Sorpresa: contratistas encontraron un cohete espacial mientras cosechaban trigo

Sucedió en un campo triguero de la localidad bonaerense de Lobería. Allí dos contratistas agrícolas fueron sorprendidos por parte de un cohete espacial en el medio del lote. Vaya que sorpresa....

cohete espacial
Los contratistas que localizaron el cohete son socios desde hace muchos años. Nunca imaginaron que su fama de buenos cosechadores se profundizaría por esta noticia.

No hay dudas que el campo cada día nos sorprende más. Esta vez, los más asombrados fueron Matías Schmidt y Santiago Ucci, dos contratistas agrícolas que se encontraban cosechando un lote de trigo en la zona rural de Lobería, Buenos Aires.

Es verdad que el operario de una cosechadora, debe estar siempre atento a que frente a la máquina aparezcan animales, algún elemento de una maquinaria agrícola perdido en la siembra, entre otros objetos. Pero nunca imaginaron que se toparían con un cohete espacial.

“Fue una locura, nunca me pasó algo así. Si bien Matías no se lo tragó de milagro, yo arriba de mi cosechadora lo pasé por encima. Después nos enteramos que esa empresa dueña del cohete lo andaba buscando desde hacía más de dos semanas y no lo podía encontrar y que incluso contrataron avionetas para buscarlo”, contó Ucci a La Nación.

Pudo haber sido peor

El elemento cayó en tierra de la estancia La Mora hace unos meses por lo que se pudo divisar. Ucci contó que el objeto que cayó dejó un cráter enorme en la tierra. “El impacto fue impresionante, había un contorno de tres metros que se quemó y el suelo estaba pelado. Luego nos enteramos que el cohete medía más de tres metros”, relató.

Según el contratista, fue una desgracia con suerte. “Gracias a Dios cayó hace un tiempo, cuando el trigo todavía estaba verde, sino hubiese sido un desastre: se hubiera prendido fuego todo el lote. Pero más fortuna tuvo porque si hubiese caído en un poblado, hubiera sido una fatalidad. En línea recta, Necochea está a solo 20 kilómetros de donde fueron encontrados las distintas partes del objeto”, detalló.

El cohete Aventura I cayó en medio de un lote de trigo y según describieron produjo un cráter y quemó parte del cultivo.

¿De donde provenía el cohete?

El cohete encontrado fue el Aventura I, la línea de cohetes principal de la empresa Tlon Space, dedicada a la puesta en órbita de nanosatélites.  Según describieron en la firma, cuenta con dos etapas de desarme, un diámetro de 0.352 metros y una capacidad de carga de hasta 25 kilos.

Tlon Space había hecho una prueba hacía dos meses pero la misma no fue exitosa por un error en las configuraciones. Según los cálculos realizados por los técnicos, realizó un recorrido de casi 20 kilómetros y se desarmó entre la estancia La Mora y el campo lindero.

Para la empresa resultaba primordial encontrarlo, ya que servía como evidencia para los próximos despegues. Tanto es así que durante dos meses enviaron una avioneta para rastrear los restos del cohete, pero la densidad de las pasturas tapó cualquier indicio. (La Nación)

El ABC Rural