Todos los sectores necesitan de jóvenes involucrándose y haciendo cosas

El licenciado Mariano Villanio expuso en el Congreso de Aapresid sobre un tema muy interesante, que atañe a las nuevas generaciones: “Los jóvenes y el campo: desafíos 4.0".

JÓVENES

El Día de las Universidades, en el XXVIII Congreso Aapresid “Siempre vivo, siempre verde”, inició con la propuesta “Los jóvenes y el campo: desafíos 4.0”, a cargo del licenciado Mariano Villani, coordinador general del Programa de Negocios de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (Fauba).

El profesional analizó el comportamiento de los jóvenes en el aprovechamiento de oportunidades. Explicó que en su área han pergeñado un observatorio formado por el Posgrado de Agronegocios y JornaderosAgro, dos instituciones surgidas de la Fauba, para seguir a los jóvenes, saber cómo operan, cómo piensan. “Para poder entenderlos hay que verlos en acción y hay que estar cerca de ellos”, dijo.

Foto: JornaderosAgro

Cuatro desafíos básicos

Villani expuso cuatro desafíos por afrontar. El primero, observar la realidad y cuestionarla, ejercitando el pensamiento crítico. “Los que venimos de familias del sector agropecuario tenemos la tradición muy arraigada, pero es importante que nos cuestionemos cómo hacemos las cosas”, dijo.

“Que no sea una verdad absoluta hacerlas como las hacía nuestro abuelo o nuestro padre. Las preguntas son movilizadoras –agregó- nos sacan del lugar en el que estamos y salimos a caminar buscando respuestas”.

“El 82% de los jóvenes le da mucha importancia al feedback con sus jefes a la hora de elegir un trabajo nuevo”, mostró Villani, añadiendo que “quieren ser parte de la solución”.

Las empresas de agronegocios

Para el segundo desafío enmarcó el problema de las empresas de agronegocios para la adaptación, entonces destacó “la capacidad de flexibilidad y adaptación para un mundo que propone cambios de manera constante es fundamental. Implica desarrollar empatía y no apurarse en la toma de decisiones”.

Dijo que el 76% de los jóvenes está dispuesto a cambiar de residencia si el trabajo se los demanda, aceptando retos y nuevos retos. Se entusiasman con empresas que les proponen metas”.

Hacer y aceptar equivocarse

En tercer lugar citó el desafío de hacer y aceptar equivocarse. “No solo el sector agropecuario necesita que los jóvenes hagan y se animen a hacer. Toda la sociedad necesita de más jóvenes involucrándose y haciendo cosas. Es importante despojarse del miedo a equivocarse. Equivocarse es aprender; no hay aprendizaje si no hay equivocación”.

“Argentina no está muy familiarizada con la equivocación y ahí tenemos un buen espacio para hacer un cambio”, dijo. “Les propongo que podamos contagiar mientras hacemos”, apuntó Villani, traduciendo el concepto ‘storydoing’. “Los jóvenes son protagonistas y las redes tienen mucho de eso para contarnos”.

Redes multidisciplinarias

La construcción de redes multidisciplinarias es el cuarto desafío apuntado por Villani. “Es muy difícil saber todo y estar preparado para todo, entonces el desafío es tratar de hablar y construir con otros que son diferentes, provenientes de otros contextos. Eso nos va a enriquecer mucho más. El 85% de los jóvenes le asigna mucha importancia al trabajo en el equipo cuando elige un nuevo desafío laboral”.

Por último, es válido fijar un punto de partida y un punto de llegada, desandando el camino de manera consciente, aprovechando los aprendizajes de esa experiencia.

Agregó el profesional que “debe hacerse con cero excusas. Si esperamos el momento justo, tener los recursos y las condiciones óptimas, la mala noticia es que eso nunca va a llegar. Nunca es el momento ideal; con lo que tenemos, tenemos que tratar de hacer lo mejor que podemos”, concluyó.

1 COMENTARIO