ascenso.

Ante este escenario, ¿qué podría esperarse en materia de precios para el trigo local?

Tal como está planteado el escenario actual, es probable que la evolución de los precios, hacia los próximos meses, encuentre mayor vinculación con el devenir de variables internas, más que con el contexto externo.

Por una parte, la hipótesis de que las cotizaciones locales puedan registrar firmeza sostenida en el mediano plazo, vía mayores subas en precios externos, podría encontrar algunas limitaciones.

Por empezar, para que esto tenga lugar, deberían conjugarse una serie de factores externos, tales como: complicaciones climáticas severas en principales países del hemisferio norte; efectivización de cuotas a las ventas externas de Rusia, en una magnitud que afecte el saldo exportable; por mencionar algunos.

A la vez, se destaca que el programa exportador de Argentina parece estar prácticamente definido, con un sector que ya ha adquirido más de lo que ha declarado por vender.

Además, la posibilidad de que las subas en el contexto externo se traduzcan en mayores avances de las cotizaciones locales, podría encontrar limitaciones en el accionar del Gobierno, que ya ha mostrado preocupación ante esta posibilidad, generando temores sobre posible aplicación de viejas herramientas de intervención (cupos a la exportación).

Oferta-demanda

La hipótesis de que el juego oferta-demanda interna respalde los precios locales en el muy corto plazo y luego retire apoyo, resultaría más razonable. Por una parte, es posible que, en lo inmediato, la oferta permanezca algo limitada, generando tensiones, dado los holgados adelantos de ventas que ya se han registrado.

Por otra parte, como ya se adelantó, el remanente por comercializar podría ser suficiente para abastecer a la industria, por lo que, una vez que comience a aparecer la oferta, podrían comenzar a ceder las tensiones en precios.

A la vez, debe considerarse que la estructura de tasas implícitas que presenta el mercado actual, no estaría generando grandes incentivos para almacenar hasta el mes de julio (con una tasa implícita en U$S de 10%, para dicha posición), por lo que podría incentivar a los vendedores a deshacerse de la mercadería con anterioridad.

trigo grassi 3

Una estrategia razonable

Ante este escenario, la posibilidad de cerrar pisos en los valores de ventas, mediante compra de opciones, dejando abierta la posibilidad de captar subas, aparece como una estrategia razonable.

Por ejemplo, la posibilidad de cerrar precios por encima de los 200 U$S/tn, genera números muy atractivos al evaluar la ecuación económica del productor, en particular, en planteos que combinan trigo con soja de segunda. En particular, los 210 U$S/tn que llegaron a anotarse en el término, habrían generado resultados sobresalientes. (Fuente: Grassi SA).

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí