Tecnología LoRa, el campo más conectado que nunca

LoRA es una tecnología inalámbrica que busca la conexión simultanea de varios puntos en el campo. Es uno de los avances que más se adapta a los requerimientos actuales que demandan la ganadería de precisión o los proyectos agrícolas.

tecnología lora
Cada tecnología se adapta a diferentes aplicaciones y tienen puntos fuertes o débiles con respecto a los aspectos claves a tener en cuenta para su elección: como pueden ser la distancia y la velocidad de datos, el costo, el consumo energético, el volumen y el factor de forma. (Imagen: INTA)

La revolución de datos llegó para quedarse en el sector agropecuario. Hoy se presenta como una herramienta imprescindible a la hora de analizar requerimientos e incentivar la producción.

Entre la amplia variedad de tecnologías inalámbricas para conectar un producto a internet, es necesario considerar distintos factores para poder comparar ventajas y fundamentalmente obtener las prestaciones más óptimas con los recursos tecnológicos que se incorporen.

Tomando estos conceptos, LoRa, es una tecnología con altas prestaciones. Se trata de uno de los avances que más se adapta a los requerimientos actuales que demandan la ganadería y la agricultura de precisión.

LoRa se presenta como una de las opciones con más ventajas para solucionar diversos problemas de interconexión punto a punto. Ocurre que en donde la cobertura de comunicaciones es escasa o incluso inexistente y donde no siempre hay acceso a la energía eléctrica, las tecnologías que pueden ayudar a sobrellevar estas carencias son bienvenidas.

Una opción que se acerca

Esta es la tecnología LoRA. Es un método innovador flexible, que permite conexiones punto a punto (P2P) o máquina a máquina. Además admite generar conexiones entre sensores o crear redes de internet de las cosas IoT, donde NO se requiera transferir voz o video y tiene un alto desempeño para tracking de vehículos, animales o personas.

“LoRa está pensado para aplicaciones de baja potencia, pero de largo alcance y bajo consumo; y esto la hace una tecnología barata y fácil de implementar”, advierten desde INTA, organismo que ya lo esta incorporando en su trabajo cotidiano.

Tiene un rango de más de 15 kilómetros y una capacidad de hasta 1 millón de nodos. La combinación de baja potencia y largo alcance limita la velocidad de datos máxima a 50 kilobits por segundo.

Tecnología LoRa
En el marco del proyecto Ganadería de Precisión se contempla este desarrollo y en cada tecnología en evaluación emerge con más fuerza el requerimiento de contar con esta infraestructura que permitiría a las sedes INTA hacer sus pruebas de desarrollo.

Antenas INTA y beneficios en producción

INTA Anguil está por instalar dos nuevas antenas LoRa. Lo hace mediante un trabajo conjunto con la Dirección General de Sistemas de Información, Comunicación y Procesos DG SICyP y el proyecto estructural de Ganadería de Precisión.

Sin embargo, este no es el único plan de inversión de datos LoRa del organismo. Estas antenas se suman a los anteriores tres puntos que ya se disponen en Chamical (La Rioja), Balcarce (Buenos Aires) y otro en Anguil (La Pampa).

“La tecnología LoRa soluciona tanto el alcance de la red, como la falta de energía eléctrica. Es que permite comunicar dispositivos hasta 30 kilómetros en campo abierto, con un mínimo consumo de energía en los nodos remotos”, aseguran los usuarios.

¿Cual es el objetivo del INTA?

Esta instalación permite el armado de una red local con el objetivo de facilitar todo el proceso de investigación. La misma se convertirá de este modo en un punto demostrativo de los desarrollos de Ganadería de Precisión que se están llevando a cabo.

La triangulación de conexión permite cubrir 10 km a la redonda de cada Gateway instalado, para dar soporte de datos a distintas líneas de investigación y trabajo del proyecto. Los mismos son  los comederos inteligentes en Anguil, las balanzas al paso en Anguil, en Balcarce y en La Rioja; y además los collares GPS en Catamarca y La Rioja.

Tecnología LoRa
El inicio de pruebas entre unidades de INTA, es el escenario ideal para conseguir experiencia y know how no sólo para la utilización en la propia institución, sino para brindar asesoramiento y capacitaciones a técnicos externos y a productores.

“Estos productos generan datos que son necesarios registrar y procesar, generando información de calidad para la toma de decisiones”, insisten los especialistas. El potencial que se suma con estas opciones de conexión abren nuevas posibilidades para el desarrollo de dispositivos tecnológicos que faciliten y agilicen las labores de los productores ganaderos, sin impedimentos para cualquier escala productiva.

El ABC Rural