Suba de los combustibles impacta de forma directa en el agro

El Gobierno oficializó las subas en el impuesto a los combustibles y podría haber incrementos escalonados desde diciembre para compensar el 15% de retraso luego del congelamiento. Esta situación impactará claramente en el sector agropecuario, con eje central en los contratistas.

combustibles
El combustible es el principal insumo de los contratistas y es el elemento indispensable a analizar a la hora de detallar las tarifas de las labores.

Durante el último fin de semana (1° de noviembre), las petroleras aplicaron aumentos del 5% a los precios de los combustibles, luego de la autorización del Gobierno, ya que los precios habían sido “congelados” hasta el 14 de noviembre.

Sin embargo, esa suba no fue suficiente para compensar el atraso, que las empresas del sector estiman que ronda el 20%.

Este lunes 4, a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial, el Gobierno resolvió aplicar el incremento al impuesto a los combustibles líquidos que venía siendo postergado desde mayo.

Desde el 1° de septiembre y hasta el 31 de octubre se deberán mantener los montos del impuesto que correspondan al 31 de agosto de 2019. A partir del 1° de noviembre, se deberá considerar el incremento total en los montos.

Uno de los sectores donde más impacta esta medida, es el de los contratistas de maquinarias agrícolas y por ende eso repercute en todo el agro, ya que el 70% de las labores de siembra y el 90% de las cosechas que se efectúan en los campos argentinos, se realiza a través de los contratistas.

En ese sentido, el gerente de la Federación Argentina de Contratistas de Maquinarias Agrícolas (Facma), Norberto Ferrucci, indicó a El ABC Rural, que la situación del contratista es “grave desde lo económico”, y el incremento del precio del gasoil “acelera su retroceso ya que es el insumo que representa más del 30% de sus costos”.

La inflación y su exterminio

“En todos los gobiernos hubo un desmanejo de la gestión, la inflación es generada por el gasto público del mismo Estado, con lo cual no hay salvación a esta situación”, mencionó, resignado, Ferrucci.

Desde la entidad que agrupa a la gran masa de contratistas rurales, aseguran que hay complicaciones con el armado de las listas tarifarias, debido al constante movimiento de los precios, no solo de combustible, sino también de repuestos, mano de obra y otros insumos.

“Tenemos el 63% de costo fijo operativo que se incrementa semana tras semana por la inflación y el aumento del dólar”, agregó Ferrucci.

combustibles

Norberto Ferrucci, representante de la Federación Argentina de Contratistas de Maquinarias Agrícolas.

Además, mencionó que “tenemos el 25% del costo que debe ser destinado a la amortización para poder renovar maquinarias cada diez años y el 17% a la utilidad, aspectos que hace tiempo no se pueden derivar porque se los come la inflación”.

Destacando este aspecto, el integrante de Facma explicó que las condiciones existentes no permiten que el contratista pueda cambiar sus equipos, sobre todo por la carencia de créditos blandos.

“El interés que ofrecen los bancos hace imposible renovar equipos, lo que nos genera una pérdida en las actualizaciones permanentes que debemos hacer”, aseveró.

Las listas orientativas

En las listas de tarifas orientativas que diseña la entidad y publica a través de su página web para los socios de todo el país, se observan los costos relacionados al servicio de las labores. Allí el gasoil se ubica como uno de los componentes principales para determinar el costo del trabajo.

Por esa razón, desde la Federación, instan a los socios a trasladar el porcentaje de incremento del combustible al valor de sus trabajos a medida que se autoricen aumentos en este insumo.

“En las listas están los porcentajes participativos de cada ítem, si los combustibles aumentan un 5%, ese porcentaje se le suma solo a lo establecido para el gasoil dentro del costo operativo”, explicó Ferrucci.

Esta modalidad le sirve de referencia a todos los contratistas del país para determinar el valor de sus labores en los establecimientos agricolas.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí