Se agrava la sequía en el Chaco y amenaza la producción

La falta de lluvias, las heladas intensas, los fuertes vientos del sur que secan la humedad y del norte que propician los incendios, se han convertido en una amenaza para los rindes de la producción primaria, afectando también a la ganadería y a la horticultura.

chaco sequía

La sequia por falta de lluvias en el Chaco agrava la actividad agropecuaria en prácticamente todo el territorio provincial y el Ministerio de Producción evalúa que “esto podría llevar a una menor área de siembra de algunos cultivos y a la mortandad de animales”.

“Esto afecta con más intensidad a los departamentos General Güemes y Almirante Brown, en el norte de la provincia; y 9 de Julio, Chacabuco, 2 de Abril y Santa María de Oro, en el sudoeste”, dijo a Télam la subsecretaria de Agricultura, Flavia Francescutti.

La funcionaria señaló que “hace muchos años que no atravesamos una sequía de tantos meses”, y que “en enero y febrero de este año hubo excesos hídricos en la zona del sudoeste provincial, mientras que en el norte de la provincia los registros de lluvias importantes son de noviembre del año pasado”.

Pronostican escasas lluvias

En relación con las posibilidades de lluvias en el transcurso de este mes, señaló que “las previsiones meteorológicas indican que pueden producirse algunas lluvias de muy escaso milimetraje, que posiblemente puedan pasar desapercibidas. A veces los productores dicen que ‘es preferible que llueva mucho a que no llueva nada”.

La funcionaria estimó que frente a este panorama “se redujo las hectáreas sembradas de girasol porque estamos llegando a 50.000 hectáreas, cuando en otros años de ciclos de lluvias normales se alcanza una superficie de siembra de entre 200.000 y 250.000 hectáreas”.

También la ganadería afectada

A su vez, la funcionaria señaló que el sector ganadero también se ve afectado porque “al haber escasez de alimentos y de agua” esto “produce la mortandad de animales, pero también el retraso en la preñez, en la parición o menor peso del ternero al nacer”.

chaco sequía
En el caso de la cría, las vacas vienen de un año de sequía, por lo que  el estado corporal no es el adecuado, señalaron productores ganaderos de General San Martín. Mostraron preocupación porque esas vacas van a parir y ya no tienen suficiente comida para la parte de lactancia y tampoco para sostenerse ellas. (Foto: Norte)

“Estamos muy preocupados, las lluvias que se necesitan en las actividades agrícolas y ganaderas empezarían en octubre, de acuerdo con diversos pronósticos meteorológicos, y la situación es alarmante en la que el gobierno está abocado a la distribución de agua para consumo humano y de animales junto a forrajes”, remarcó.

Testimonios

“Es muy triste ver estas cosas, acá en el norte no hay una gota de agua… los chivos no se retiran de los ranchos esperando que le den una gota de agua”, cuenta a Norte Rural Diego Katona, luego de recorrer los campos al norte de Los Frentones y describir la situación que se vive.

“Anoche, cerca de la 82, tuvimos un gran incendio, y quemó postes de luz también”, indico Mónica Lardone, que tiene su predio rural casi cercano a la ruta provincial Juana Azurduy.

Desde la zona Machagai, el productor ganadero Eduardo Fredy Billa dijo que “es un desastre por la falta de pasto y agua”, indicando que “estamos muy mal, las napas flaquean”.

Mientras crece la demanda de rollos de alfalfa para garantizar la alimentación de la ganadería, hay preocupación porque “otra vez hace frio y no hubo lluvias”.

Dice el productor que “aquí no queda más agua en los bajos y las represas grandes ya están al límite. Si no llueve, solo 30 días más podremos aguantar”, señaló.

Fuentes: Agencia Télam; Norte Rural.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí