Se prolonga la histórica y prolongada bajante del río Paraná

La bajante se hace notar nuevamente y se manifestó como la más importante de los últimos 50 años. En Santa Fe, Paraná y Rosario, el río está por debajo de los 60 cm. Este viernes se registran 54 cm de agua en el puerto de Santa Fe, 22 cm en Paraná y 31 cm en Rosario. El INA pronostica que en las próximas semanas el nivel no superará el metro y que las condiciones continuarán desfavorables.

Bajante del río Paraná
Así se ve el rio Paraná desde la rambla de La Florida, en Rosario.

La extraordinaria  bajante del río Paraná no da tregua y en las últimas semanas el nivel se mantuvo por debajo del metro en el puerto santafesino. Este viernes, el hidrómetro del puerto de Santa Fe midió 54 centímetros, una de las marcas más bajas del año, solo 6 cm por encima del nivel más bajo de los últimos 50 años (48 cm el 21 de mayo).

Mientras, en la costa opuesta, en Paraná miden solo 22 centímetros, en tanto que Rosario registra 31 centímetros de altura, de acuerdo a los datos proporcionados en tiempo real por Prefectura Naval.

Las provincias del Litoral están pidiendo que se liberen flujos de agua desde la represa de Itaipú, porque no solo está afectando el curso central del río Paraná, sino también afecta la provisión de agua en distintas zonas urbanas.

Las perspectivas por la falta de lluvias, a corto plazo, siguen siendo desfavorables. Por otra parte, los buques, desde Rosario, están saliendo con 8 mil toneladas menos en comparación a lo que cargan normalmente, debido a la baja de la cota de altura.

Bajante del río Paraná
En el puerto de Santa Fe el agua del rio Paraná midió 54 cms.

Pronóstico desfavorable

El martes último, el Instituto Nacional del Agua (INA) emitió su pronóstico para las próximas dos semanas y no prevé grandes modificaciones en los niveles. Tal es así que para el 24 de noviembre estiman 60 cm en Santa Fe y para el comienzo de diciembre, el nivel oscilaría los 74 cm.

“La evolución de los caudales provenientes de las altas cuencas dependerá fuertemente de las lluvias sobre las áreas de respuesta hidrológica más rápida. La perspectiva de corto plazo sigue siendo desfavorable. No se espera eventos que puedan aliviar sensiblemente la situación de escasez y bajante que predomina en la región”, destaca el comunicado del INA.

Este viernes, el hidrómetro del puerto de Santa Fe midió 54 centímetros, una de las marcas más bajas del año, solo 6 cm por encima del nivel más bajo de los últimos 50 años.

Además, indican que la tendencia climática “con horizonte en el 31/ene/2021 sigue siendo desfavorable. No permite esperar una recuperación franca en los próximos tres meses”.

Por este panorama, y como se viene gestionando desde las autoridades nacionales, “las conversaciones formales con los países vecinos se han mantenido, concentrando la atención en el caudal en el río Paraná y especialmente en los niveles frente a las tomas de agua urbanas”, informaron desde el INA.

Agua más clara y verdosa, ¿por qué?

En su larga extensión, la cuenca del Paraná Medio dejó al descubierto cientos de bancos de arena, que evidencian espacios nunca antes experimentados por quienes navegan sus aguas.

Al mismo tiempo, el tono marrón oscuro característico del río (dado por la influencia de los sedimentos que corren río abajo desde el río Bermejo) ahora no se nota por la escasa fluidez del agua y en varios sectores el río se torna más transparente.

Bajante del río Paraná
Sin la afluencia de las aguas barrosas del rio Bermejo, en algunas zonas quietas, el agua del Paraná se ve más transparente.

En estos últimos días quienes nadaron o navegaron el Paraná en la zona rosarina advierten un tono diferente. El secretario de Deporte y Turismo de Rosario, Adrián Ghiglione explicó las razones.

“La bajante del río Bermejo que tiene agua amarronada y barrosa, al ser afluente del Paraná y no llegar, hace que su agua se vea más verde y en algunas zonas quietas, más transparente”, indicó el funcionario.

Paraná pide intervención internacional para evitar problemas de suministro

El intendente de Paraná, Adán Bahl, elevó una misiva al jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero para que interceda, ante el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Cultos, y por su intermedio, al Comité Interjurisdiccional de la Cuenca del Plata, para que se tomen medidas paliativas de la situación provocada por la histórica y prolongada crisis hídrica.

Aspecto del rio frente a la Costanera, en la ciudad entrerriana de Paraná.

“El pedido formalizado hoy insta para que se dispongan las medidas ya concretadas meses atrás entre Argentina, Paraguay y Brasil, para garantizar el caudal a lo largo de todo el curso del río Paraná, especialmente en los niveles frente a las tomas de agua urbanas, con la liberación de flujos desde la represa de Itaipú”, informaron desde la Municipalidad de Paraná.

“Esta situación trae gravísimos inconvenientes con las bombas tomadoras de agua cruda para proveer de agua potable a toda la ciudad”, advirtió el Intendente de Paraná.

La nota del jefe comunal describe los problemas económicos, ambientales y sanitarios ocasionados por una altura ayer de 26 centímetros frente al Puerto Nuevo y una estimación del Instituto Nacional del Agua (INA), de 10 centímetros para fin de mes. (N. de la R.: De hecho, hoy viernes 20 el registro es de 22 cm)

“Esta situación trae gravísimos inconvenientes con las bombas tomadoras de agua cruda para proveer de agua potable a toda la ciudad”, advirtió el Intendente de Paraná.

“La permanencia sostenida de estos niveles históricos pone en riesgo a la infraestructura de captación, debido a que se encuentra trabajando sobreexigida”, apunta la nota, en referencia al extenso período de aguas en niveles excepcionalmente bajos.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí