Suelo y manejo de cultivos: jornada en el campo experimental de Bayer en Pergamino

suelo y manejo de cultivos
Durante la recorrida a campo se mostró la descripción del perfil del suelo, sus factores formadores, y cómo ese perfil funciona respecto a la dinámica del agua, aire y desarrollo radicular.

Ayer, martes 11 de febrero, en el campo experimental de Bayer, ubicado a pocos kilómetros de la ciudad de Pergamino, Buenos Aires, la compañía junto a la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Norte de Buenos Aires (Aianba) e INTA, organizaron una jornada a campo sobre suelo y manejo de cultivos.

Bajo el lema “Una mirada desde el suelo al manejo de cultivos”, el objetivo del encuentro fue convocar a profesionales de la zona para discutir aspectos técnicos que van desde el suelo hacia el cultivo.

Suelo y manejo de cultivos
Alberto Peper del área de comparación de sistemas agronómicos y sustentabilidad de Bayer.

“Se trata de ver cómo las condiciones y desarrollo del suelo afectan al cultivo, y cuáles serían las prácticas de manejos más adecuadas para incrementar rendimientos, y bajar la variabilidad de esos rendimientos en forma sustentable, disminuyendo el impacto de las prácticas agronómicas hacia el ambiente”, indicó Alberto Peper del área de comparación de sistemas agronómicos y sustentabilidad de Bayer, en diálogo con El ABC Rural.

Suelo y manejo de cultivos
Durante una de las tres paradas técnicas a campo, Peper se refirió a la intensificación de cultivos para aumentar su productividad, a partir de la integración con cultivos de cobertura en soja y maíz.

“Por eso mostramos la descripción del perfil del suelo, sus factores formadores, y cómo ese perfil funciona respecto a la dinámica del agua, aire y desarrollo radicular”, destacó.

Intensificación de cultivos para aumentar su productividad

Durante el recorrido por el campo experimental de Bayer, donde se habló sobre suelo y manejo de cultivos, hubo tres paradas técnicas: primero Andrés Llovet y luego Javier Elisei, ambos especialistas del INTA Pergamino, hablaron de la condición física del suelo.

En tanto, Peper se refirió a la intensificación de cultivos para aumentar su productividad, a partir de la integración con cultivos de cobertura en soja y maíz.

“De esta manera se logra mayor sustentabilidad para el sistema productivo, a partir de una mayor fertilidad de los suelos, mejorándose muchísimo la respuesta en la interacción nitrógeno-fósforo necesario para el cultivo”, manifestó el técnico de Bayer.

“En la zona núcleo productora, tenemos suelos con la suficiente capacidad para producir altos rendimientos de cultivos sin descanso, porque cuando más activo se encuentra el suelo, mayor es su capacidad de producción”, remarcó.

Suelo y manejo de cultivos
La jornada organizada por Bayer, Aianba e INTA, convocó a buen número de técnicos de la zona de Pergamino.

“El suelo es un ser vivo y hay que mantenerlo nutrido”

En ese sentido, el entrevistado explicó que “el suelo es un ser vivo y, como tal, hay que mantenerlo nutrido, y la mejor forma es que tenga buenas raíces y, en todo momento, organismos trabajando, ya que un organismo es más vivo cuando más vivo está, y en el caso del suelo es cuando más organismos están viviendo y trabajando en él”.

Peper resumió que “la intensificación sustentable, significa aprovechar todos los recursos que tenemos en cuanto a sucesiones de cultivos, que le permitan al suelo contar con especies que estén creciendo en él la mayor parte del tiempo, y con una utilización racional de insumos que nos permita incrementar rendimientos”.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí