Trigo: Demanda tecnológica de los productores

Durante el ciclo pasado, el 80% de los planteos productivos trigueros se hicieron con media y alta tecnología. Todo indica que se mantendrán estos niveles para la campaña 2019/2020.

A raíz del aumento de área a sembrarse con trigo en esta temporada, se espera que la adopción de tecnologías sea mayor a la aplicada el año pasado o por lo menos igual.  La Bolsa de Cereales de Buenos Aires señaló que la próxima campaña 2019/20 traería un nuevo aumento en el nivel tecnológico del cultivo, que si bien sería leve, continuaría con la tendencia positiva de los últimos años, donde el productor viene apuntando a mantener un nivel medio-alto en el manejo productivo del cereal invernal.

Al cierre de la campaña 2018/19 se registró un aumento de 5 puntos porcentuales en el nivel tecnológico alto en trigo, segmento de productores que alcanzó un 33% para el cultivo a nivel nacional.

Actualmente, ya durante la precampaña, con un escenario climático favorable y un incremento en el área prevista, el incremento en los principales aspectos del manejo tecnológico estaría dado fundamentalmente por factores como mayor superficie destinada al cultivo del cereal, intención del productor de mantener, e inclusive aumentar el piso tecnológico, contexto climático favorable e indicadores económicos positivos respecto al promedio.

Más tecnología

En ese sentido, desde la entidad porteña esperan que el consumo de fertilizantes en el cultivo de trigo aumente entre un 4 y 7% en relación a la campaña pasada. “Con una buena humedad al momento de la siembra y al macollaje, se espera un adecuado manejo de la fertilización, buscando sostener los objetivos de producción”, destacaron referentes de la entidad.

En tanto, el consumo de semillas estaría relacionado principalmente con el aumento en el área de siembra, dado que la densidad no presenta variaciones significativas durante los últimos años. Actualmente, el promedio para el cultivo se ubica en 106 kilos de semilla por hectárea sembrada.

En cuanto al manejo sanitario, se espera un leve incremento en el uso de fungicidas de un 3 a 5% en el volumen a aplicar. El cuidado sanitario en los cultivos de fina es un aspecto clave para determinar, no solo el rendimiento final, sino también la calidad del grano a cosecha, la cual se busca mucho a nivel industrial ofreciendo incluso bonificaciones.

Otros factores determinantes son la correcta nutrición del cultivo y la variedad de semilla elegida a la siembra, además del contexto climático, cuyos pronósticos son muy alentadores, iniciándose la campaña con buena reserva de humedad en el perfil del suelo.

Semilleros optimistas

Las consideraciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, son coincidentes con la opinión de representantes de la industria semillera.

“Las perspectivas son de aumento de superficie de siembra; el productor está entusiasmado con el cultivo porque la campaña pasada fue buena en rendimiento y hay buen precio a futuro, por lo que seguramente será una buena campaña, esperándose mantener el área en el norte de la región triguera y un aumento más en el sur”, expresó Mario Cattáneo, gerente de desarrollo de Buck Semillas, en diálogo con Nuevo ABC Rural.

Mario Cattáneo, gerente de desarrollo de Buck Semillas.

Asimismo, como los perfiles están bien cargados para la siembra y las perspectivas de humedad a futuro son muy buenas, en el sudoeste la gruesa no va a terminar tan bien como en otras zonas, por lo que se apostará mucho al trigo.

“Durante el transcurso de la cosecha gruesa hubo muchas consultas e incluso reserva de semillas en forma más anticipada que en otros años, además en las reuniones técnicas que participamos también se nota mucho interés por el cultivo”, dijo Cattaneo.

Por su parte, Francisco Ayala, gerente de productos de Bioceres, también brindó sus consideraciones. “Las condiciones técnicas son excelentes, la relación de precios también, por lo que la única incertidumbre sigue siendo la política, ya que se sembrará con un Gobierno y se puede llegar a cosechar con otro. Hubo una buena campaña anterior y buen pronóstico neutro a Niño (lluvioso) y precios interesantes”, manifestó el ingeniero agrónomo.

Francisco Ayala, gerente de productos de Bioceres.

Para finalizar, Ayala reconoció que se están recibiendo consultas de zonas del NOA y NEA que no son tradicionales para el cultivo, “por lo que el área de siembra sin dudas que aumentará”.