¿Sabía que cada día el sector quesero deja sin procesar 5 millones de litros de suero?

La reutilización del lactosuero, es un problema generalizado en las pymes lácteas. La pregunta es qué hacer con ese excedente. Buscan soluciones alternativas que sean viables para Pymes.

Las tecnologías de aprovechamiento de suero disponibles hoy en día en el mercado, no están al alcance de las pequeñas e incluso medianas empresas lácteas, ya que requieren el manejo de grandes volúmenes y una gran inversión en equipamiento.

 

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación cuenta con el programa Enfocar.Te desde donde se lanzó un concurso de Ideas-Problemas para el sector de la Industria Láctea. En la presentación de un trabajo relacionado con las alternativas para su reutilización, algunos especialistas destacaron que las tecnologías de aprovechamiento de suero disponibles hoy en día en el mercado, no están al alcance de las pequeñas, e incluso medianas industrias lácteas. ¿Qué hacer entonces con los 5 millones de litros de suero diarios que no se procesan?.

Según publicó en su sitio web la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel) la idea a analizar fue presentada por las firmas Capilla del Señor, Lácteos Savaz y Rocío del Campo.

En el análisis de los casos se ponderó fuertemente si el problema demandaba o no un desarrollo tecnológico y si era viable lograr una solución en el mediano plazo.
La bioquímica Mariela Zampatti, del Departamento de Desarrollo de Procesos del INTI, explicó que “el sector quesero argentino produce, como subproducto de la elaboración de quesos, aproximadamente 11.000.000 litros de suero por día, de los cuales sólo el 45% es procesado para la obtención de productos de con valor agregado, principalmente por grandes empresas. El 55% restante es utilizado para alimentación animal o bien vertido como efluente líquido, causando serios problemas de contaminación ambiental”.

La profesional explicó que esta situación se debe, principalmente, a que las tecnologías de aprovechamiento de suero disponibles hoy en día en el mercado, no están al alcance de las pequeñas e incluso medianas empresas lácteas, ya que requieren el manejo de grandes volúmenes y una gran inversión en equipamiento; esto las hace económicamente inviables. Ante esta realidad, propuso continuar buscando alternativas tecnológicas de procesamiento de suero, aplicables a este segmento productivo, con soluciones adecuadas a los volúmenes de producción de este tipo de empresas, y con una mirada integral, donde además de lo técnico también se tengan en cuenta aspectos económicos, sociales y ambientales.

Un subproducto revalorizado

La doctora Martha Susana Núñez, en tanto, bioquímica en el Laboratorio Experimental de Alimentos de Cerela-Conicet, consideró que “el lactosuero está hoy muy revalorizado por su elevado valor nutricional, sobre todo en aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales, que le otorgan propiedades funcionales”.

El lactosuero es una excelente materia prima para obtener diferentes productos a nivel industrial o como medio de formulación en procesos fermentativos.

Indicó la experta que por esta razón las grandes industrias alimenticias ya lo utilizan como una excelente materia prima para obtener diferentes productos a nivel industrial o como medio de formulación en procesos fermentativos. Dentro de estos productos están ácidos orgánicos, productos de panadería, bebidas para deportistas, alcoholes, bebidas fermentadas, gomas, empaques biodegradables sustancias inhibidoras de crecimiento, proteína unicelular, exopolisacáridos, concentrados proteicos, etcétera.

Las Pymes lo tiran

Pero misma doctora Núñez explicó que la pequeña y mediana industria aún lo considera un elemento no deseable, de escaso interés y por lo general proceden a la práctica común que es sencillamente verterlo en los cursos de agua, resultando muy perjudicial desde el punto de vista ambiental por los problemas de contaminación que se generan.

“Una práctica menos perjudicial, de uso muy frecuente –dijo- es su suministro a terneros o cerdos para complementar su alimentación, pero estas soluciones no son suficientes para afrontar el problema de la eliminación del suero”.

En nuestro país se están aplicando restricciones legales a la contaminación ambiental y la eliminación de suero es muy cuestionada. En ese contexto es fundamental implementar sistemas de gestión que conjuguen el aprovechamiento integral del lactosuero posibilitando llevar a cabo procesos más eficientes, tecnologías más limpias y mayor rentabilidad.

Según el informe de Apymel, se deben investigar mecanismos que permitan procesar el lactosuero, ya sea disponiendo de instalaciones propias, por ejemplo biorreactores con productos específicos que influyan positivamente en los rendimientos productivos o bien encarar en forma asociativa el desarrollo de nuevas tecnológica.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here