Tomá nota: tres herramientas de gestión que no pueden faltar para la cosecha fina

Es época de cosecha fina y el productor debe estar “fino” con los números. Desde el Grupo Cencerro brindan recomendaciones prácticas al momento de cargar y vender la producción para no tener sorpresas ni disgustos posteriores.

cosecha fina

En muchas zonas del país llegó la época de cosecha fina. Cientos de camiones, cosechadoras y tractores, recorren las rutas del país para entregar el cereal que nos mantiene activos y, muchas veces, sin dormir.

Si de gestión se trata también podemos decir que son épocas bravas. En una gran cantidad de empresas agropecuarias, en estos meses, se define la rentabilidad y la posibilidad de seguir o no sembrando.

Por eso desde Grupo Cencerro siempre decimos que hay que estar finos con los números y controlar cada kilo producido como si fuera el último.

Tres recomendaciones básicas

Si sos productor agrícola, te queremos recomendar tres puntos que tenés que tener en cuenta en estos tiempos de cosecha fina:

  1. Cada vez que sale un camión del campo, tomate el tiempo de registrar de forma ordenada las características de ese egreso de granos. Por ejemplo: kg en acopio y campo, porcentaje de humedad, lote, campo, destino, carta de porte, etcétera.
  1. Documentá las condiciones de venta con el acopio y/o cliente al que le vendés el grano. Es clave tener esta información clasificada para luego poder auditar el circuito. Por ejemplo: comisión, gastos de cámara, tarifa de acondicionamiento, bonificaciones, etcétera. También será clave ir registrando los eventos que vayan ocurriendo, como por ejemplo, el rechazo de algún camión y bajo qué condiciones.
  1. Por último, no dejes de ir sistematizando, clasificando y archivando los certificados y las liquidaciones de granos que te entregue el cliente. Serán esos documentos los que te servirán para luego chequear todo el proceso.

Estos criterios son clave para que tu equipo administrativo pueda hacer una auditoría de todas las entregas de granos, los pagos y los cobros de la cosecha, para luego definir, finalmente, la rentabilidad real por cultivo y por campaña.

¡Son épocas donde nos jugamos mucho la campaña! A no dormirse y a sistematizar y analizar.

Ezequiel Cruz / Grupo Cencerro

El ABC Rural

1 COMENTARIO

  1. La agricultura inteligente, en la actualidad, sigue dos caminos paralelos: maquinaria inteligente diseñada desde cero para el trabajo autónomo, y elementos tecnológicos que se añaden a la maquinaria para mejorar su operatividad y convertirla en autónoma o semi-autónoma.

    La agricultura del siglo XXI se basa en la interconexión de todos los eslabones de la cadena productiva. Cada elemento comparte información entre sí en tiempo real para optimizar al máximo el trabajo a un menor coste: desde la cosechadora, hasta la planta de procesamiento o el distribuidor logístico.

    En resumen, la evolución de las herramientas y métodos de cosecha corre paralela a la tecnología de cada época: cada nuevo avance, sin aparente relación con la industria primaria, encuentra con rapidez su aplicación en la agricultura.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí